La senadora Rosa Domínguez pide al Gobierno que «asegure» la celebración de la Travesera

0
473

La senadora de Foro, Rosa Domínguez de Posada, ha defendido hoy una moción por la que se insta al Gobierno a que realice los trámites pertinentes para asegurar la celebración futura de pruebas como la ‘Travesera Integral Picos de Europa’ o la ‘Traveserina’ en condiciones similares a las que se estaba celebrando hasta la fecha.

En la Comisión de Medio Ambiente del Senado, Domínguez de Posada ha explicado que “con el mantenimiento de las pruebas deportivas ‘Travesera’ y ‘Traveserina’  promocionamos los Picos de Europa, contribuimos al desarrollo turístico de sus concejos y a preservar el medio ambiente en este territorio”.

La Travesera es una carrera ‘de culto’ para aficionados de todo el mundo, que discurre entre Covadonga y Arenas de Cabrales, atravesando los tres macizos de los Picos de Europa con un recorrido durísimo y de extraordinaria belleza. Sin embargo, su futuro está en peligro desde que la dirección del Parque Nacional de los Picos de Europa pretende imponer una serie de condiciones a aplicar de forma provisional hasta la aprobación del nuevo Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del espacio protegido. “Está cobrando cuerpo la idea disparatada de que esta actividad puede ser negativa para el medio natural, un surrealista pensamiento sin base alguna, que algunos quieren convertir en verdad científica”, resaltó la senadora.

“Sin embargo –precisó- la importancia económica de estos eventos deportivos que acogen a cientos de participantes y acompañantes es evidente, dando a conocer sus encantos y posibilidades, y frenando el despoblamiento del Parque”, advirtió.

Intervención íntegra de Rosa Domínguez de Posada, en el  Senado:

Gracias Presidente. Buenos días Señorías.

FORO trae hoy a esta Comisión los problemas que han surgido en torno a la Travesera Integral Picos de Europa y su versión reducida, la Traveserina.

La prueba está considerada como la carrera de montaña referente en la Cordillera Cantábrica.

El año pasado la Dirección del Parque Nacional de los Picos de Europa, durante la celebración de la última Comisión de Gestión, aprobó una serie de condiciones a aplicar de forma provisional hasta la aprobación del nuevo Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) del espacio protegido.

Dentro de estas nuevas condiciones se indica, entre otras cuestiones, la prohibición de realizar competiciones deportivas durante la noche o la imposibilidad de que concurra en la misma jornada la celebración de dos pruebas. Ambas son características principales de la Travesera. Se trata de una carrera de 74 kilómetros de recorrido y un desnivel acumulado de 13.145 metros que discurre dentro de territorio de los Picos. Es una prueba en línea en régimen de semi-autonomía. En pasadas ediciones han tomado la salida unos 350 participantes a los que hay que sumar más de 200 que lo hicieron en la Traveserina. La prueba reina tiene salida a la medianoche, desde El Repelao (Cangas de Onís) y llegada a Arenas de Cabrales. El récord masculino está fijado en 10 horas, 41 minutos, 15 segundos. Su autor fue Manuel Merillas Moledo, pero el tiempo máximo es de 21 horas.

Entre las nuevas exigencias del área protegida se prohíben los recorridos por encima de los 1.900 metros; se marcan fechas en las no estará permitido hacer carreras, como Semana Santa o en el periodo comprendido entre el 1 de julio al 31 de agosto o los puentes festivos; se restringen también los trazados múltiples de una misma prueba; y, entre otros aspectos, los organizadores deberán garantizar y justificar el adecuado aleccionamiento de participantes y público en los valores y el respeto del entorno.

Pero es quizá uno de los puntos que más llama la atención la obligación de presentar una memoria técnica que, entre otras cuestiones, debe constar de una descripción pormenorizada del trazado con cartografía de suficiente detalle, un informe ambiental que incluya un inventario de variables ambientales y posibles medidas correctoras, un documento sobre los efectos sobre el hábitat y las especies de cara a la evaluación de efectos o un plan de seguimiento ambiental de la carrera durante el desarrollo de la misma y después de su celebración. Finalmente, entre los 14 nuevos requisitos, se añade también el pago de una fianza proporcionada a la magnitud de los riesgos esperables y al coste de su reparación.

Tengo que decir que las carreras de montaña mantienen una tormentosa relación con los espacios protegidos en Asturias. Está cobrando  cuerpo la idea disparatada de que esta actividad puede ser negativa para el medio natural, un surrealista pensamiento sin base alguna que algunos quieren convertir en verdad científica.

Todo el mundo tiene bastante claro lo que es una carrera de montaña, una serie de personas bastante distanciadas trotando por senderos, realidad muy diferente a los miles que llegan a los lagos de Covadonga, la Ruta del Cares, la zona de El Cable, Pandebano o la misma base del Urriellu más conocido como Naranjo de Bulnes. Sin embargo, no muchos conocen la importancia económica que pueden llegar a tener estos eventos deportivos. En muchos pueblos supone acoger a varios cientos de personas entre participantes y acompañantes durante un fin de semana y, lo que es más importante, dar a conocer sus encantos y posibilidades tanto directamente como a través de  publicaciones en revistas especializadas.

Inconcebiblemente quienes gobiernan el Parque Nacional de los Picos de Europa ignoran, deliberadamente o no, que este se creó para conservar una realidad formada por elementos naturales y culturales, siendo ambos conjuntos dinámicos en el tiempo y relacionados entre sí. 

No cumplirá por tanto el Parque Nacional sus objetivos si se continúa despoblando como hasta ahora. No dejará de despoblarse si sus habitantes no cuentan con nuevas actividades económicas sostenibles, como el turismo de naturaleza y si no se les permite desarrollar sus actividades tradicionales de forma digna y acorde con los tiempos actuales. Desarrollo socioeconómico y conservación deben ser exactamente la misma cosa y el Parque Nacional es corresponsable de este objetivo.

En este marco se desarrolla La Travesera, carrera ‘de culto’ para aficionados de todo el mundo, que discurre entre Covadonga y Arenas de Cabrales, atravesando los tres macizos de los Picos de Europa con un recorrido durísimo y de extraordinaria belleza.

Con fecha 22-12-2015 el Comité de Gestión del Parque Nacional de los Picos de Europa aprobó un documento denominado ‘Criterios para Carreras de Montaña’ con 14 exigencias posteriormente aclaradas, tras fuertes protestas vecinales, municipales y de los participantes pero que algunas siguen vigentes para  la próxima celebración de la prueba el 10 de junio, varias de las cuales amenazan con impedir o desvirtuar completamente la Travesera.

En primer lugar es oportuno dar a conocer que el documento del Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional, que debe reglamentar las actividades dentro del Parque Nacional, está suspendido desde 2004 por sentencia del Tribunal Constitucional, sin que en estos doce años sus responsables hayan sido capaces de redactar uno nuevo, batiendo récords. 

En segundo lugar el documento no contiene ningún tipo de motivación ni de justificación jurídica ni técnica, con una actitud más propia de otros tiempos. ¿Cuándo van a entender determinadas personas que en democracia las resoluciones deben ser motivadas y justificadas, desde una multa de tráfico hasta una ley orgánica? Solamente se hace alusión a una serie de razones imprecisas y evanescentes agrupadas bajo la palabra ‘precaución’. Menuda precaución si después de trece ediciones se dan cuenta ahora de los problemas y si en trece años no han sido capaces de estudiar si hay algún tipo de afección concreta. 

Tengo que aclarar que la prueba no toca las zonas más sensibles del Parque Nacional. Pero vayamos a las limitaciones más destacadas: 

  • Ninguna prueba que discurra fuera de la superficie asfaltada podrá superar los 300 participantes. ¿Por qué no 200 o 400? Hay métodos técnicos para calcular la capacidad de carga de una zona protegida respecto a determinadas actividades, pero como no se menciona la génesis de esta cifra mágica nada se puede comprobar, aunque no creo que haya nada que comprobar. A nivel internacional, en países con mucha mayor tradición ambiental y de carreras de montaña, tales como Estados Unidos o Francia, no existe ninguna limitación similar, pero es sabido que desde hace siglos en España queremos ser más papistas que el Papa y por supuesto en Asturias más aún. Ya podíamos aprender de la isla de La Palma, Reserva de la Biosfera y que cuenta con la maravilla del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente, con un plan estratégico que sí considera inseparable el desarrollo económico y la conservación ambiental, con la Transvulcania, carrera de referencia mundial con tres recorridos y más de 3.000 participantes en un día. Esta carrera atraviesa el Parque Nacional y supera en el mismo los 2.000 m. de altura, la autoridad del parque colabora activamente con la misma y la carrera aporta 500.000 € anuales a la Reserva de la Biosfera para la realización de proyectos y estudios relacionados con el medio ambiente. Comparados con los canarios estamos en el pleistoceno ambientalista. Yo me pregunto, Señorías: ¿por qué en España, en Canarias, se permite y en Asturias no?
  • No se permitirán pruebas nocturnas. Ni en el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales del Principado de Asturias  ni en el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque Nacional se hace referencia a la imposibilidad de realizar estas pruebas por la noche, ni tenemos noticia de otras zonas del mundo donde exista esta limitación. Tampoco conocemos ninguna evidencia científica de que la iluminación nocturna de los corredores, bastante parca, provoque problemas a la fauna, que prolifera en zonas mucho más iluminadas.
  • Fuera de los cascos urbanos no se permite la publicidad comercial. Esta es la más exótica de todas las limitaciones, ya me contarán que tiene que ver con el medio ambiente. La arbitrariedad, el oscurantismo y un deseo de poder sin límites presiden la actuación de la dirección del Parque Nacional de los Picos de Europa. Que diferencia con La Palma. En este asunto ¡los asturianos queremos ser canarios!

La ‘Travesera Integral de los Picos de Europa’, y su carrera inferior, la ‘Traveserina’, han batido el récord de preinscripciones en este mes de enero. Un total de 1.500 deportistas han reservado su plaza en la carrera más emblemática de la cornisa cantábrica, que cada año se consolida con más fuerza y que en esta edición, la XIV, será sede del Campeonato de España de Ultra Trail.

Si ha resultado llamativo para la organización el número de preinscritos, también es respetable el incremento considerable de las solicitudes de dorsal procedentes del extranjero, quedando patente el carácter internacional de las pruebas.

En total, cuarenta y un corredores extranjeros de 15 países se han visto atraídos una vez más por la magia de la carrera asturiana desarrollada en el corazón de los Picos de Europa. A nivel estatal, destacar que se han registrado solicitudes de todas las comunidades autónomas.

Llama la atención igualmente el aumento de las preinscripciones femeninas llegando al centenar en ambas pruebas, lo que no hace más que confirmar el gran auge que están teniendo las carreras de montaña entre las mujeres.

Concluyo, Señorías, solicitando su apoyo para esta Moción. Con el mantenimiento de la ‘Travesera’ y de la ‘Traveserina’  promocionamos el territorio de los Picos de Europa y contribuimos al desarrollo turístico de los concejos de su área de influencia así como a difundir el conocimiento y preservar el medio ambiente en este  territorio. 

Actividades como la ‘Travesera’ y también otras compatibles con la conservación del medio natural, muy especialmente las actividades económicas que han venido desarrollándose de forma tradicional han de  contemplarse en el Plan Rector de Uso y Gestión del Parque, que se encuentra en pleno proceso de debate.

Muchas gracias, Presidente. 

Dejar respuesta