El PSOE llanisco pide al Gobierno que designe «una patrulla permanente» de la Policía Local en Posada

0
1954

El grupo municipal socialista en el Ayuntamiento de Llanes se ha sumado a la polémica sobre la oleada de robos que ha sufrido el pueblo de Posada durante los últimos días. El único partido de la oposición en el Consistorio ha mostrado hoy «su solidaridad con todos los afectados por esta escalada de robos y todo su apoyo a las reivindicaciones de los vecinos y vecinas de Posada, ante lo que entendemos como una dejadez más del Gobierno cuatripartito de las cosas que de verdad afectan a los vecinos, de la gestión de los problemas reales de la gente, que consume todo su tiempo en las guerras internas, e ir apagando incendios que unos y otros miembros del Gobierno van encendiendo, mostrando su incapacidad y descoordinación».

Mediante una nota de prensa remitida a los medios de comunicación, el grupo socialista ha hecho público que solicitará al Gobierno llanisco «que designe una patrulla permanente de Policía Local para Posada que realice las tareas de Seguridad ciudadana y regulación del tráfico».

Los socialistas piden, además, «que proceda a cubrir las bajas laborales o de otra índole para poder establecer los turnos con el mayor número de efectivos posibles y así poder reforzar la presencia policial en Posada». Además, han instado al Ayuntamiento a «que inicie los trámites pertinentes para, si es posible, introducir en la próxima Oferta de Empleo Público (según la disponibilidad económica), el número suficiente de plazas de agente de Policía Local para cubrir, al menos alguna de las vacantes generadas en los últimos año».

Por último, han pedido al Gobierno local «que solicite urgentemente a la Delegación de Gobierno de Asturias una reunión extraordinaria de la Junta Local de Seguridad (en la que están representados miembros de todos los cuerpos de seguridad del estado y el propio Ayuntamiento) para tratar la escalada de robos que ha tenido lugar en Posada en los últimos días, dando cumplida respuesta a la alarma social generada en  Posada y en todo el concejo». Esta reunión, tal como anunció hoy el alcalde, Enrique Riestra, ya ha sido solicitada.

Los socialistas han criticado con dureza la gestión del Gobierno llanisco en el ámbito de seguridad. Han resaltado que «aunque es cierto que la seguridad ciudadana es una tarea compartida con otras administraciones, también lo es que el Ayuntamiento de Llanes dispone de un cuerpo de Policía Local con el número de efectivos más numeroso de la comarca, distribuida en tres turnos diarios y que han demostrado en bastantes ocasiones la profesionalidad, formación y competencia suficiente para desbaratar y solucionar situaciones similares».

Según los socialistas, «le corresponde además a este cuerpo policial, tareas de prevención y vigilancia que puedan inhibir la actuación de los posibles delincuentes. Esto último es lo que durante todos estos meses, desde que el cuatripartito llegó al poder y el alcalde ha asumido directamente la concejalía de Seguridad, no se está realizando de manera habitual», acusan.

«La patrulla de Policía local y la presencia de agentes en Posada o ha desaparecido o se ha reducido drásticamente, incluso durante el verano pasado la presencia de agentes de la Policía Local fue testimonial», aseguran. Además, continúan, «durante las fiestas de Santiago o el Certamen de la Huerta, dos de los eventos que más visitantes llevan a Posada, la presencia de la Policía Local fue inexistente o mínima teniendo que realizar Protección Civil algunas tareas propias de la Policía». Los socialistas critican que durante el mes de agosto «ya el alcalde de barrio, Miguel Ángel Villaverde, reclamaba más presencia policial en Posada».

Esta situación, concluyen, «se ve especialmente agravada por la ausencia de varios agentes por diversas causas, la más grave, la suspensión de dos de sus miembros, uno de ellos el Inspector Jefe, desde hace ya más de dos meses y que aún no ha sido solucionada y que podría estar afectando gravemente a la organización y funcionamiento del servicio. Y por la baja laboral de otros agentes que han mermado considerablemente los efectivos del cuerpo».

 

 

Dejar respuesta