Aparece en Madrid ‘Paco’, el loro secuestrado de la Casa del Mar llanisca

1
14360

Un milagro. O una investigación concienzuda. Paco, el loro emblemático que fue secuestrado de la Casa del Mar de Llanes el pasado mes de agosto, ha aparecido. Y sus dueños aún no se pueden creer que sea verdad.

Juanjo Noriega Dosal recibió hoy una llamada que va a tardar en olvidar. Era la secretaria de una empresa de alquiler de coches de Madrid y le informaba de que, junto a ella, estaba la mascota que cuatro individuos se llevaron en un coche después de cenar en el restaurante de la Villa llanisca que Juanjo regenta, el mismo sitio por donde Paco campaba desde hacía 16 años.

Según cuenta Noriega, la Policía inició una investigación el mismo día en el que denunciaron el robo. Localizaron el coche en el que viajaban los ladrones, que resultó ser alquilado. Así, narra el hostelero, se pusieron en contacto con la empresa de alquiler y ésta con sus clientes. «Hace dos días devolvieron el loro» y lo dejaron en las instalaciones de la empresa. Y hoy localizaron al dueño y «a la una de la tarde, nada más colgar, arranqué el coche y me fui a Madrid» en busca de una de las mascotas más queridas, por sus dueños, y por cuantos pasan por el bar que se ubica junto al puerto deportivo.

Así que el loro gris más esperado en Llanes ya está en su jaula, «igual que siempre, en perfecto estado», y sus dueños aún no dan crédito a que el animal, un miembro más de la familia, esté a su lado. «Estamos locos de contentos», resume Noriega al tiempo que reconoce que desde el primer momento «no esperábamos encontrarlo», pero la investigación de las fuerzas de seguridad no cesó y el resultado merece «una celebración, por lo menos».

 

 

1 Comentario

  1. Bravo x quienes hicieron posible q PACO esté en su casa d Llanes con sus dueños y alegrando a todos los clientes dl restaurante y un castigo ejemplar para los sinvergüenzas q se apropian cobardemente d un animalin q pasaria lo suyo al verse en un ambiente q le es ajeno,lejos d su entorno habitual.
    Quien comete un acto tan deleznable debe pagar x ello,no se pueden ir d «rositas».

Dejar respuesta