Amplían el perímetro de seguridad para acometer «de forma inminente» las labores de desescombro del edificio de Manuel Cué

0
1250

Una grúa de 36 toneladas se ubicará en la plaza de la Magdalena de Llanes para iniciar el desescombro de la pared afectada tras el derrumbe parcial de una medianera entre los edificios del número 15 y 13 de la calle Manuel Cué de Llanes.

img_7708

El Ayuntamiento ya ha ampliado el perímetro de seguridad por la zona. De este modo, a las familias desalojadas se une ahora la restricción de acceso a seis negocios ubicados en los bajos comerciales de la zona. «Lo importante es la seguridad», ha explicado hoy la concejala de Urbanismo y teniente de alcalde llanisca, Marián García de la Llana, después de haber mantenido una reunión con los propietarios del edificio sito en el número 15, cuya pared se ha desprendido invadiendo parte de la cubierta del inmueble colindante, el ubicado en el número 13.

img_7709

García de la Llana ha comparecido en rueda de prensa para explicar los últimos avances en torno a la situación de «ruina inminente» declarada ayer desde el Consistorio siguiendo las directrices de los técnicos. Según la concejala los trabajos de desescombro requieren «de personal muy cualificado» puesto que «no sólo habrá que quitar los escombros» que actualmente cuelgan, literalmente, de la pared hacia la calle y la techumbre del edifico colindante, sino que también «hay que desmontar las placas» de la pared medianera, sita bajo unas uralitas, «y se desconoce cómo están». Por todo ello, ha subrayado la edil, «hay que trabajar desde arriba y con máximo cuidado» para evitar accidentes laborales y viales. Es por esto, por lo que siguiendo «siempre» las propuestas técnicas se ha considerado la posibilidad de hacer las labores desde una grúa que levantará su brazo por la parte trasera del edificio. Un operario, ubicado en una cesta de esta misma grúa, procederá a retirar el material necesario hasta garantizar la seguridad en la zona y en los edificios.

«Estamos buscando una empresa con garantías y personal experimentado», ha explicado la teniente de alcalde, y la intención es «encontrar una que pueda hacer el trabajo desde mañana mismo» y, a priori, terminarlo el mismo día.

Aunque la búsqueda se inició ayer, y no se halló, desde el Gobierno local esperan ahora a cerrar una serie de cuestiones que permitan la contratación inmediata.

La propiedad, por su parte, ha dicho García de la Llana, ha asumido que sea el Ayuntamiento quien se encargue de buscar la empresa y ejecute las obras de forma subsidiaria, aunque el costo será asumido, más adelante, por los propietarios responsables de la situación a quienes, por cierto, ya se les había requerido hasta en dos ocasiones para arreglar la pared medianera que, finalmente, acabó por desprenderse.

Durante la reunión entre responsables municipales y propietarios se decidió que será el Ayuntamiento quien se encargue ahora de «ejecutar el desescombro y dotar de seguridad» el entorno y los propietarios, más adelante, «puedan continuar con la obra con la empresa contratada» que ellos consideren.

La concejala de Urbanismo ha advertido de que la calle Manuel Cué no se abrirá hasta que la seguridad no esté totalmente garantizada.

Dejar respuesta