Apunte final sobre el Kaype y el Gobierno de Llanes

0
1109

Como complemento a todo lo expuesto en las dos anteriores Opiniones (El Kaype, la Arquitecta Municipal y el Gobierno de Llanes y El Kaype, el Secretario Municipal y el Gobierno de Llanes) cabe dejar un pequeño ejemplo de cómo la posibilidad de que se pudiera legalizar una parte de los construido en la parcela 29, la que alberga el Hotel antes de la ampliación y que tiene la calificación de suelo urbano, es algo que estaba claro desde el mismo momento de la anulación de la licencia de obra.

El 9 de Marzo de 2015 es la fecha en que esa licencia de obra -concedida por el Ayuntamiento de Llanes dos años antes- resulta definitivamente anulada por la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Asturias.

A los tres días, el 12 de Marzo, esa sentencia anulatoria aparece en la prensa. En uno de los medios que se hacen eco de la misma -el diario El Comercio- se da voz a la abogada de los particulares que habían iniciado esas acciones legales contra la ampliación del Hotel Kaype. Tras aclarar que ya no cabe ningún recurso, la letrada declara –ojo- que lo único que queda ya, por tanto, es el “derribo parcial o total” de lo construido.

La abogada tenía claro, pues, lo que traía entre manos. Pero, curiosamente, nadie (al parecer) tuvo la intuición o el olfato de seguir esa pista del “derribo parcial o total”. Todo el mundo se quedó, sencillamente, con que la obra del Kaype se tiraba. Y punto pelota. Y todos pensando que se tiraba todo. En lo del “derribo parcial” nadie pareció tener mucho interés en darse cuenta.

Esa sentencia, recordemos, se produjo dos meses antes de las elecciones municipales, celebradas en Mayo de 2015.

Alguien podrá aducir que durante esos dos meses hasta las elecciones el Gobierno Municipal de Llanes, en manos del PSOE, no movió un solo dedo para ver si lo construido en la parcela 29 podía salvarse de la piqueta, mediante el inicio del correspondiente expediente de legalización.

Por tanto puede responsabilizarse al PSOE de no haber iniciado ese expediente durante los señalados dos meses… pero tampoco debe quedar duda, nadie se pretenda poner una venda en los ojos, que esa responsabilidad de no haber tramitado dicho expediente de posible legalización recae -desde finales de Junio de ese año en que toma posesión hasta la actualidad- en el nuevo Gobierno Municipal cuatripartito.

Han pasado desde entonces mucho más de dos meses. ¿Creen ustedes que quien tiene conocimientos legales en ese Ayuntamiento y quien debería ordenar la tramitación de ese expediente de legalización desconocen que ello debe hacerse?

Por muchas ganas que puedan tener los miembros del Gobierno Municipal cuatripartito de no salvar de la piqueta ni un solo ladrillo de aquello que permitió construir el PSOE… no por ello la normativa urbanística va a desaparecer.

Y bien harían, en vez de dedicarse a abrir la caza y captura de la filtración de esos documentos, en dedicarse a cumplir, de una vez con la normativa.

Dejar respuesta