30.000 euros para ejecutar labores de prevención de incendios para el Parque Natural de Ponga

0
513
Ponga. Archivo

La Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales ha concluido las actuaciones de prevención de incendios realizadas este año en los parques naturales de Las Ubiñas-La Mesa y Ponga. Estas iniciativas, que se enmarcan en el convenio de colaboración entre la Obra Social ‘la Caixa’ y el Gobierno de Asturias, han supuesto una inversión por parte de la entidad financiera de 60.228 euros, de los que 30.228 se destinaron al espacio protegido de las Ubiñas-La Mesa y 30.000 al de Ponga.

Los trabajos han sido ejecutados por la empresa Tragsa, que contrató para este fin a diez personas en riesgo de exclusión social.

La consejera de Desarrollo Rural y Recursos Naturales, María Jesús Álvarez; el director de Instituciones de CaixaBank en Asturias, Iván Ardura, y el director general de Recursos Naturales, Manuel Calvo, han visitado esta mañana algunas de las obras realizadas en el Parque Natural Las Ubiñas-La Mesa y zonas aledañas, concretamente en las localidades de Santa Marina, en el concejo de Lena, y Villanueva, en Santo Adriano.

En Las Ubiñas-La Mesa se estableció un área cortafuegos que impide el avance del fuego en caso de incendio forestal, además de evitar su propagación a los núcleos rurales. Las labores consistieron en la limpieza de la vegetación arbustiva y de matorral y la poda de vegetación arbórea en una franja perimetral de 20 metros en los alrededores de los pueblos, principalmente de las siguientes especies: castaño (Castanea sativa), rebollo (Quercus pyrenaica), avellano (Corylus avellana) y tojo (Ulex sp.). Asimismo, en Villanueva de Santo Adriano se realizó una faja auxiliar para preservar del fuego una de las mejores representaciones de encinares orocantábricos del Principado. Un equipo de cinco trabajadores, supervisados por Tragsa, se encargó de estas labores.

En el Parque Natural de Ponga se limpió la vegetación arbustiva y de matorral y se podó la vegetación arbórea en una franja perimetral de 20 metros alrededor de los núcleos de población del concejo, compuesta también por castaño, avellano y tojo, principalmente. La actuación la ejecutaron cinco trabajadores bajo la supervisión técnica de un capataz.  Además, se llevaron a cabo labores de reparación de infraestructuras de uso público para dotar de mejor accesibilidad al espacio protegido.

La Consejería de Desarrollo Rural y Recursos Naturales pretende con estas iniciativas evitar que se repitan los incendios registrados el pasado mes de diciembre, poco habituales en estas áreas protegidas, salvaguardando así tanto las zonas naturales como las áreas habitadas.

 

 

Dejar respuesta