Posada pide celeridad en la colocación de las cámaras de control para disuadir a los ladrones

0
564

El pueblo de Posada quiere seguridad y su alcalde de barrio, Miguel Ángel Villaverde, que se instalen “a la mayor brevedad” las cámaras de control de tráfico anunciadas por el Gobierno municipal el pasado mes de diciembre, con las que se prevé disuadir la oleada de robos que la localidad llanisca viene sufriendo desde hace poco más de un mes.

Ante el último delito, cometido la madrugada del domingo al lunes en dos establecimientos de la arteria principal, la intranquilidad ha vuelto a ponerse de manifiesto. Los empresarios, y también los vecinos, claman una seguridad que les permita vivir con tranquilidad.

“Me consta que la vigilancia se ha incrementado, de hecho la Guardia Civil no tardó nada en llegar al lugar del atraco -el pasado domingo de madrugada-, porque estaban patrullando en el pueblo”, asegura Villaverde. Sin embargo, “necesitamos la instalación de esas cámaras, pedimos celeridad para que las coloquen cuanto antes. Desconozco qué plazos utilizan porque no me han trasladado nada desde el Ayuntamiento”, lamenta el alcalde de la localidad.

Tal como pudo saber este periódico, la distribución estratégica de los dispositivos de control de tráfico ya está definida. Al parecer, las fuerzas de seguridad se han encargado de diseñar esta labor, “aunque a mí nadie me ha preguntado” cuáles son los mejores lugares, protesta Villaverde.

El alcalde, que desconoce cuáles serán los pasos a seguir, prevé “convocar reuniones con la gente afectada para exigir al Ayuntamiento que nos dé de una vez por todas soluciones” ante los nueve robos a los que se han visto sometidos hasta siete establecimientos comerciales del pueblo.

 

Dejar respuesta