Empieza el show

1
733

Bueno, parece que ha llegado el momento de dar a luz los futuribles sobre la próxima campaña electoral municipal. Empieza la diversión.

El pasado martes, en LNE, se hablaba acerca de la futura candidatura socialista y las dudas que mantiene consigo mismo el actual portavoz del grupo municipal, José Manuel Herrero Mijares.

Si a mí me preguntase alguien le respondería que no entiendo lo que ha estado haciendo (rectifico: no haciendo) el PSOE llanisco durante estos años.

Mi idea es que debería haber aprovechado para poner orden en lo que quedó como quedó de los tiempos de Dolores Álvarez Campillo. Me refiero a un PSOE en el cual se cerró las puertas a gente muy válida pero que resultaba incómoda para el poder de entonces.

En política, no sólo en el PSOE y no ya únicamente en los máximos niveles sino también abajo del todo, los partidos son autores de grandes escabechinas con personas que lo que querían era trabajar en serio y no hacer de correveidiles de esa o de aquel.

Así las cosas (y sin meterme en el general de todos los partidos ya que el “chiste” de hoy se refiere al PSOE) con una información como la de este pasado martes uno ya casi daría a Herrero Mijares por descartado ya que ¿con qué autoridad y ansias de que lo votasen para Alcalde se podría presentar al final alguien que apenas cinco meses antes expresa tales dudas?

Herrero Mijares ha recorrido su particular travesía del desierto a lo largo de la presente legislatura. Y, a no ser que alguien rectifique la idea, esa travesía la acometió gracias a la hoy diputada de la Junta General. La misma que durante años respondía que “no hay prisa” cada vez que se la preguntaba por el Plan Urbanístico… y dejó que se lo acabara comiendo en plena campaña Herrero Mijares, poniéndolo a los pies de la oposición.

Eso sí, lo mismo que soy de la idea de que si a Álvarez Campillo le deben tanto Herrero Mijares como el PSOE estos años de oposición también lo soy de que el partido debería haber acometido en estos años una limpia que lo dejara libre de cualquier sospecha anterior. Lo que ya no alcanzo a saber es si esa limpia se ha intentado y se tocó a otros posibles nombres válidos o si ni siquiera se intentó.

Fuese como fuese, haya habido o no intento de renovación, el final ha sido el mismo: el PSOE sigue, mayormente, con la misma gente que hace cuatro años. Y con ella deberá convencer ahora, en 2019, a quienes en 2015 se quedaron en casa y no fueron a votar PSOE, así como tratar de convencer a nuevos votantes.

Ahora la duda a resolver es sí el partido –como ya se sospecha- va a tirar de viejas figuras cara a mayo.

Sea como fuere, personalmente creo que la mayoría absoluta –tan ansiada no únicamente por el PSOE sino por otros también-, de confirmarse todas las candidaturas que ahora rondan por ahí (PSOE, FORO, VecinosxLlanes, PP, IU, Podemos, Ciudadanos… y ya veremos si hasta VOX) se me antoja difícil.

No sé quién ganará las elecciones de mayo pero estaría por apostar que un resultado como el de hace cuatro años, que nos deje listos para que varios partidos tengan que entenderse entre sí, es muy posible que vuelva a repetirse.

Y ya que hablo de la próxima cita electoral, un último apunte, una última apuesta: de muy poco o nada conozco yo al Alcalde, pero de lo que llevo visto en estos casi cuatro años, mucho me extrañaría que después de haber entrado y salido del Juzgado todo este tiempo con acusaciones hacia el PSOE fuera a llegar la cita electoral y no tuviera el Primer Edil preparado algún fin de traca.

Atentos.

Luis Sordo

1 Comentario

Dejar respuesta