Y nos fuimos a La Porra

0
1469

Esta vez subiremos a Los Lagos (no creo necesario poner el itinerario).

No hay ni gota de nieve, solamente en los dos miles hay importantes neveros, pero en las cotas más bajas nada de nada.

Aprovechando esta situación nos planteamos ver el Lago Enol desde una perspectiva diferente, ni desde el Norte ni desde el Sur. Hoy pretendemos verlo desde arriba.

Y la solución está cerca, muy cerca: La Porra de Enol (1.279 metros). Es una modesta montaña, muy chiquitina al lado de las imponentes torres del Peñasanta, del Requexón, de la Torre de Sta. Mª o el Cotalba, todos por encima de los 2.000 metros.

Con paciencia se sube con facilidad y a medida que ganas altura, la Vega de Enol se va quedando pequeña. Todos estos enormes Picos se presentan como un murallón infranqueable y abajo aparece el Lago Enol y la carretera que sigue hacia el Ercina. Hacia el oeste vemos las pequeñas majadas de Gumartini y Fana y en la lejanía aparecen el Tiatordos y el Pierzu, ya en tierras de Ponga.

En esos momentos no nos importaría tener unas alas para seguir disfrutando de unos instantes mágicos en los que el Lago está bajo nuestros ojos y las nubes juegan a esconder los Picos con sus blancos neveros.

Dejar respuesta