El caballo y la cabra

2
2746

De vuelta de esa fantasía de la geología llanisca que es la playa interior de Gulpiyuri, fuimos testigos de esta escena digna de un cuento infantil, de una fábula.

Todavía estamos asombrados de la parsimonia del caballo ante la impetuosidad de la cabra.

¿Se les ocurre alguna moraleja?

Buenas noches.

Maiche Perela Beaumont

Fotografía: Valentín Orejas

2 Comentarios

  1. Quizá la cabra estaba buscando, entre juego y juego, la protección y el cariño de un animal tan grande, y el caballo que lo sabia, la dejaba hacer. Nobleza obliga.

Dejar respuesta