El Adelantado de La Florida y Llanes

6
1306

En una vía trasversal de Llanes, la que une la calle de Marqués de Canillejas con la Plaza de las Barqueras, existe una placa señalando que estamos en la calle de El Adelantado de la Florida.

Tengo que reconocer, con cierta vergüenza, que de este personaje, como de otros que dan nombre a nuestro callejero, tengo unos conocimientos elementales, para salir del paso.

Así de El Adelantado de la Florida sabía, además de que había nacido en Avilés a principios del siglo XVI y que su nombre fue Pedro Menéndez de Avilés, que reconquistó la Florida, fundó la ciudad de San Agustín y gobernó Cuba.

De lo que no tenía idea era de la vida del insigne marino con anterioridad a sus hazañas por tierras americanas, desconociendo que a los 14 años -sin duda por haber crecido escuchando historias de piratas y corsarios que de aquellas asolaban nuestras costas- se echó a la mar, que sin cumplir los 20 armó su propio barco y abordó dos embarcaciones de la gabachada en Vigo, y que seguidamente salió a buscar a 18 barcos españoles secuestrados en la zona de Finisterre, logrando recuperar algunos de ellos.

Tampoco, conocía que enterado el emperador Carlos I del arrojo y valentía de este asturiano le concedió patente para que continuase la lucha contra los piratas del Cantábrico, y que Felipe II le confió el mando de la flota que lo condujo a Inglaterra para conocer a María Tudor, tía segunda suya, con la que meses antes había contraído matrimonio por poderes.

Menos aún, tenía noticia de que en la ciudad de San Agustín, el primer asentamiento occidental en Norteamérica, celebran “Menéndez Day” (día de Menéndez), recreando la expedición española, que el marino avilesino comandó, con un desfile por las calles de la ciudad en el que participan habitantes de San Agustín como magos, soldados, bailarines músicos, artesanos, reservando el papel principal, el de Pedro Menéndez de Avilés, a un actor de renombre.

Lo que si sé desde cría es que el egregio personaje, cuando se preparaba para zarpar al frente de una gran flota para liberar Amberes, y quizá para invadir Inglaterra, murió en Santander, y que el barco que trasladaba su cadáver a Avilés tuvo que entrar de arribada en el puerto de Llanes para protegerse de una galerna, permaneciendo su cadáver enterrado durante 17 años en el interior de nuestra iglesia parroquial.

Y esa es la razón por la cual este importante marino, a la altura de Pizarro y Hernán Cortés, tiene dedicada una calle en la villa de Llanes.

Maiche Perela Beaumont

Fotografía, Valentín Orejas

6 Comentarios

  1. Ni te lo creas querida Perela, esa historia es bien tuya, y cualquier corrección sobre el artículo solo iría en detrimento del «cuadernín». Muy buenas a ambos dos amigos.

  2. Estimado Rostroazul, de nuevo un millón de gracias por seguir leyendo Diario del Oriente y haciendo comentarios siempre tan ilustrados y divertidos.
    Me anima mucho que valore el esfuerzo, aunque sea pequeño, de vincular las historias, los personajes..a Llanes, al Oriente de Asturias.
    En cuanto a la persona que dice que conoció y polemizó sobre el personaje de este artículo, si me da más datos quizá averigúe de quién se trata y pueda contactar con ella.
    Un abrazo.

  3. Fernando, muchas gracias por tu comentario. Sin duda, la lucha para arrebatar la Florida a la colonia de hugonotes franceses debió de ser terrible. Esta historia es de las tuyas, con seguridad hubieras sacado mucho más partido que yo. Totamente de acuerdo en que la fotografía de la Basílica es impresionante.
    Un abrazo fuerte.

  4. Ahora que estaba de nuevo contemplando la foto que ilustra esta página del «cuadernín»… Este Valentín es un «hacha»…¡Que fotos!

  5. Doña Maiche…. Es usted una caja de sorpresas…. Husmea todos los rincones y personajes en relación con la comarca y siempre encuentra la forma de vincularlos, para bien o no tan bien (como en este caso) con su Llanes del alma.

    Digo no tan bien,…. no por la falta de altura del personaje, que sin duda la tenía,… sino porque en Llanes, ingresó «cadaver» . Y en esas circunstancias, se hace más fácil echarle flores, pues como usted sabe, los muertos, por mal que lo hayan hecho, siempre salen a hombros.

    Mire usted Doña Maiche,… que yo ya estoy un poco mayor, y aunque me tilde de pesado, no puedo dejar de referirle un litigio que sostuve hace algún tiempo con una mujer Llanisca, tal como usted… O al menos de la zona.

    La mujer, era una hembra que estaba de buen ver, de esas que llaman la atención a los hombres convencionales como yo (ahora dirían heteros) y me fije en la conversación que traía entre manos, hablando con gran admiración de ese ADELANTADO, cuando me pareció que estaba confundiendolo con otro Pedro Menéndez, en este caso de Lavandera, contemporáneo de Mdz de Aviles, sólo que mucho más valiente (a mi juicio) , y también conocido como Almirante Valdés, capturado por los british en el episodio de la invencible.

    Pues bien, la Doña me dió un repaso de primera, hasta el punto que me sentí humillado… es evidente que estaba puestísima y cuando me vió la cara de perdedor, sintió lástima Doña Maiche… Así es la buena gente de Llanes, y fíjese como fue la cosa, que acabó aceptando una invitación a tomar «da qué» en la zona.

    Nos fuimos a un bar llamado la Tertulia en Celorio y recuerdo que tomamos calamares… Aún guardo la Factura Doña Maiche.

    Al despedirnos hice un último intento con brindarle a Valdés el título de Adelantado, pero entonces con cierto tono jocoso, me dijo el mío era un RETRASADO… no la he vuelto a ver desde entonces…. Quisiera volver por Llanes un día a ver si hay suerte pues no tengo su dirección.

    Muchas gracias Doña por su valiosa información y trabajo

  6. Precioso y documentadisimo relato, de un personaje que siempre me llamo la atención, aunque más como marino que como conquistador, y eso que soy consciente de que como conquistador fue un luchador incansable, pues la Florida no se la regaló nadie, ya que tuvo que arrebatársela a la gran colonia de hugonotes franceses que la tenían. Yo creo que por esa acción fue cuando le concedieron el cargo de Adelantado “a perpetuidad”. Perela, cada vez te admiro más por saberle sacar “el jugo” a rincones de nuestra tierrina, que si no, serían unos perfectos desconocidos para este y otro muchos cristianos. Un abrazo

Dejar respuesta