El Kaype, el Secretario Municipal y el Gobierno de Llanes

3
1412

(Esta Opinión viene a ser continuación de la titulada El Kaype, la Arquitecta Municipal y el Gobierno de Llanes)

El pasado 23 de Diciembre la Jueza que vio el caso Kaype dicta un Auto requiriendo al Secretario del Ayuntamiento de Llanes a fin de que este le emitiese un informe sobre si el Ayuntamiento cuenta con medios para acometer las tareas de demolición impuestas en la sentencia del caso Kaype o, en caso negativo, lleve a efecto las actuaciones necesarias para llevar a cabo esas tareas de demolición procediendo a identificar cuáles deben ser tales actuaciones.

Cabe recordar, a estas alturas, lo ya apuntado en la Opinión anterior:

Cinco días después, el 28 de Diciembre, tanto la Concejala de Urbanismo como el Concejal de Obras, María Covadonga García de la Llana y Juan Carlo Armas Sierra respectivamente, dieron rueda de prensa. En esa rueda de prensa la Concejala de Urbanismo afirmaba –en referencia a las actuaciones tanto de la Arquitecta como del Secretario Municipales- que “Se ve claramente que hay una manifiesta idea de retrasar los hechos y nosotros no lo podemos agilizar”.

Toca hablar hoy de las actuaciones del Secretario Municipal con respecto a esa supuesta idea de retrasar la demolición que aduce el Gobierno Municipal.

-El 27 de Junio de 2016 el Alcalde requiere por escrito al Secretario Municipal para que este emita un informe al respecto del a su vez elaborado por la Arquitecta Municipal referido al precintado de las instalaciones a derribar en el Hotel Kaype.

El Secretario Municipal responde que debe abstenerse de cualquier acción en este asunto mientras continúe figurando como imputado en el procedimiento penal del caso Kaype.

(Un inciso. Recordarán que desde el Gobierno Municipal se ha querido dejar ver de cara a la opinión pública que esa abstención de intervención del Secretario en el asunto mientras siguiera estando imputado en el caso Kaype sería un intento de dilación y retraso. Ante esto debe quedar claro que la Ley asistía al Secretario Municipal para proceder a su abstención de información mientras no se resolviese su situación en el procedimiento penal. Por otro lado, el Gobierno Municipal –si es que tanto temía un retraso en el procedimiento- podía haber encargado a los técnicos jurídicos de los que dispone el Ayuntamiento que se ocuparan ellos de redactar ese informe).

-El 5 de Diciembre –una vez fue eximido del procedimiento penal- la Concejala de Urbanismo dicta una Resolución por la cual requiere al Secretario Municipal para que, una vez la Arquitecta Municipal haya redactado informe técnico de demolición, el Secretario elabore a su vez un informe jurídico sobre el mismo. El Secretario Municipal responde a dicha Resolución señalando que no tiene ningún inconveniente en elaborar el informe que se le pide siempre y cuando se le haga llegar el expediente completo y, como en anteriores ocasiones ya había solicitado, le acompañe también informe de la Jefatura del Servicio, es decir la TAG de Urbanismo… parece, pues, que al contrario de querer paralizar nada el Secretario está dispuesto a que todo siga adelante, exigiendo –como es natural- que se cumpla con lo previsto en el reglamento.

-El 15 de Diciembre la Arquitecta entrega el requerido informe de demolición y en base al mismo es al día siguiente cuando entrega el suyo la TAG de Urbanismo. En ese informe la TAG de Urbanismo (como ya quedó apuntado en El Kaype, la Arquitecta Municipal y el Gobierno de Llanes) se declara incapaz de realizar una propuesta de resolución, ya que dice carecer de elementos de juicio solventes y le traspasa la responsabilidad al Secretario Municipal.

-Llegamos así al informe del Secretario Municipal de fecha 23 de Diciembre. Informe por el cual desde el Gobierno Municipal se han cargado las tintas y sobre el cual se ha procurado dar a la opinión pública la imagen de que el Secretario ponía impedimentos al cumplimiento de la sentencia.

Sin embargo, si el Gobierno Municipal hubiera mostrado públicamente dicho informe la ciudadanía podría haber leído como el Secretario Municipal -en la Conclusión Cuarta de dicho informe- expone textualmente: “se procederá, de inmediato, a la concesión de licencia de obras de demolición”… lástima que ese informe no lo mostrara públicamente el Gobierno Municipal y lástima que sobre esa Conclusión Cuarta no incidieran las informaciones publicadas esos días tanto como en el mensaje que sí que estaba interesado en dar el Gobierno Municipal.

Lo que ocurrió en ese informe, y esto es lo que tanto parece molestar al Gobierno Municipal, es que el Secretario –como procede al buen cumplimiento de sus funciones- procedía a llamar la atención no solo sobre el cumplimiento de la sentencia sino también sobre el cumplimiento de normas y legislación que siguen vigentes y que la sentencia evidentemente no anula y que siguen siendo válidas. Y el deber de un Secretario que se precie es el de no tratar de esconderlas al conocimiento del Gobierno Municipal… otra cosa es que a ese Gobierno Municipal le gusten o no.

Me refiero a las normativas urbanísticas de aplicación ahora mismo en Llanes, tanto estatales como autonómicas, al carecer ahora mismo Llanes de planeamiento urbanístico propio.

La parcela sobre la que se levanta el Hotel original, el de antes de esta ampliación, es la parcela 29. Y dicha parcela 29 es –con normativa estatal y autonómica en la mano- suelo urbanizado y urbano consolidado. Y es sobre obras ejecutadas en dicha parcela sobre las que podría darse la legalización.

Si en su día el Ayuntamiento, por cierto tal y como alerto la Arquitecta Municipal sin que se la quisiese hacer caso, hubiese instado expediente de legalización de los trabajos acometidos en la parcela 29, parcela –ya digo- con calificación de suelo urbanizado y urbano consolidado, a día de hoy se habría visto si algo de lo construido en dicha parcela podría salvarse de ser derribado.

Algo que, por cierto, nadie se lleve las manos a la cabeza, no sería ni intentar impedir la sentencia ni revolverse contra ella. Sería cumplir con la legalidad. Y ejemplos hay y quien los busque los encontrará, como ya he dicho en alguna ocasión anterior -con mucha familiaridad- en internet hay mucho más que culos y tetas… pero hay que tener ganas de buscar, de casos como este, de obras anuladas por sentencia y a las que la normativa permite seguir en pie… porque la normativa urbanística –en este caso, esa calificación de dicha parcela 29 como suelo urbanizado y urbano consolidado- podría dar la posibilidad de que fuesen legalizadas.

Si este fuese un Gobierno Municipal tan transparente como dicen sobre sí mismos sus responsables explicarían algo tan simple como lo siguiente:

  • ¿Se podría legalizar una obra declarada nula pero que sin embargo no es contraria a la normativa urbanística vigente, como es el caso? Sí. Se puede pedir su legalización.

Por eso en el informe del Secretario Municipal se dice que se debe tramitar expediente de legalización sobre lo ejecutado en la parcela 29. Porque la Ley lo ampara. No es el Secretario Municipal el que ampara una posible salvación de parte de lo condenado… esa posibilidad –al menos, la de realizar la tramitación a ver si es posible- la otorga la legislación vigente.

Y por eso el informe del Secretario también dice “se procederá, de inmediato, a la concesión de licencia de obras de demolición”.

Y con ambas recomendaciones –tanto la de que se proceda a la concesión de la licencia de demolición, como la de que debería iniciarse procedimiento municipal para ver si lo construido en la parcela 29 puede salvarse de la piqueta- el Secretario no está haciendo sino poner al tanto al Gobierno Municipal de cómo debe proceder. Está pidiendo al Gobierno Municipal que cumpla la Ley. Así de claro.

Por cierto el Secretario también suma a su informe otra conclusión. Es la de recordar al Gobierno Municipal que la demolición -ya sea de todo lo construido o de parte de ello- podrá dar lugar a responsabilidad al amparo, también, de la Ley. Traducido: las acciones legales que la propiedad pueda decidir tomar en compensación por esas demoliciones. En otras palabras los tan cacareados por mismos miembros de ese Gobierno Municipal 15 millones de euros de compensación que podrían tener que darse a la propiedad del Kaype.

(Lo que siempre me ha llamado, por cierto, la atención al respecto de esa posibilidad de que hubiera que abonar compensación económica a la propiedad es que nunca nadie de ese mismo Gobierno haya venido a decir que es un tema que deberá dilucidarse en un nuevo procedimiento y que es bastante plausible que acabe esta legislatura sin que se llegue a producir una decisión judicial definitiva favorable a esa compensación económica. Se lo explico rapidito y con precedentes de casos similares anteriores en la mano: deberá producirse un contencioso-administrativo de la propiedad del Kaype contra el Ayuntamiento, posteriormente y con la sentencia del Juzgado en la mano la parte que resultara perdedora podría apelar ante el Tribunal Superior de Justicia de Asturias. Fácilmente, fácilmente, aunque mañana mismo se iniciaran esas acciones el procedimiento podría no darse por finalizado hasta dentro de 4-5 años… Sin embargo, desde el Gobierno Municipal parecen estar especialmente interesados en meter el miedo en los vecinos de que a lo mejor mañana mismo hay que pagar y que debe el Ayuntamiento apretarse el cinturón ya mismo)

Tras esta divagación paralela, volvemos al asunto que nos ocupa.

-Finalmente, el 5 de Enero último el Secretario Municipal contesta al requerimiento de la Jueza, que quiere saber si el Ayuntamiento dispone de medios para ejecutar la demolición, informándola de que el Ayuntamiento sí dispone de medios para hacer cumplir la sentencia, tanto en materia técnica –con un arquitecto capacitado para informar- como en materia jurídica –con una TAG de Urbanismo capacitada para resolver los problemas jurídicos que se pudieran suscitar.

El Secretario, empero, señala que para lo que no tendría capacidad operativa el Ayuntamiento por sí mismo sería para llevar a cabo la ejecución material de la demolición al carecer tanto de operarios capacitados como de la maquinaria adecuada para ello. Eso sí, informa que se podría incoar expediente de contratación para ejecutar esos trabajos de demolición por procedimiento abierto.

El Secretario concluye, en su respuesta a la Jueza, además que procede conceder licencia de obras de demolición atendiendo a los condicionamientos que establezca la Arquitecta Municipal y se muestra dispuesto, además, a resolverle personalmente a dicha Arquitecta las dudas jurídicas que puedan surgir. Se muestra, pues, dispuesto a prestar él a la Arquitecta si nadie se opone esa ayuda jurídica que el Gobierno Municipal en repetidas ocasiones le negó a la Arquitecta. Eso sí, no se olvida de recordar a la Jueza que en la última modificación de la RPT municipal se nombró una TAG jurídica con dependencia exclusiva de la Concejala de Urbanismo.

En cuanto al procedimiento de concesión de la licencia de demolición, el Secretario se remite al informe emitido por esa misma TAG de Urbanismo en fecha 16 de Diciembre.

En resumen, y como en el caso de la Arquitecta Municipal que ya vimos, en lo que hace a las acciones para la demolición del Kaype el Secretario Municipal no parece haberse dedicado a poner palos en la ruedas sino todo lo contrario.

Cabe terminar con tres preguntas preguntas al Gobierno Municipal:

  • cuando se abstuvieron en Junio la Arquitecta y el Secretario de participar en cualquier procedimiento relacionado con el Kaype por estar imputados en el procedimiento penal ¿tenía o no tenía el Gobierno Municipal a su disposición, entre el personal a su cargo, otras personas con la capacitación profesional para haber tomado a su cargo el procedimiento a fin de que este no se demorase?
  • si se hubiera dispuesto de dicho personal, pero no se hubiera echado mano del mismo ¿la presunta demora en el procedimiento de demolición no habría de achacársele entonces el Gobierno Municipal así mismo?
  • ¿pudiera haber algún interés especial por parte del Gobierno Municipal para que en este procedimiento del derribo solo figuren como técnicos municipales involucrados la Arquitecta y el Secretario?

Suelen decir las personas relacionadas con asuntos de inteligencia que en su oficio pocas veces se dan casualidades y que, aún menos, debe creerse que estas se puedan dar.

3 Comentarios

  1. Para mí está bastante claro y me basta con responder a la tercera pregunta con un enorme “Si”.

    Señores políticos, si no quieren responsabilidades busquen un trabajo que no las exija.

  2. El Barco se hunde, y esta tripulación lejos de tapar boquetes esta haciendo mas porque saben que dentro de dos años habrá otro capitán y no le quieren dejar la nave a flote, el problema es que en ese barco vamos todos los llaniscos.

Dejar respuesta