Aldeanas y porruanos

4
1586

Acabo de toparme con artículo que escribí hace unos años sobre nuestra indumentaria, y puesto que ya se ha solicitado la declaración de BIC para la misma, y que las fiestas están llamando a las puertas de todo el concejo, me atrevo a dar mi humilde opinión sobre cómo vestirse. Nadie discute que hoy existen una gran calidad y variedad en los trajes. Pero lo que prima a la hora de vestirse sigue siendo la cantidad, en detrimento de la calidad. Cuántas más aldeanas y porruanos mejor. ¿Qué van mal vestidos? Y ¿eso a quien le importa? Da igual, total ¡qué más da! Pues no señores, no da igual. Las aldeanas deben ir con medias, y si repasan las fotos antiguas verán que todas las llevan. No es un accesorio opcional como se dice, sino otra pieza más, tan indispensable como el resto. ¿Por qué en las tiendas de trajes de aldeanas no recomiendan su uso, y ni siquiera las venden? No me digan que es difícil, pues hoy la moda nos inunda con modelos estupendos para nuestro traje.

Ahora los zapatos, ahí está lo mejor. ¿Qué no tengo zapatos? Da igual, total me pongo unas alpargatas negras y voy estupenda, de “aldeana típica”. Además es muy fácil encontrarlas, las medias no. Pues no. Es cierto que nuestro traje se denomina de aldeana, pero de sencillo tiene muy poco. Es un traje rico, lujoso y merece unos zapatos acordes a su rango. O ¿es que cuando vamos a una fiesta, boda, cena y demás nos ponemos unas alpargatas? No, ¿verdad? Nos calzamos unos zapatos para a la ocasión ¿Por qué no lo hacemos con nuestro traje? Que conste que no es un alegato en contra de la noble alpargata, la cual es estupenda, original, cómoda, divertida y española. Pero nunca se usó con el traje de aldeana, insisto vean fotografías antiguas ¿Alguna alpargata negra? No, zapatos y no de cordones precisamente, sino escotados y adornados con lazos o hebillas.

Ahora el pañuelo, muy bien puesto casi todos. Pero ¡ay, el peinado! Rizos que se escapan, mechones sobre la cara, cortes modernísimos, mechas ideales, y el pañuelo repicau como un sombrero ¿Qué nos pasa? ¿Es tan difícil llevar unas horas un peinado diferente al habitual? ¿No lo hacemos otras veces? ¿Por qué no cuando nos vestimos?

Aderezos, bueno aquí ya empieza el mercadillo, dicho con todo el respeto, pues soy habitual fan cada martes. Los corales y azabaches son caros y mucho, desde luego, pero existen imitaciones estupendas en tiendas de la villa, no hace falta irse lejos, sólo preocuparse un poquito. Porque empeñarse en ponerse una retahíla de bolas de colorines, ídolos aztecas, perlas, brillantes, collares de caracolas, etc. O ¿una mezcolanza de colores? turquesa con corales, con perlas, con brillos etc. Es mucho más sencillo. El coral es lo típico, y se puede mezclar con dorado o plata. El azabache lo mismo. Y si no otra opción sería combinar el justillo con los collares, pero nunca mezclar colorines, es un consejo. Les propongo que cuando vean unos pendientes o collares apropiados, los compren y los guarden en una cajita, poco a poco tendrán un aderezo idóneo para el traje. No cuesta mucho, es cuestión de preocuparse un poco. Y no le echen la culpa a fulanita o menganita que es de fuera y no lo sabe, otras con supuesta solera llanisca tampoco lo hacen, y digo “supuesta” porque no prestan atención a cómo vestirse, y no será porque no lo sepan. Y aquí como todo, menos es más: pero este menos no quiere decir que se vaya sin collares, eso no es vestirse de aldeana. Se puede ir sencilla, pero con sus collares, vean fotografías de antaño, ahí está la clave.

Ahora le toca el turno a nuestros porruanos. Innovan menos ¡menos mal! Pero las corizas se han convertido en deportivas, total me duelen los pies ¡qué más da! Lo mismo, no da igual, en absoluto. ¿Se imaginan a un valenciano, riojano o cualquier otro con ese calzado? ¿Lo han visto? No, verdad. Pues nada si te duelen los pies, al podólogo, pero respeta el traje de porruano. En cuanto a la variedad de gafas de sol, indescriptible, muy bonitas sí, y a la última, pero ¿han visto a Pancho el barrileru con ellas? O ¿a nuestro querido e inolvidable gaitero Ignacio Noriega con gafas de sol? Sean buenos nuestros porruanos y nos dejen ver esos ojazos que esconden tras las gafas de sol…

Y para las que se escudan en quitarse piezas del traje, porque pesa y da mucho calor. Que no me digan nada. Sé muy bien lo que es desde los siete meses que me vistieron por primera vez para La Magdalena. Donde nos vestimos, no unas horas, sino dos días, repito dos días, mejor dicho: una tarde y una mañana, lo que supone un día completo. E incluso algunas lo llevan día y medio. Y les aseguro que la NASA no nos hace un traje especial que no pese. Así que sé lo que digo. Si no aguantas el traje, mejor te lo quitas y te pones cómoda, pero no le mutiles poco a poco. Respétalo y úsalo con todas sus piezas.

Algunos podrán decirme que quien soy para hacer estas críticas. Tiene razón, no soy nadie es sólo una opinión. Nuestros trajes merecen respeto. Para disfrazarnos ya tenemos el antroxu. Ahora los llaniscos debemos dar ejemplo de ortodoxia en el vestir, hemos solicitado la declaración de BIC, es el momento de poner en práctica lo que hemos pedido: respeto a nuestra tradición. Empecemos por nosotros mismos.

 

 

 

 

4 Comentarios

  1. Muchas gracias. Creo que es una labir de todos el vestirse bien. Coincido en que para muchos las medias no son importantes ¡craso error! Son imprescindibles para si se quire ir bien vestido. Coincido en fimentar la variedad de colores de las fajas o bandas de porruano, y discrepo de la uniformización de las medias, tanto en aldeanas, como en porruanos.
    Un saludo.

  2. que quede claro que no en todas las tiendas son así, que generalicé bastante en el comentario anterior

  3. BRAVO MAGDALENA!
    Lo peor es que en las tiendas de alquiler no ayudan a ir vestidas bien para nada. Te dicen que si no bailas no llevas medias o pololos. Los trajes parecen de Zara llaniscu, diferentes colores pero con el mismu bordau en la mayoria.
    Otra cosa que no me gusta nada, es que la gente critique las fajas de porruanu de colores. Me parece muy bien que se empiecen a meter ahora otra vez, no creo que antiguamente fueran todas rojas. Las rojas son cosa de la estandarización, pero haber había mas colores.

  4. Totalmente d acuerdo Magdalena!!!!
    El carnaval s en Febrero,pero nuestras fiestas dl verano no tienen jamás q parecerlo xq no son «antoxiadas».
    Nuestra vestimenta,de Llaniscas y Porruanos merecen un respeto, dsd el pañuelin repicau o la montera picona hasta los pies y pasando x los complementos q si q tienen imitaciones buenisimas.
    La procesión nocturna d la Virgen d Guia merece tal respeto q deberia la comisión d organizadores star al tanto para q s guarde la compostura en el vertir y en el peinado q sostiene la elegante peineta.
    Vieron alguna procesión d la Semana Santa Sevillana ( x ejemplo) donde las mantillas se dejan las melenas al viento? no señores,no, van con elegantes «moños» donde «pinchar» la peineta y con decoro en el vestir, sin scotes d vértigo ni minifaldas, pues asi debe ser.
    Un respeto a nuestras tradiciones,nuestras fiestas, nuestros bandos lo merecen.
    Q el buen tiempo acompañe st verano a todas ellas.

Dejar respuesta