La Inocentada Socialista

0
2414

Cuando el pasado sábado leí en LNE que El PSOE impulsará en 2018 una moción de censura contra el alcalde de Llanes no me lo podía creer.

Al día siguiente el diario El Comercio afinaba más con un titular que nos decía que El PSOE llanisco consultará con las bases la opción de una moción de censura. Daba igual: mi incredulidad seguía al pie del cañón.

En junio pasado publique una Opinión –Moción de ZENsura– en la cual esbozaba un par de razones por las cuales al PSOE no le convenía dar tal paso:

  1. Por haber sido la inacción post-electoral socialista (sentarse a esperar que alguien los fuese a cortejar en lugar de salir a buscar apoyos para un gobierno) la que, en parte, propició la llegada de Enrique Riestra a la Alcaldía
  2. Por considerar que vista la legislatura que venía llevando hasta entonces (y que continúa por el mismo camino) el PSOE le sacaría más rentabilidad a dejar que siguiera el actual gobierno por los mismos fueros… o desafueros.

A estas alturas, cuando restan apenas 17 meses para las próximas municipales –que serán, con casi toda probabilidad, en Mayo de 2019- se suma una tercera razón creo yo que no poco lógica: no hay tiempo para hacer nada.

Vayan contando plazos al gusto de cada uno/a.

En Enero sería la Comisión Ejecutiva Local la que abordaría el asunto. Luego se consultaría a la militancia. Supongo yo (es un suponer mío, vaya) que a la militancia no pretenderán preguntarla en plan Carta Blanca, esto es: déjennos ustedes negociar con cualquiera y a cualquier precio…

Sea como fuere restaría por hincarle el diente en serio al asunto. Esto es, negociar con alguien de algo. Y que eso llegara a buen puerto. Eso llevaría un tiempo, puesto que –en el mejor de los casos- también aquellos con quienes se negociase deberían consultar (bien a sus bases, bien a sus superiores). El tiempo seguiría, por tanto, corriendo.

Además no sólo se trataría de acordar una moción de censura. Habría que hablar y concretar acerca de algo no poco delicado: nombres y cargos a ocupar.

Pongámonos en el mejor de los casos y que están todos de acuerdo en todo y que se lleva adelante una moción ganadora. Entonces hace falta que el personal se haga al puesto, tome contacto con las realidades de cada concejalía, etc.

Y ahora tengamos en cuenta que en mayo del 2019 habrá de nuevo elecciones municipales y que eso significará que, a más tardar, en Diciembre de 2018, ya estaremos en la carrera pre-electoral.

¿Cuánto tiempo, en realidad, habremos tenido para dedicarnos al gobierno de Llanes? ¿8-9 meses, 10 siendo generosos?

Allá cada cual con lo suyo, por supuesto, pero yo sigo pensando que lo mejor que podía hacer el PSOE sería dedicar esos 17 meses hasta las próximas municipales a ir dando pasos para ganar la confianza de la ciudadanía dando muestras de desechar viejos tics y costumbres que tanto daño le han venido haciendo a ese PSOE. Mostrar una imagen -con los hechos, no con las palabras- alejada de aquello que les acabó desconectando de un buen número de personas en el concejo acercándose y mirando por las inquietudes y las opiniones del vecindario llanisco en general y no ya sólo del vecindario socialista.

Por todo ello es por lo que pienso que lo del otro día en Parres fue una humorada, una inocentada adelantada que nos quisieron gastar los nuevos rectores del PSOE local.

Dejar respuesta