Mier

4
2816

A grandes rasgos, cuenta la historia que Don Vela Ximenez, conde de Álava, en los albores del siglo XI, tras matar a un descendiente de Fernán González, se refugió en Plecín de Alles, y que sus hijos, una vez fallecido su padre, asentaron su señorío en Mier, adoptando como apellido el nombre de esa localidad, y fueron dejando su huella bajo el lema: “Adelante el de Mier, por más valer”.

Y al solar de ese linaje, donde el valle se abre y al Cares se le nota cómodo, pretendo, si tienen un ratín, que me acompañen.

De lejos, Mier es de un color blanco roto, seguramente por la abundancia de piedra caliza en sus construcciones.Y al acercarse a lo primero que se van los ojos es a una diminuta, sencilla y preciosa capilla, bajo la advocación de la Virgen de las Nieves, que se alza en una  corralada a orillas del río, a la que se vuelca “La Lanjarera”, edificio de dos pisos, con un zaguán de cantos rodados, en el que es fácil imaginar a alguno de aquellos nobles que dominaron la historia de Peñamellera, y entre dos de sus ventanas, el escudo de los Mier cubierto por un Yelmo.

No es  la única casa blasonada de ese barrio, al que llaman d’acá, ya que como guardando las espaldas a “La Lanjarera” se encuentra “El Palación”, de planta rectangular, con dos grandes entradas y un balcón rasgado. Llama la atención una escalera de piedra que lleva al piso principal, en el que tampoco es difícil figurase subiéndola a uno de aquellos legendarios guerreros. Y no falta la piedra armera de los Mier, en este caso sostenido por dos leones rampantes.

Y como no hay dos sin tres, en el barrio d’allá, separado del d’acá  por el Cares y unido por un puente que sufragaron los hijos de este pueblo residentes en México, se distingue otra construcción, a la que llaman, no podía tener otro nombre, el Palacio de los Mier. En esa casona sobresale un largo corredor apoyado sobre gruesas vigas que recorre la fachada principal, y en el centro, ¡cómo no!, campea el nobiliario escudo.

Y si tres son los Palacios, ni uno menos son los puentes, ya que además del nombrado puente México, hay otros dos puentes mucho más antiguos, dicen que romanos, que salvan las aguas en Mier. Uno sobre el idílico arroyo Boluga, conocido como el Molín, pues existía un famoso molino harinero del que se conserva el canal que lo abastecía, una suerte de acueducto. El otro,  Puente Lornia, está al final del pueblo, aguas arriba del Cares.

Y por último, no podemos dejar de subir un poco más para visitar la Iglesia, bajo la advocación de San Pedro, aunque festejan a San Justo, y que cuenta con un tejo que, al tener el tronco hueco y tan inclinado, asombra que esté vivo.

Y ya de vuelta de este viaje  en el que les he embarcado, y postergando para otro día perderse por algún camino, giramos con el Cares al norte y justamente donde caen sus aguas a la presa de Niserias, quiero contarles que los Mier, desde ese pueblo a los pies del Pico de Peñamellera, extendieron su gran influencia, entre otros lugares, a Cabuerniga, Cervera, Llanes, Ribadedeva, Santander y América, llegando algunos de ellos a ser figuras claves de los más importantes acontecimientos históricos.

Maiche Perela Beaumont

Fotografía:Valentín Orejas

4 Comentarios

  1. Fernando, muchas gracias por tu comentario. Seguriemos, en cuanto vuelvas, haciendo excursiones contigo, ya que no es muy grata tu compañia. Abrazos de los dos.

  2. Sigues asombrando con tus concisos y sintetizados comentarios Perela, y que como bien dice «Rostroazul», dan ganas de salir «pitando» para allá, pero como yo ya he conseguido ir con vosotros alguna que otra vez, doy fe de que lo que describes es cierto, y que mucho te cuesta el poder plasmar en unas cuantas palabras, la «tantísisíma» (toma palabro), majestuosidad y belleza de los parajes a los que te refieres. Un abrazo a ambos dos.

  3. Rostroazul, como siempre muchas gracias por sus comentarios siempre tan oportunos e interesantes. Ya sabe que cuando quiera nos damos un paseín por el ORIENTE D ASTURIAS, que siempre depara sorpresas.
    Asismismo, gracias también por el enlace del Google Street que permite hacerse una idea desde el aire del pueblo de Mier.
    Un abrazo.

  4. Muy bonita foto y estupendo apunte histórico…..la verdad doña Maiche es que sus descripciones, animan a uno a ir corriendo a ver todo lo que usted cuenta «in situ» y regalarse un paseín por el lugar indicado. Pero para aquellos pobres desgraciados que por alguna suerte adversa se ven impedidos de ir a contempla el <> del Cares y los puentes y palacios de los Mier; yo le brindo el enlace del Google Street que permite una visión 3d de Mier y no solamente girarse en redondo, sino también ascender y sobrevolar el conjunto que usted también describe, aunque no se llegue al detalle de poder contemplar los blasones enyelmados de los Mier…….muchas gracias por su trabajo, que acrecienta en los demás el amor por la comarca

    https://goo.gl/maps/kCbgPLiei5E2

Dejar respuesta