De excesos verbales y cosas que me constan

1
929

Luis Sordo
De “terrorismo laboral” acaba de definir el PSOE llanisco el trato que mantiene el cuatripartito (Foro, Vecinos, Partido Popular, Izquierda Unida) para con los empleados municipales.

Sobra lo de “terrorismo laboral”. Esas expresiones no hacen la mayoría de las veces sino conseguir que el comentario se quede en el titular y se difumine la información que se quiere dar. O que vaya quedando sólo el poso de la gracieta del “terrorismo laboral” cuando lo que más importa es que quede lo que se quiso denunciar.

Se equivocó ahí, en mi humilde opinión, el PSOE.

Me constan como ciertos “los gritos, los portazos, las discusiones, las circulares y comunicados internos o las amenazas de algún concejal”.

Me consta como cierta la amenaza “con un expediente a una trabajadora por solicitar el auxilio de su jefe de servicio tras un desencuentro con el alcalde y que ha acabado en serios problemas de salud y baja laboral”.

Me constan más cosas que el PSOE no denuncia y evidencian malestar en la plantilla. En no toda, eso sí. Hay otra parte que está encantada con el cambio.

También me consta que cuando gobernó el PSOE hubo emplead@s que sufrieron también persecución. Hay hasta sentencias en algunos casos.

En definitiva, constato la mala costumbre entre los políticos (que no son otra cosa que personas que van y vienen, según el fervor o el frío del voto ciudadano) de tomar como rehenes a los empleados municipales.

Que son quienes, en realidad, les sacan las castañas del fuego no pocas veces al cabo del día.

1 Comentario

  1. Nos costa hasta que hace 12 años se contrataron detectives privados para espiar a los delegados sindicales de la Policía Local. De acuerdo contigo en todo Luis.

Dejar respuesta