Podemos denuncia que el retraso de las ayudas «pone en peligro la supervivencia de hórreos beyuscos»

0
927

La tardanza en resolver las ayudas para elementos del patrimonio cultural pone en peligro la supervivencia de hórreos beyuscos. Al menos así lo defienden desde Podemos Asturies, cuyo grupo parlamentario ha denunciado que la Consejería de Cultura sólo concede un mes para justificar las subvenciones de restauración de elementos del patrimonio cultural. Un tiempo, a su juicio, insuficiente.

Por eso, desde la formación morada con representación en la Junta General del Principado «lamentamos la escasa previsión y la deficiente gestión que ha demostrado la Consejería de Cultura en la convocatoria de las ayudas para la restauración de elementos del patrimonio cultural asturiano. La resolución provisional de dichas ayudas fue publicada el pasado 23 de noviembre y en ella se concede sólo un mes natural, hasta el día 23 del presente mes, para la justificación de las mismas, lo cual dificulta enormemente que algunas de las actuaciones previstas puedan ser afrontadas. Esta situación entraña una especial gravedad en el caso de los hórreos beyuscos, algunos de ellos en avanzado proceso de deterioro y ubicados en zonas de montaña donde en esta época preinvernal la nieve imposibilita el desarrollo de las obras».

Los beyuscos, recuerdan, «son una modalidad de hórreos de cubierta a dos aguas propia del concejo de Ponga y han sido incluidos por el Principado en el inventario del Patrimonio Cultural de Asturias. En el caso de al menos uno de esos dieciocho ejemplares que se conservan su deterioro es tal que muy probablemente no sobrevivirá a un nuevo invierno al no poder ser restaurado».

Si bien es cierto que en la resolución de las ayudas se establece que los trabajos susceptibles de recibir subvención pueden haber sido acometidos entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de este año, «los propietarios de tales elementos que no hayan adelantado con anterioridad el dinero de su bolsillo para tal fin difícilmente tendrán ahora la posibilidad de encargar, terminar y justificar el pago de los trabajos con sólo un mes de margen, a no ser que recurran a soluciones como pedir a los proveedores correspondientes que les adelanten la factura, con las obras aún en curso, una irregularidad a la que parece estar incitando la Administración autonómica con esta deficiente gestión de los plazos».

Dejar respuesta