Una canguesa en… México

0
4961

Nombre y apellidos: Rosa Cayarga Barranco, ‘Lochi’

Fecha y lugar de nacimiento: 16 de junio de 1982, Cangas de Onís, Asturias

Estudios: Licenciada en Periodismo por la Universidad Pontificia de Salamanca;  Máster en Teoría y Prática del Documental Creativo por la Universidad Autónoma de Barcelona.

¿Dónde vive ahora? León, Guanajuato, México.

¿Cuánto tiempo lleva fuera? Casi 4. Me fui un 11 de septiembre de 2012.

¿En qué trabaja? Soy Directora de Comunicación del Grupo Parlamentario del Partido Verde Ecologista en el Congreso del Estado de Guanajuato. Me encargo de las notas de prensa, las redes sociales, organización de eventos, convocatoria de ruedas de prensa, relaciones públicas… Una especie de ‘todológa’ de la profesión o ‘comunicóloga’ que le llaman acá.

¿Qué es lo que más echa de menos de su lugar de origen? ¡Tantas cosas! Y es que aunque suene a tópico, se extrañan desde cosas tan importantes como la familia, mis amigos, el paisaje, la comida, la seguridad… a cosas tan concretas como en un mismo día poder disfrutar del mar y la montaña, de los Picos y del Cantábrico; de salir a tomar el vermú o una sidra, y acabar picando o de sobremesa hasta por la noche; les fiestes de prau; el poder caminar a todas partes, tanto por la cercanía de los sitios como por la seguridad de las calles…

¿Cuáles son sus recuerdos de infancia? Puedo presumir de haber tenido una infancia casi perfecta, de 10. De esas de jugar en el parque hasta que mi madre gritaba ‘¡Lochiiiiiii, pa’ casa!’; de ir con 5 duros a comprar chuches, morenitos y flashes a ‘Lo de Palomares’; de poner el bañador a finales de junio y no quitarlo hasta septiembre para ir cada tarde a bañarme al Puente Romano; de ir en bicicleta al Dobra; subir en pandilla caminando al Llanu del Cura…

¿Qué es lo primero que hace cuando vuelve de visita? Hago mentalmente una ruta gastronómica de todos los bares a los que quiero ir a picar con mi familia; beber sidra con los amigos como si no hubiera un mañana mientras nos ponemos al día e ir a la playa, Barru y Vega concretamente, son mi debilidad.

¿Cuál es la comida que más echa de menos? Un menú del día que incluya fabada o fabes con almejes; escalopines al Cabrales o cachopin de ternera, y tarta de quesu o de la abuela. No sin olvidar los quesos, embutidos, croquetas… La verdad soy una amante de toda la comida típica asturiana, se me hizo la boca agua sólo de pensarlo.

¿Le gustaría regresar? Sí, mucho. Aunque ahora ya no depende solo de mí. Me casé con un mexicano, que aunque se enamoró de Asturias, aún le da miedo el probar suerte en España por la famosa crisis de la que tanto se ha hablado incluso aquí.

¿Qué es lo mejor y lo peor de estar tan lejos de casa? Lo mejor es el crecimiento que nunca dejas de experientar, tanto en lo personal, como en lo profesional. Es como si nunca dejaras de aprender y conocerte a ti mismo. Cada día día es un reto. México me ha regalado muchas enseñanzas, me ha dado calidad de vida, aquí si eres buena en tu profesión, rápido creces, y puedes tener un buen coche, casa grande con con jardín, piscina… Pero sobre todo he aprendido a valorar su cultura, tan dañada en su día por nosotros los españoles durante la Conquista, y a disfrutar con cada paisaje. Me encanta viajar a lo largo y ancho de un país que nunca deja de sorprenderme. ¿Y lo peor? Te pierdes grandes momentos de la vida, buenos y malos. Regresas a casa y hay gente que ya se ido de la que no has podido despedirte; te pierdes la infancia de tus sobrinas (en mi caso), los embarazos de tus amigas, las bodas… y es ahí cuándo de repente valoras todo lo que has dejado atrás.

¿Cuáles son sus planes para el futuro? De momento disfrutar de la visita de mi familia que llega en unos días, después irme ‘de mochilazo’ con una de mis mejores amigas que viene para viajar juntas por el Caribe y el sur de México, y mientras tanto seguir formándome como profesora de Yoga, que es ahora mi gran reto, hasta Navidad para ir a Asturias con mi marido y… quién sabe, pensar en un regreso que no sea temporal.

 

Dejar respuesta