Vecinos de otro edificio de la calle Manuel Cué denuncian desde 2007 daños en su inmueble que hacen temer por su estabilidad

1
5900

«En agosto de 2007 notamos que en el edificio colindante se estaban haciendo obras de derribo y cómo aquellas obras estaban causando daños a nuestra propiedad, así que se lo comunicamos al Ayuntamiento de Llanes, en escrito de fecha 24 de agosto de 2007», explican vecinos del número 3 de la calle Manuel Cué, la misma en la que el pasado jueves tuvieron que ser desalojados y declarados en ruinas dos edificios tras el derrumbe de la pared medianera de uno de ellos.

En marzo de 2008 «comprobamos que seguían apareciendo daños en nuestra vivienda, grietas, y que el vaciado del inmueble colindante era el causante de los mismos, siendo así que no se estaba haciendo nada para evitar o solucionar dichos daños. Volvimos a comunicar estos hechos al Ayuntamiento por escrito», añaden. En ese año aparecieron humedades dentro de la vivienda y, a través de la aseguradora se presentó una reclamación que fue pagada rápidamente, pero la propiedad del solar de al lado nunca llevó a cabo las medidas necesarias para proteger la medianera descubierta, por lo que los problemas han sido constantes.

«A parte de las reclamaciones realizadas en su día a través del seguro, nosotros fuimos siguiendo un largo y penoso camino por la vía administrativa para lograr que se hicieran las obras necesarias para evitar más daños a nuestra vivienda», lamentan los vecinos, quienes reconocen que lograr que se reparen los daños no sirve de nada si no se hacen las obras necesarias que eviten que se vuelvan a repetir, como sucedió en 2008 y 2009.

Además de los daños internos, la pared lateral del edificio presenta grietas que hacen temer por su estabilidad.

En octubre de 2009 el Ayuntamiento encargó un informe sobre la situación del inmueble y las necesidades de reforma y de subsanación de daños, tras el que desde el Consistorio se ordenó la ejecución subsidiaria de las obras de acuerdo a las condiciones establecidas por tal informe. En ese momento, se enteraron que los originarios dueños del inmueble colindante lo habían perdido y que éste había sido embargado por el Banco Popular, perteneciendo a Aliseda S.L., que es la encargada de gestionar el patrimonio inmobiliario de dicha entidad financiera.

Esta entidad ejecutó labores de aseguramiento e impermeabilización de su inmueble durante el año 2010. Lo que no lograron nunca fue que vinieran a reparar «esos daños ya causados efectivamente y que tanto la orden de ejecución como la legislación vigente les obligan a reparar». Desde entonces no han dejado de reclamar al Ayuntamiento que obligue a la propiedad a que realice los trabajos.

El pasado 12 de septiembre, registraron el último escrito ante el Consistorio en el que reclaman la ejecución de las medidas ordenadas en 2008 que aún no se han llevado a cabo. «Dicho informe fue remitido a la empresa propietaria del solar, según informe firmado por el TAG de Urbanismo del Ayuntamiento de Llanes, de fecha 22 de mayo de 2008, en el cual se requiere a la misma a fin de que realice inmediatamente las citadas obras, y ello con la expresa advertencia de que en caso de no hacerlo se procederá a la ejecución subsidiaria a su costa y con la imposición de las multas correspondientes», recoge el texto.

«Ante tal pasividad de la citada propiedad esta parte ha venido requiriendo insistentemente y por escrito durante todo este tiempo al Ayuntamiento a fin de proceda, urgentemente, a la ejecución subsidiaria de las obras contenidas en la orden de ejecución. Y ello sin que hasta la fecha este se haya dignado ni siquiera a contestar a ninguno de nuestros escritos», explican.

En todo este tiempo, «ha aparecido una grieta que parte del suelo y llega al techo del mismo; grieta que va de ventana a ventana de cada uno de los tres pisos y que transcurre paralela a la medianera dañada. Así, y sospechando que dicha grieta pudiera ser un síntoma de la inestabilidad del edificio causada por los daños sufridos, mi comunidad de propietarios decidió poner un “testigo” en dicha grieta a fin de poder comprobar si la misma aumentaba o no. Tal testigo fue puesto en el mes de abril de 2016 y en el presente mes de agosto de 2016, 4 meses después de haberlo colocado, hemos podido comprobar que se ha agrietado, que ha abierto, lo cual es un claro síntoma de que nuestro edificio se está moviendo a causa de los daños causados por la propiedad colindante».

Sobre lo sucedido la semana pasada indican: «Esperemos que lo que pasó el pasado jueves con el edificio de nuestros vecinos sirva para abrir los ojos al Ayuntamiento, han de asumir su responsabilidad y comenzar a vigilar y proteger efectivamente el urbanismo de Llanes. Llega a resultar irónico todo esto está pasando en la zona declarada como Área de Rehabilitación IntegraI; es una pena que se permita que nuestro patrimonio histórico y cultural desaparezca».

1 Comentario

  1. Premio al «Pueblo ejemplar» no spero q se lo otorguen nunca,si acaso premio a la dejaded total,visto los últimos sucesos en una calle emblemàtica q da entrada al Llanes medieval.
    Casonas d indianos en ruina total y bordeando el derrumbe sin q nadie s inmute,oidos sordos a los vecinos dl inmueble q cita el comentario anterior cuando no hace ni una semana, en la misma calle no hubo victimas d puro milagro.
    Tal vez sea q Llanes es Villa y x eso solo x eso no se le nombra «pueblo ejemplar»!!!
    JA!!!!!!

Dejar respuesta