Los ganaderos de Parres acceden al saneamiento extraordinario de su cabaña ganadera

0
668

Los ganaderos de Parres han accedido, al fin, a que su cabaña ganadera sea sometida a un saneamiento extraordinario por parte de los veterinarios del Gobierno del Principado de Asturias. Lo hacen después de haber mantenido una reunión con el director general de Agroganadería, Ibo Álvarez, en donde exigieron una serie de medidas para atajar la problemática que asedia al censo ganadero del concejo de Parres.

«Hemos accedido al saneamiento, pero ha habido una contrapartida», reconocen. «Desde del Gobierno se han comprometido a que el calibre del análisis no sea determinante» una vez pinchada la res a analizar. Es decir, no sólo tendrán que atenerse a unos valores numéricos que certifican la existencia de tuberculina, sino que el animal tendrá que manifestar síntomas de la enfermedad tales como hinchazón, costra en la zona del pinchazo o dolores en determinados puntos. En principio, podrían paliarse así algunos falsos positivos, otra demanda de los ganaderos que han visto cómo matan a su cabaña para demostrarse, a continuación, que no estaba enferma.

Además, explican, «desde la Consejería se ha reconocido por primera vez que el jabalí es portador de la enfermedad» con lo que podría ser el primer paso para atajar la problemática, aunque el debate ahora alcanzará otras dimensiones habida cuenta de la disyuntiva que plantea la reducción poblacional de la fauna salvaje. Por el momento, se consuelan, «en la zona del Sueve ya se ha subido el cupo de caza de jabalíes a ocho ejemplares» y esta misma tarde habrá una reunión en Arriondas para proponer al coto de caza de la Parraguesa para que también aumente su cupo.

 

 

 

Dejar respuesta