La primavera del invierno

4
924

Decía Toulouse Lautrec que el otoño es la primavera del invierno, para mí la tercera estación del año es una suerte de mensajero del frío, a pesar de que parezca, con sus colores amarillos suaves, rojos intensos y naranjas brillantes, que guarda el calor del verano.

Maiche Perela Beaumont

Fotografía, Valentín Orejas

4 Comentarios

  1. Querido Fernando, muy bien traído lo de las corrientes y lo del nombre del cartelista francés. Tú también eres un caballero español y ,además, de Llanes, y a eso no a quien lo gane.
    Un millón de gracias y un abrazo muy fuerte.

  2. Estimado Rostroazul, le consideraba más poético…y menos rígido, estricto, rígido, austero…en suma menos puritano.
    Lo cierto es que siempre me ha encantado el estilo casi fotográfico de ese pintor de la vida de París de finales del XIX, precursor del modernismo. Especialmente su cuadro «La Blanchisseuse».
    En lo que ha acertado usted es en mi estado de ánimo nostálgico.
    Cada vez da más pistas para que adivinemos su identidad, después de su último comentario sabemos que vive en un lugar donde las diferencias de las estaciones no son muy acusadas.
    En fin, espero que el próximo artículo sea más de su agrado.
    Gracias y un abrazo.

  3. Leyendo tu cuadernillo, no se el porqué se me presentó la imagen de la Corriente del Golfo (la Gulf Stream de los “viajaos), y fue debido a que siguiendo tu idea me di cuenta de que, tanto la Corriente como el Otoño, llevan a cabo una maravillosa y necesaria misión, que consiste en repartir el calor que en su génesis acumularon. La primera, desplazándose inequívocamente hacia las altas latitudes atlánticas para temporizar las vidas de sus habitantes impidiendo que las aguas de esos mares se hielen. El segundo, guardando celosamente el principio vital, que posteriorente bien dosificado y repartido, será el origen de los nuevos ejemplares de las distintas floras que cubren nuestra planetaria mansión, y todo ello, sin olvidar que bajo ese dosel, giran una gran y diversa fauna, que si no fuera por nuestros dos protagonistas sería impensable su desarrollo y prosperidad.
    En cuanto al amigo Henri Marie Raymond de Toulouse-Lautrec-Monfa, cuya “chispa” la ha demostrado sobradamente en sus pinturas y carteles, y cuya frase sobre el otoño tanto nos ha gustado, tuvo encima la picardía para con él, y el detalle para con nosotros, de nacer en Francia, pues… ¿Te imaginas el problema que se le hubiera ido encima al Ministerio del Interior, si hubieran tenido que “meter” en un DNI semejante nombrecito”?. Un beso Perela, y un abrazo a Valentín.

  4. Doña Maiche…….. he percibido una cierta nota de «nostalgia» en sus escuetísimos renglones sobre la fascinante foto de SU allegado fotógrafo. Primero doña Maiche,…..que el interprete del otoño, vaya a ser en su escrito Mr. Lautrec, que no percibió en sus cuadros otros otoños, que el color de las pelvis de sus barraganas….pues que quiere que le diga doña Miache,…me inquieta. Y bien,…. como caballero español que me he pronunciado en este mismo ilustre diario a favor de la estación otoñal, ….no me deja otra opción que la protesta en este caso. ¡PROTESTO SEÑORIA!…..oración suplicativa que usted habrá entonado en más de una ocasión.

    Personalmente doña Miache, que yo no sea fan del burdelero Touluse, no debe entenderlo como una crítica al cuadernín sino como un (aspero) contrapunto, que ruego me diculpe.

    El Otoño doña Miache es la estación de los dioses. La estación de otoño es la época de las cosechas y recolección de girasol, maíz, etcétera y, fertilidad de los pastos. El término «otoñada» en Asturias indica la cosecha de los productos de la tierra y abundancia de pastos en el otoño. La palabra otoño hace referencia a la segunda hierba o heno que producen los prados en la comarca. Por otro lado, otoño es período de la vida humana en que sin perder las facultades aun, se atesora todo el conocimiento con el que se puede desafiar el infinito…..

    Contemplar el otoño solo como preludio del invierno, se lo disculpo esta vez apelando a un estado de ánimo pasajero, y usted doña Maiche, normalmente es todo lo contrario en sus escritos.

    Asi que,….. aunque me vaya caer la gris….yo la desafio desde aquí….¡bendito otoño¡……y cuando llegue el frio invierno……¡pues ya nos calentaremos!……¡¡¡¡SERA POR FRIO!!!

Dejar respuesta