Realidades

0
693

Este pasado domingo publicaba yo en mi Facebook, antes de su aparición al día siguiente en este Diario del Oriente, mi opinión titulada “Los Reglamentos y La Falta de Luces”.

Y esa publicación en Facebook mereció una respuesta no poco interesante. Corría a cargo de una persona, una vecina, que un día decidió agarrar el toro por los cuernos y presentarse a unas elecciones. Y tras estar presente con los votos del vecindario en varias corporaciones luego decidió continuar esa labor por el bien común a través de un colectivo ciudadano.

Su postura podrá gustar a unas personas y enervar a otras pero, como mínimo, debe reconocérsele algo que no todo el mundo hace: dar la cara para defender de manera pública y a la vista de todos intereses que no son ya los meramente propios sino que son para beneficio general… porque, qué duda cabe, representar las opiniones de una parte de la población ante todos es beneficio no ya sólo de a quienes se representa sino de todos.

Su respuesta a mi opinión era buena muestra de lo que debería hacerse mucho más a menudo en beneficio de nuestra Memoria Histórica.

En España solo parece que queramos entender eso de la Memoria Histórica cuando nos referimos al régimen de Franco tras la asonada militar primero y la victoria en la Guerra Civil después. Pero, al menos para mí, esa memoria debería abarcar mucho más. Y quienes vivieron –o vivimos- tiempos pasados deberíamos entender por obligación, aunque sólo sea por respeto a quienes vienen detrás, el no dejar que muchas cosas se pierdan.

Y por eso considero que apuntes de ese tipo –y otros de otro, claro- merecen no quedarse solo en un perfil particular de Facebook. Seguro que en este mismo Diario del Oriente serían de agradecer.

Para que la gente sepa. No para tratar de convencer a unos o a otros. Simplemente para que la gente sepa. Y luego ya decidirá esa misma gente y ya se hará su opinión –cada cual la suya particular- a su gusto.

Lo mismo opinó de un asunto que, ahora que se ha votado en pleno retirar la calle a Genaro Riestra, sería bueno abrir bien públicamente. Porque unos opinan al respecto de Riestra en cuanto a su imagen y actuación como integrante de aquel régimen de Franco, pero otros recuerdan su imagen y actuación como llanisco y a favor de Llanes.

Es bueno que estas y otras muchas cosas no se semientierren en perfiles privados de una red social  (que muchos ven… pero otros muchos no) sino que se saquen a la luz pública con la máxima difusión posible. Al menos en lo que hace al entorno al que más directamente interesan que es el llanisco.

No estoy hablando de polémicas cerriles que no pasan de descalificaciones e insultos. Me refiero a que es bueno dar a conocer, desde la aportación y el debate racionales, muchas cuestiones que merecen no caer en el olvido.

Sencillamente porque la realidad casi nunca es así, única y en singular. Siempre o casi siempre la auténtica realidad se escribe en plural. Son realidades.

Dejar respuesta