La memoria en ruinas XII

3
1493

Es imposible pasar por la calle Manuel Romano sin recordar las tardes de domingo en el cine. Daba igual lo que echasen, sobre todo en invierno, dado que los planes infantiles y juveniles se reducían. Recuerdo especialmente algún estreno glorioso como el de «Titanic», con la gente sentada en el suelo por los pasillos de lo abarrotado que estaba. También me acuerdo del bar y de que en el gallineru la gente fumaba y armaba más follón que los que nos sentábamos abajo e intentábamos ver la película. Recuerdo el sonido de los cortinones de las puertas, cuando los descorrían y anunciaban que ya se terminaba el filme que tocase.

Por esto y mil recuerdos más se me cae el alma a los pies cada vez que paso por delante del cadáver del Cinemar, inaugurado en 1959 y cuya última sesión tuvo lugar el 23 de noviembre de 2002 con el filme «Darkness», de Jaume Balagueró.

Desde entonces han sido mil y uno los rumores que hablan de que -tal vez, no se sabe cuándo, pero quizás, ahora parece que sí- se reabrirá y reconvertirá en espacio cultural. Ya toca, ¿no?

3 Comentarios

  1. El Cinemar se inauguró con una compañía de revistas y la primera película que se proyectó fue ‘Jubal’, rodada en el año 1956, con Glen Ford y Valerie French. Era para mayores y del Oeste. Y la primera autorizada para todos los públicos, y segunda que se proyectaba, fue ‘Las chicas de la Cruz Roja’.

  2. El Cinemar s inaguró con la pelicula»Las chicas d la Cruz Roja» y es más q vergonzoso el stado en q se encuentra,esperarán tambien q se derrumbe como otros tantos edificios llaniscos?
    O q una noche arda x completo con lo q eso pueda significar?
    vergüenza deberia dar a quien corresponda.
    si es q la tienen,claro!

Dejar respuesta