El viento del destino

Fernando Suárez Cué

0
688

 

Habrá otros barcos más rápidos

más grandes o más modernos;

pero en belleza no ganan

al más antiguo velero.

Quisiera guiar mi vida
como el diestro marinero
que navega a su destino
con la fuerza que da el viento,
más favorable en la popa
o en la proa más adverso,
sin dejar que el barco vaya
donde se dirige el viento,
siguiendo siempre su ruta
hasta llegar a su puerto.

Navegando contra el viento 

Aunque parezca imposible,
sí navega el velero
en el sentido contrario
a la dirección del viento.

Orientando bien las velas
y navegando en zigzag
con el viento más contrario
su destino alcanzará.

El marino nos enseña
que una circunstancia adversa
no debe cambiar el rumbo
hasta llegar a la meta.

 

Antonio del  Olmo

Recogida por Fernando Suárez Cué

                                                                                                    Hasta la vista

Dejar respuesta