Una peluquería solidaria en Llanes

0
8655

El salón de belleza Javier Peluqueros es, desde hace tiempo, algo más que una peluquería al uso. El centro, situado en la calle Marqués de Canillejas de Llanes, forma parte de la iniciativa Mechones Solidarios y, desde 2015, dona el cabello de los clientes que así lo solicitan para «ayudar a afrontar las consecuencias estéticas del tratamiento de quimioterapia» a los enfermos de cáncer. 

La acción de Mechones Solidarios nació para «proporcionar una peluca de pelo natural, de máxima calidad, hecha a medida» a estas personas que necesitan «mejorar su autoestima» y que, de algún modo, «les ayudará a superar» o a llevar de otro modo la enfermedad. Son, en definitiva, «relaciones de apoyo y ayuda a los afectados» que pierden su pelo durante el tratamiento del cáncer.

Javier Gómez Bedoya, alma mater de Javier Peluqueros, no dudó en adherirse a la iniciativa cuando la conoció a través de una clienta. Desde entonces, hace ya dos años, el maestro peluquero corta melenas sanas de todas aquellas personas que lo solicitan. Lo hace por un precio simbólico de 5 euros, en lugar de aplicar las tarifas de su peluquería.

Javier Gómez junto a Ana Rodríguez, el tándem del Salón

La longitud del cabello a donar debe tener, al menos, 20 centímetros, «lo mínimo que se necesita para confeccionar una peluca». El pelo puede ser «de cualquier tipo (rizado, ondulado o liso) y estar tratado químicamente (tintes, mechas, permanentes…) o no». La donación no está reservada a mujeres, los hombres pueden hacerlo, y también los más pequeños -cuyo pelo se utiliza para confeccionar pelucas para niñas-.

Alexandra Sanztibañez fue una la primera clienta que apostó por la donación.

 

Dejar respuesta