2 años y 5 meses

0
2102

En la tarde del 15 de Septiembre de 2017 –ha transcurrido, pues, un año ya- y con los votos favorables de todos los concejales menos el del edil No Adscrito (que se abstuvo) el pleno municipal llanisco aprobaba –de manera definitiva- una propuesta de Izquierda Unida para retirarle la calle dedicada en la villa a Genaro Riestra (Secretario nacional del Servicio Exterior de FET y de las JONS, Gobernador Civil de Pontevedra primero y de Vizcaya después, Procurador de las Cortes) y otorgársela al que fue primer alcalde de Llanes electo en las primeras elecciones municipales democráticas celebradas tras la dictadura, José Enrique Rozas Guijarro.

Pero el asunto no dio inicio ahí, que va.

El 14 de Noviembre de 2016 –es decir, hace ya 22 meses- otro pleno municipal había aprobado la retirada de esa calle a Genaro Riestra en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica. Unos días después, por cierto, en el diario El Comercio salía publicado un excelente artículo que evidenciaba cómo las cosas no son siempre blancas o negras –como muchos pretenden- sino que en la mayor parte de los casos tienden a los muy diversos tonos de gris, y en el cual se recordaba tanto al Riestra descendiente de Llanes como al Riestra miembro de la élite franquista.

Pero es que el tema venía aún de antes.

En Abril de 2016 –se cumplen ahora 29 meses de aquello- el propio Alcalde emitía una resolución para retirarle esa calle a Genaro Riestra y requerir a los dueños de propiedades donde hubiera símbolos franquistas para que los retirasen. Una resolución en la que se detallaban diversos puntos donde se encontraban hitos que deberían ser retirados en cumplimiento de tal resolución.

2 años y 3 meses después -a pesar de que había tanta prisa, urgencia e interés por cumplir la Ley de Memoria Histórica- Genaro Riestra sigue teniendo su calle con sus dos placas (en una de ellas, por cierto, la calle es ascendida al grado de avenida) y José Enrique Rozas Guijarro sigue a la espera de la suya.

Claro que no solo es eso. Invitamos al lector a darse una vuelta y decirnos cuantos de los hitos de esta lista que incluía la resolución municipal ya no están. Apunten:

  • Calle Genaro Riestra
  • Monolito a las Brigadas Navarras franquistas en las inmediaciones del campo de la capilla de La Guía
  • Monolito dedicado a dos aviadores de la legión Cóndor en San Roque del Acebal
  • Placa dedicada a los “Caídos por Dios y por España” adosada a la Basílica de Santa María en Llanes
  • Otra placa más en la Iglesia de Poo

Ya ven: en este Llanes de hoy en día –el de la Transparencia, el Respeto y la Memoria Histórica- resulta que son mucho más fáciles de eliminar las placas que recuerdan a un Alcalde elegido democráticamente que aquellos que recuerdan a Genaro Riestra, las Brigadas Navarras, la Legión Cóndor y los “Caídos por Dios y por España”.

Luis Sordo

Dejar respuesta