Dejan la cabeza de un lobo decapitado en un coche de los guardas de Cangas de Onís

0
1003

La Asociación de Guardas del Medio Natural del Principado de Asturias (Agumnpa) ha denunciado ataques a su cuadrilla de Cangas de Onís. De un lado, denuncian que alguien a introducido la cabeza de un lobo dentro del vehículo de la guardería «aparcado frente al Centro de Precintaje del Portazgo» y, de otro, «han rajado las ruedas». Se trata, a juicio del colectivo, de «un ataque más a la ya larga serie de agresiones que vienen sufriendo los Agentes del Medio Natural, los funcionarios encargados de velar por el cumplimiento de la ley en el ámbito medioambiental en nuestra comunidad».

«La quema de un vehículo en Quirós, el intento de atropello a un agente en Llanes y agresión a otros dos; daños en varios vehículos en Lena y Caso; intento de agresión a un Agente en Cangas del Narcea, agresiones y amenazas en Sobrescobio. Una larga lista que, de extremo a extremo de nuestra región deja constancia, por un lado, de la clase de personas a las que diariamente se enfrentan los Agentes del Medio Natural y, por otro lado, la desprotección absoluta en la que desarrollan su trabajo (servicios en solitario, ausencia de aparcamientos adecuados para sus vehículos, carencia de medios de autoprotección, falta de geolocalización de los Agentes, no integración en el 112, etc)», lamentan.

Los guardas consideran que si la consejera «no es capaz (…) le pedimos que dimita y que deje su puesto a quien sea capaz de actuar con seriedad y responsabilidad en asuntos de tanta trascendencia para nuestra comunidad», solicitan.

Este último incidente, «vinculado al controvertido tema del lobo, utiliza nuevamente a los Agentes del Medio Natural como rehenes para mostrar un supuesto malestar ante cuestiones políticas que son ajenas a este colectivo», aseguran. Un malestar que, denuncia, «parece fomentarse desde la propia Administración, dada la ausencia de manifestaciones públicas de la autoridad responsable que, con contundencia, debería condenar sin paliativos este tipo de hechos lamentables (cazar un lobo es, hoy en día, un una infracción muy grave a la ley de caza) y, por otro lado, respalde con energía la labor de sus Agentes en la custodia y vigilancia de los recursos naturales».

Desde la asociación «creemos que ya va siendo hora de que la señora consejera comparezca públicamente para defender con rotundidad el trabajo de los Agentes del Medio Natural, antes de que, visto el curso que están tomando los últimos acontecimientos, haya que lamentar una desgracia personal».

Los guardas ponen de relieve «la falta de reconocimiento y respaldo» lo que hace que  los trabajadores queden «los pies de los caballos» y su imagen «se deteriora día tras día ante la ciudadanía a la que sirven». Además, apuntan, «es hora de que se afronten los cambios necesarios en la estructura y organización de este colectivo para que pueda desempeñar su principal labor, que no es otra que la protección de los recursos naturales».

Para los funcionarios «produce vergüenza ajena comprobar con qué diligencia la señora  consejera acude a defender la buena imagen de cualquier colectivo que desarrolle su actividad en el medio rural, a poco que esta pueda verse afectada por algún acontecimiento, y de qué modo abandona a los funcionarios de la Consejería a su suerte en una situación de indefensión que es consecuencia directa de su propia gestión».

Desde Agumnpa «tenemos muy claro que vivimos tiempos de presupuestos ajustados, pero siempre aparecen fondos para cualquier actuación, incluso en espacios protegidos de nuestra región, pero nunca para mejorar los medios técnicos de los encargados de su custodia.»

Los guardas piden «contundencia» para protegerles «de las acciones indeseables frente a las agresiones que sufren de modo continuado». De no ser así, advierten «la Consejera será responsable, ya no sólo de la mala gestión en la vigilancia del medio natural, sino de futuras agresiones que pudieran sufrir estos agentes».

Dejar respuesta