La memoria en ruinas IX

0
1032

Este caserón, ubicado en la zona de Castañera de Arriondas, fue construido a comienzos del siglo XX por Manuel Llano Margolles y su esposa Encarnación, a quien debe su nombre la construcción. Quedó abandonada durante la Guerra Civil y se utilizó como hospital durante la contienda. Desde entonces, ahí continúa aguantando, siempre al borde del derrumbe pero sin terminar de venirse abajo, robusta, recordando tiempos mejores y aguardando -tal vez- el resurgir.

 

 

 

Dejar respuesta