La etiqueta en la Mar

0
1076
Embarcación engalanada

-C: Buenos días manín… ¿Que paso?

-F: Nada, solo que me estaba acordando de una vez que al patrón de uno de los barcos que arrancaban el ocle hace años, le tuve que avisar, de que la bandera que había colocado no era la correcta, y que por lo tanto se podía montar un “espolín” de mucho cuidado.

-R: ¿Y eso…?

-F: Pues fíjate, que en lugar de colocar la bandera “Alfa”, la que avisa de que tienes un buzo sumergido, por despiste, creo yo, había izado la bandera “Oscar”, que avisa de hombre al agua.

-C: Hombre, pues si puede ser un problema, ya que estas pidiendo que otras embarcaciones se acerquen, cuando en realidad lo que deseas es que hagan todo lo contrario.

-T: ¿Y cómo acabó?

-F: Pues bien, se cambiaron las banderas, y cada uno a lo suyo, sin más palabras.

-C: Pues me alegro, en la Mar hay que ser muy correcto y educado, que eso no es solo potestad de las personas de tierra

-F: Desde antiguo, la Mar y sus gentes, tienen unas normas sociales y de etiqueta, que además de definir muy claramente lo que está ocurriendo, o lo que se tiene intención de hacer, y se solicita una comprensión que normalmente se cuida de una forma envidiable.

-R: Si, es el viejo dicho de… ¡Respétame y te respetaré!

-F: Así es, pero llevado de una forma muy tradicionalista, porque por ejemplo, tú has visto, sobre todo en las películas navales, que cuando daban permiso para subía al barco, el que lo hacía, saludaba dirigiendo la vista hacia el puente, y… ¿Sabes por qué es?

-C: Ahora mismín me lo vas a decir, como si lo viera

-F: Pues verás, antiguamente, y me refiero inclusive al tiempo de las galeras, todos los barcos portaban en su puente de popa, la imagen del Cristo, la Virgen, o el Santo, del que portaban su nombre y del que se encontraban bajo su protección, por lo tanto era un reconocimiento al entrar en el buque saludar en primer lugar a esa imagen representativa.

-T: Pero solo en la Armada, porque en los mercantes, no lo he visto hacer.

-F: Todos contemplan los sistemas recogidos en el Código Internacional de Señales, y aunque no los podría al completo, podría partir de la base, de que como por comodidad y educación, no es cuestión de avisar a gritos nuestras intenciones, solución de que en la Mar, debido a las distancias existentes seria arto difícil, en las embarcaciones deportivas, ya sean a motor o a vela, se comunican por señales ópticas, entre las que se encuentran las banderas y los grimpolones.

-R: Por supuesto de las banderas, la más importante es la “rojigualda”, que todos conocemos. Por cierto, el gualda, no es un color simplemente amarillo, es un amarillo brillante y que pocos saben que toma su nombre de la planta “reseda” o “gualda”, de la que obtenía tradicionalmente ese color en el siglo XVIII, y que su nombre, derivado del latín, significa “calmar”… ¿Oísteis?

Floración de la planta reseda o gualda

-F: Pues vamos a empezar por la…

Bandera nacional. Arbolada en un buque, indica a que país pertenece, y en el caso español, llevara el Escudo Nacional en los buques de la Armada, y sin él en los mercantes. En el caso de las embarcaciones de recreo, estos portan la bandera española con una corona real en azul, en el centro de la franja gualda.

Estando fondeados, se debe de izar diariamente, de sol a sol, en el asta de popa, pero si se está navegando, se enarbolará igualmente es el asta de popa en las embarcaciones a motor, mas si la embarcación es a la vela, se izará siempre en el pico del palo de popa, y si la embarcación portara un bote auxiliar, se izará en su asta de popa, siempre que el propietario se encuentre a bordo, o en el control efectivo del barco.

El grimpolón y corneta. El grimpolón, es una bandera o gallardete triangular de proporciones alargada, que determina el Club Náutico al que pertenece el barco, y la corneta es una bandera con el batiente acabado en dos puntas, y es la representativa del propietario del barco.

El grimpolón se iza en el tope del palo mayor, siempre y cuando el propietario este a bordo, o en inmediato control de la embarcación. En las de motor, se iza en el torrotito (pequeño mástil) de proa. Los Domingos y Días Festivos, se iza igualmente, aunque el propietario no se encuentre a borda, ya que es todo un detalle religioso de nuestras gentes marineras, y que nos viene desde muy antiguo.

Grimpolón del propietario. Es una bandera corneta, y se iza en los veleros de un solo palo, en el penol de estribor de la cruceta, y en las embarcaciones de dos palos, en el tope del palo mesana. En los de motor, se iza en el tope del palo.

En las regatas, el barco vencedor, tiene el derecho a izar el grimpolón del club, y debajo el grimpolón del propietario, pasado de esta forma a denominarse “Bandera de Victoria”.

-R: No es complicado, pero hay que tener cuidado para no liarse.

-F: Pues ahora, y esperando no cansaros, voy a contaros algunas de las mas curiosinas, aunque antes he de deciros, que las banderas, se izan a las 08:00 de la mañana, y se arrían a la puesta del sol, y para comprobar que están bien colocadas, el truco es que la luz del día, no se vea entre el extremo superior de la bandera y la polea de su driza.

-C: Mira, eso está bien.

-F: Empecemos con la…

Bandera de ausencia. Es una pequeña bandera cuadra de color azul, que izándose en el penol de estribor de la cruceta del palo mayor, indica que el patrón, o propietario, se ha ausentado temporalmente. Por lo tanto, no ir de visita que es perder el tiempo.

Bandera de invitado. Es una bandera rectangular de color azul, con una franja blanca que la cruza en diagonal. Se iza también en el penol de estribor de la cruceta del palo mayor, y su significado es muy sencillo… No dar “la lata”, que el jefe está tranquilamente de copas con unos amigos.

Bandera de la comida de la tripulación. Es un gallardete triangular de color rojo, izado en el penol de babor de la cruceta del palo mayor. Su significado está muy claro… La tripulación está comiendo, y por lo tanto, las visitas abstenerse y no molestar.

Bandera de comida del propietario. Es una bandea blanca izada en el penol de estribor, o en los obenques, y como podéis comprender, es una bandera seria e importante, ya que indica, corregido y aumentado, lo mismo que la anterior.

Bandera de sanidad. Es una bandera amarilla de forma rectangular, que se iza cuando se entra en puerto viniendo del extranjero. Representa la letra “Q”, del Código Internacional de Señales, y no se arriará hasta que las Autoridades Sanitarias autoricen su entrada.

Fallecimientos. Cuando se trata de un Duelo Nacional, tanto la Bandera Nacional del país, como los grimpolones del club y del propietario, se colocaran a “media asta”,

En el caso de que el fallecido sea el propietario del barco, se colocan a “media asta”, el grimpolón del club y el particular. Ahora bien, si ha fallecido a bordo, también se pondrá a media asta la Bandera Nacional, hasta que el cadáver sea trasladado y depositado en tierra.

-R. Pues te digo que es una manera de avisar, muy respetuosa… ¡Vaya si lo es!

Saludos. Pues hay mas, ya que cuando se navega, es obligatorio izar la bandera Nacional, a la vista de un buque de guerra, ya sea nacional o extranjero, siendo también obligatorio, al entrar en aguas jurisdiccionales de otro país, o en arribadas a puerto.

También, y por cortesía, y para saludar a un buque de una Armada “amiga” o de la nuestra, sin olvidar que cuando nos veamos en “vuelta encontrada”, con varios buques de guerra, solo se debe de saludar al de más categoría, izando y arriando la bandera tres veces seguidas (también a la vista de una fortaleza en activo), aunque ya se admite hacer esta operación una sola vez, pues si no, nos podríamos dejar las manos izando y arriando la bandera.

Pabellones extranjeros. Cuando navegamos por aguas de otros países en un barco de dos palos, el pabellón de ese país, sustituirá en el tope del trinquete al distintivo del club, el cual se traslada al torrotito, mientras que en los barcos de un solo mástil, si se está fondeado se coloca en el estay, y si se navega, se colocará en el obenque proel de estribor, a un tercio de la altura del palo medido desde cubierta.

En las embarcaciones de motor, este pabellón reemplazará a proa el grimpolón del Club.

Fiestas. En los días de Fiesta Nacional, alguna conmemoración particular, las embarcaciones se acostumbran a adornar de “sol a sol”, con banderas, gallardetes y otros embellecedores, como pueden ser ramas y flores A esto se le llama “engalanar”.

La ‘Celesta’ de Tajuelo engalanada en la Salea de Santa Ana (1970)

En las Fiestas Nacionales, si es “Engalanamiento General”, entonces recibe el nombre de “empavesar”, que consiste en una guirnalda formada por las banderas del Código de Señales, que va desde el botalón y que pasando por el tope del palo, o de los palos, acaba en el coronamiento de popa. El Pabellón nacional se iza a popa, el torrotito a proa y los grimpolones que les pertenezcan suelen colocarse en los estays.

Cuando un buq1ue se “empavesa”, tiene una silueta y una prestancia difícil de explicar, porque en las banderas de la guirnalda, se combinan sus muy variados colores, y no de una manera aleatoria, sino de una forma muy pensada.

-T: Eso es verdad, pues yo lo he visto en buques de la Armada.

El ‘Juan Sebastian Elcano’ empavesado

-F: Y ahora comprendo que lo que os voy a contar a continuación, será un poco pesado, pero por si a alguno le interesa, una disposición que recomendaba el catedrático de Higiene naval, Dn. Pastor Nieto Antúnez, para empavesar un barco con las banderas del Código Internacional de Señales, era la siguiente, partiendo desde el botalón hacia popa:

AB2-UJ1-KE3-GH6-IV5-FL4-DM7-POTercer repetidor-RN Primer repetidor-ST(cero)-CX9-WQ8-ZY Segundo repetidor

Las gentes de la mar son muy sociables, pero tienen sus propias normas de convivencia y avisan, que no están dispuestos a recibir visitas gorronas en horas intempestivas, como por ejemplo a las 14:00 h. cuando se están preparando para sentarse a la mesa.

Si en tierra se usaran estas señales, cuantos nervios nos ahorraríamos, sobre todo nuestras madres y esposas.

Letra Q (Québek) Significado Mi buque está
sano y pido libre plática.

-C: Eso de verdad es así, que algunas veces nos aparece cada “cámbaru” que lo meterías en el agua hirviendo de la pota, sin ningún tipo de remordimiento.

-F: No se si lo relatado a podido ser del interés de alguno, pero os lo he contado con todo mi afecto para los amantes de las cosas de la Mar en general, y en particular a todos y cada uno de los componentes, socios y simpatizantes de nuestro Club Marítimo, deseándoles mares calmas, vientos suaves y un buen puerto de refugio.

-R: ¿Ya esta, ya acabaste?

-F: Home, yo creo que sí.

-T: Pues entonces vamos para la Barra, a ver de qué humor tenemos hoy a la novia.

-P: ¡Venga vámonos ya, que nos va a pillar la entrante!

Hasta la vista

Fernando Suárez Cué

Deja un comentario