Crónica desde Ribadedeva

0
911

A menos de un mes de la hermosa celebración anual del titular parroquial, San Juan Evangelista, se volvió a congregar aún mas gente, para despedir a Miguel Ibáñez González (que Dios le acoja). Precisamente su madre Josefa González de Rivero fué una de las que recibieron el homenaje anual del pueblo, en emocionadas palabras de su alcaldesa. Es la ascendencia materna la que vincula a la familia a Boquerizo, barrio de La Argañosa, pero eran de todo el concejo y limítrofes la asistencia para honrar a uno de los suyos, ya que es una de las familias que se pueden documentar en padrones y otros documentos desde hace 400 años. Precisamente el patronimico Ibañez (hijo de Juan), procede de la que se cree fué la primera parroquia de San Juan de Ribadedeva. Su tía paterna Teodora Ibáñez, muy afectada, me ha dicho que su padre era de Vilde y doble Ibáñez. Es en Boquerizo donde aparecen más clérigos y juristas en la Corte y en Indias en los documentos mencionados.

 

El oficiante y párroco de Ribadedeva dijo que esa «casa de todos» era la de mayor acogida de Ribadedeva. Recordemos que hace 34 años, el 27 de Dcbre de 1983, se celebró la restauración de la Iglesia promovida entre todos los jóvenes del pueblo y por tal motivo se hizo una pequeña publicación con los datos del Catastro de la Ensenada. En ella se comprueba el desarrollo agrícola ganadero de hace mas de 200 años; debido a la calidad del terreno. Se aportan tambien datos de 1983: 550 cabezas de ganado y 4500 litros de leche diarios, que creo no ha variado hasta la actualidad, salvo que son solo dos explotaciones de leche las que hay en Boquerizo. Consideremos que la rentabilidad de la leche ha descendido mucho, pues ahora no llega a las 60 pesetas /litro de entonces.

Estos datos complementan y fundamentan la crónica que ese Diario publicó al principio de mes y que gustó tanto a los lectores. Precisamente desde el Cementerio  comprobamos las hermosas vistas hacia los cuatro puntos cardinales. El mejor lugar escogieron los ilustrados antiguos para «morada eterna». Solo añadir que el de este pueblo es el primer Camposanto documentado de Ribadedeva (antes se enterraba en las iglesias y ermitas). Hay una escritura ante Escribano real de 1813. «Un pueblo se conoce en cómo honra a los suyos».

Nuestra querida Pilar murió ayer en la Residencia Ulpiano Cuervo, donde vivió los últimos años junto con su ejemplar marido Rogelio Magadan Fernández. Hoy a las cuatro se celebrará funeral y sepelio en San Juan de Ribadedeva. Precisamente la casa familiar es la mas cercana al Camposanto construido mirando a Escandón (Cantabria), cuyas gentes en la antigüedad también les pertenecía.

Pilar deja largo testimonio como corresponsal de su pueblo Villanueva, que reflejan la trayectoria y pueden consultarse en la Hemeroteca de El Oriente de Asturias, en el  A. H. de Llanes.  Recordaremos siempre los desvelos del matrimonio por todo lo común: Fiestas, Iglesia, sensibilidad a las necesidades de los vecinos y también su amor a los animales.  Añadir que hasta su jubilación mantuvieron una cuota lechera  de mas de 100 litros diarios.

Isabel Gutiérrez de Quevedo

Dejar respuesta