El PGOU imposible de Llanes

0
2734

En Llanes nos encanta discutir cosas de bombero-torero.

Ahora, con el anuncio del Alcalde de que en unos días saldrá a licitación la redacción del Plan General de Ordenación, otra vez a dar el personal vueltas sobre sí ese Plan estará disponible antes de que acabe la actual legislatura.

No. No lo estará. Es así de fácil la respuesta. Un Plan General de Ordenación Urbana de un municipio como Llanes no bajará en ningún caso, y siendo magnánimos, de los 3 años. Y eso sólo la redacción en sí. Y había que aclarar a muchos que cuando una empresa acaba de redactar un Plan General y se lo entrega al Ayuntamiento, eso no quiere decir que todo haya acabado y que al día siguiente ese Plan entre en vigor

Pero, bueno, para quienes no quieran hacerme caso, les explico.

Primero y básico por lo cual el debate es inútil es que en la licitación que se publique –entre muchas otras cosas, como cuanto pagará por ese trabajo el Ayuntamiento o las condiciones mínimas que deben cumplir las empresas que opten a él- el propio Ayuntamiento debe hacer constar la duración de dicho contrato. Por tanto ya desde el momento inicial ha de tener claro el Ayuntamiento –y señalarlo por escrito- cuanto tiempo debe llevar la redacción del nuevo Plan General.

Además el Ayuntamiento no podrá poner la duración que le apetezca. Deberá ser un periodo realista de tiempo, ya que si no es realista las propias empresas se encargarán de ver si les es factible o no redactar el Plan en el tiempo que estipule el Ayuntamiento.

Además las cuentas que se han empezado a hacer son totalmente inútiles al no tener en cuenta muchos factores que son irrenunciables. Les pongo sólo dos ejemplos, uno de inicio y otro de finalización. Ya digo que se trata de periodos de tiempo irrenunciables.

De inicio y aunque esta semana saliera la famosa licitación hay que recordar que debe darse un tiempo a las empresas para que estudien los pliegos. Ese plazo suele ser de dos meses. Por tanto ya nos estamos poniendo en Abril como muy pronto.

Luego deberá abrirse la Mesa de Contratación municipal que analice las ofertas presentadas. Incluso en el caso de que no surgiera ningún retraso porque se le debiera pedir documentación no aportada a alguna empresa o se le debiera pedir que corrigiera algún error o, mismamente, que alguna de ellas reclamase algo, estamos hablando de un mínimo de mes y medio-dos meses para que dicha Mesa de Contratación elija a la empresa redactora del Plan. Estaríamos poniéndonos ya en Junio. Como mínimo.

Eso en lo que correspondería a los pasos iniciales. Mínimo, ya digo, hasta Junio es posible que no se firme el contrato con la empresa que se elija para redactar el Plan General.

Y ahora vamos a los pasos finales, es decir pongámonos en que acaba de aprobar de manera definitiva el Ayuntamiento de Llanes el nuevo Plan General.

Entonces deberá ser remitido a la Comisión de Urbanismo y Ordenación del Territorio de Asturias. La famosa CUOTA, por regla general, no suele bajar de 7-8 meses el periodo de tiempo que dedica a estudiar un Plan de los del nivel de Llanes… y hay ocasiones en que tarda mucho más.

Y aquí, como sé que enseguida saltarán los Guardianes de la Revolución Vecinista diciendo que claro la CUOTA está en manos del PSOE y harán lo posible por boicotear a Llanes, simplemente les recomiendo que antes de soltar una imbecilidad de tal calado o similar tiren de hemeroteca y vean lo que, mismamente, tardó CUOTA en resolver anteriores Planes y Normas urbanísticas en los tiempos en que el Ayuntamiento de Llanes estaba gobernado por el PSOE y verán cómo no se le dio ningún trato de favor y se le hizo esperar tiempo y tiempo, como al resto.

Ah, y tampoco hay que olvidar que son rarísimos los casos en los que la CUOTA aprueba un Plan sin, al tiempo, establecer que deben ser modificadas una serie de cosas. Es decir, vuelta al Ayuntamiento del documento, otro mes o dos meses para acomodar esas modificaciones y luego otra vez vuelta con todo ello a la CUOTA para que este organismo analice si lo que recomendó cambiarse se llevó a cabo. Por tanto, entre idas y venidas del documento a CUOTA es posible que nos pase un año… sino más. Pregúntele si no me creen a Colunga.

Si sumamos ahora ese posible año de vueltas del Plan ya finalizado por CUOTA al periodo inicial señalado para la firma del contrato con la empresa –recuerden que quedamos en el próximo Junio como pronto- nos pondríamos al borde del verano de 2018.

Es decir que para la redacción pura y dura por una empresa del Plan General a una empresa le restaría menos de un año, ya que las próximas elecciones municipales serán en primavera de 2019.

¿Entienden ahora por qué les digo que este gobierno no va a presentar, ni de coña, ningún Plan General de Ordenación Urbana de Llanes?

Y para los que no me crean, lo tienen muy fácil: consulten archivos, vean mil y un casos anteriores de Llanes y de otros sitios. Es decir, infórmense.

 

Dejar respuesta