La asociación nacional de animales ANADEL denuncia ante SEPRONA las «irregularidades» en la muerte a tiros de cabras

1
1434

La Asociación Nacional Animales con Derechos y Libertad ANADEL ha emitido una nota de prensa en la que informa de la interposición de una denuncia por la batida de cabras efectuada en el concejo de Cabrales.

En la denuncia, cursada ante efectivos de SEPRONA de la Guardia Civil de Vegadeo, ANADEL hace constar «posibles irregularidades en la toma de decisión del desafortunado final de estos animales, entre ellas, la no comunicación de la misma al Ayuntamiento de Cabrales hasta una vez consumados los hechos, impidiendo así la preceptiva colocación de bandos municipales informativos a los posibles dueños, por si deseasen reclamarlas».

Del mismo modo, llaman la atención del «oscurantismo con que está siendo informado este asunto por parte de la Administración, tanto en cuanto a la autoría del hecho, como a su motivación y fundamentación legal, ya que, como se señala en la denuncia, estas actuaciones están sujetas por decreto a emisión de resolución que las justifique y protocolo de actuación, extremo que tampoco ha sido confirmado por parte de las autoridades competentes».

Desde diversas fuentes, recuerdan, «se señala a la propia Guardería de Recursos Naturales del Principado de Asturias como autores materiales de la batida, extremo que no ha sido confirmado aún y sobre el que ANADEL solicita se asuma responsabilidad a la mayor brevedad posible, ya que resulta del todo intolerable esta forma de actuar para un cuerpo de servicio público destinado, además, a proteger el patrimonio natural de todos los asturianos».

Desde el colectivo, «creemos que la batida fue realizada esgrimiendo como argumento la seguridad vial». Sin embargo, dicen «aún si así fuera es evidente que en ese sentido habría causado el efecto contrario, ya que, al no efectuarse la recogida de los cadáveres, los animales carroñeros están esparciendo sus restos incluso en las propias carreteras, con el consiguiente peligro para la seguridad de los conductores»

No existe, además, según se señala en la denuncia, «constancia acerca del tipo de munición empleada». De ser plomo, dicen, «especies protegidas como el buitre, estarían ingiriendo veneno, lo cual puede ser constitutivo de delito contra fauna amenazada, por todo ello, se exige en la denuncia presentada, sean investigados tales extremos».

Desde ANADEL «mostramos nuestro más profundo malestar por el destino final de estos animales que, una vez amansados, no sólo han sido abandonados a su suerte en el medio por parte de sus dueños, sino condenados a muerte, existiendo alternativas menos agresivas y más éticas, señaladas en el la Ley de Ordenación Agraria y Desarrollo Rural del Principado de Asturias». Según dicha norma, «el protocolo establecido es claro: propone la aprehensión de los animales por parte de la Administración, su anuncio público para posible reclamación, su saneamiento y su posterior subasta pública entre los ganaderos del lugar. Sólo se admitiría su sacrificio si por circunstancias extraordinarias el saneamiento no pudiese llevarse a cabo con éxito. No habiendo realizado ninguno de estos pasos, no podemos sino condenar la actuación, cruel e inadecuada hasta el absurdo, y exigir que se investiguen todas las circunstancias del suceso así como la asunción de responsabilidades por parte de la Administración, para que hechos semejantes no vuelvan a repetirse», concluyen.

1 Comentario

  1. Pues a ver si ANADEL consigue parar st horror y q los «bestias» sean desarmadas,nada más peligroso q un » malo armado» y si encima s tonto, el peligro s doble.

Dejar respuesta