Narganes

15
985
Imagen, Valentín Orejas

Sabía que la cumbre más oriental de la Sierra del Cuera era el Pico Jana, y también que domina la rasa costera desde el Concejo de Llanes hasta Comillas y la cuenca media y baja del río Deva, que lo bordea por la ladera sur y este.

Pero lo que desconocía es que, además de esas extraordinarias vistas, cuenta este Pico, al que asimismo llaman del Rey, con una construcción en forma oval que se cree formaba parte, junto a la torre del Pico Castiellu y la del Pico Rales, de un sistema articulado estratégico-defensivo.

Y a los pies de esa suerte de vigía, que controlaba el paso hacia la Hermida y Cabrales, se encuentra Narganes, al que subimos desde Panes en una mañana de enero, con esa luz que parece patinar sobre lo que ilumina y que solo se da en un día de invierno soleado, acompañados de dos guías de excepción, Nel Melero, que conoce La Peñamellera Baja como si fuera suya, y cuyo paisanaje ha fotografiado en cada evento y en cada fiesta, y su amigo, ya también nuestro, Pepe Vallejo, cuyo abuelos eran naturales de ese pueblo peñamellerano.

A medida que nos íbamos acercando a Narganes, Pepe, al mismo tiempo que nos contó que fue lugar de cesteros-maconeros que hablaban su propia jerga, y luego fundamentalmente ganadero, nos hizo reparar en la vega de la Paraina, en la que no cabían más verdes, en el pozo del Coyú, con sus aguas azules arremolinadas, y en la sauceda de Buelles, plateada por la claridad de la mañana, así como en el pequeño río Espioña y los pueblos de Cimiano y más arriba Suarías, que brillaban al sol.

Una vez en Narganes, nos explicó que existían tres barrios algo dispersos: Trisileja, Los Hoyos y Palacio, y en el primero, el más importante, precedida de dos descomunales robles, cuyas ramas parecían enormes astas de venado, la Iglesia, muy bien cuidada y bajo la advocación de los santos hermanos médicos, San Cosme y San Damián, a quienes honran en septiembre con misa, ramu y procesión.

También nos enseñó las boleras, y nos refirió que en una de ellas “ La Portilla” se celebra el trofeo “Magosta”, de bolistas veteranos.

Y tras un entretenido paseo, en el que no faltaron buitres volando más abajo de la cima del Pico, terneros recién nacidos, sociables burros y un abrevadero en el que nadaban plácidamente ciprinos dorados, llegamos a Palacio, el barrio de la familia de Pepe, en el que llaman la atención las casas indianas, destacando la conocida como “Los Robles”, de varios pisos, pintada de un singular amarillo y con galerías a tres vientos.

Y como remate de la excursión, una comida en el Restaurante Covadonga de Panes, en el que, a parte de que todo me supo a gloria, nos tratan tan bien, especialmente Carmen Sordo, que siempre nos sentimos como en casa.

Maiche Perela Beaumont

Fotografía: Valentín Orejas

15 Comentarios

  1. Buenos días, Isabel
    Muy interesante tu información sobre el origen de los apellidos Hoyos y Torrehoyos.
    Yo tampoco estoy en disposición de ampliar, esperemos que algún lector nos siga ilustrando.
    Gracias por tu comentario.

  2. Creo interese a los llaniscos, que de este pueblo procede el apellido HOYOS, rastreado en los Padrones de Hidalgos de Ribadedeva desde hace cuatro siglos por su vinculación por matrimonio en PORQUERIZO. A finales del siglo XVIII , se unió al RUBÍN DE CELIS, de Santiuste, siendo descendientes de este vínculo dos hermanos , de formación iurídica y militar que llegaron a ser MINISTROS. También el apellido TORREHOYOS, con heráldica y palacio en Bores, tiene el origen en Narganes, El Marques de Torrehoyos fué militar en la defensa de Cartagena de Indias.
    (No estoy en condiciones de ampliar). Ruego que los sabios de Llanes amplíen información, en honor a Pepín el de “la Gloria”. Gracias

  3. Pues nada querida Perela, como tienes los conocimientos necesarios sobre las personas y situaciones, que por supuesto yo desconozco, pasearemos lo cinco juntos en “comandita”, y no dudo que seguiremos divirtiéndonos mientras se espera con cierta impaciencia la aparición del tu “Cuadernin de campo”. Hasta la vista.

  4. Querido Fernando, sinceramente creo que aquí todos con mayor o menor fortuna escribimos lo que pensamos…..y yo agradezco que se hagan comentarios a los artículos de Diario del Oriente.
    Así que todos podemos ir juntos de paseo…..
    Gracias.

  5. Hola Perela, me parece que los que nos vamos ir de paseo, somos nosotros dos y nuestro muy admirado y querido Lumiere particular.
    Te digo esto porque, a mi me encanta el enfrentamiento dialéctico, sobre todo cuando está rozando la línea de la “disconcordia”, pero sin traspasarla, primero porque no es de “buen hacer”, y segundo porque ya pierde la gracia, pues da la sensación de que se han acabado las ideas y se tiene que entrar en el chabacano “palabro” directo…. ¿Que te parece?…¿Marchamos?

  6. Intencionadamente omití su “alias”,… y usted se reconoció en lo escrito.

    Tiene usted poca talla y sin duda, tiene amplias oportunidades de mejora.

    Adiós.

  7. Don Eugenio: Sillín es a Sillón….
    Lo que Cogín es a X…. Y mi importa tres X… Su opinión….

    Si le cansan mis opiniones….no las lea… Y si a pesar de todo las sigue leyendo… Descanse buen hombre!!… hágase el favor

  8. He estado varias veces por esa zona, pero no la viví con la intensidad con que tú la describes Perela, pues la primera fue una excursión con una persona por la que estaba altamente interesado, y no estaba yo para muchas observaciones paisajistas.
    Posteriormente ha visitado la zona, y es por lo que me ha gustado esa tu frase “luz que parece patinar sobre lo que ilumina”, pues es verdad que la luz parece no venirte de las alturas, sino que se desplaza a tu nivel con un brillo especial que realza todos los contornos que se ponen ante tu vista. Recuerdo, pero no se quien lo dijo, que “en la ortografía asturiana, la luz de su horizonte no te deja alargar la vista”.

  9. Querida Perela,… leo con agrado tus escritos y disfruto de las fotos de Valentín pero,…
    últimamente, ciertos comentarios adjuntos, molestan y distorsionan el placer de la lectura y la observación…
    Lo siento, yo también voy a caer en la distorsión del principal. No volverá a suceder.

    Comentario adjunto, usted debe ser alguien no acostumbrado a que le lleven la contraria,… usted se lo pierde.
    Además, el que en apoyo de sus argumentos o justificaciones, se muestra rutilante con todas sus luces largas encendidas,… suele carecer de brillo propio.
    Por favor, absténgase si puede, de comentarios graciosos y gaste sus inconmensurables energías, en el objetivo principal.
    No canse.

  10. Rostroazul, sinceramente si llegara el caso…no sé.. si le dejaría acompañarme en un paseo o le mandaría directamente “a paseo”..

  11. Mire Doña Maiche yo no dije la frase completa dada su susceptibilidad “feminoide” … O… “feminista”… O como se diga… Pues…. “Si no la la salvo a ella no me salvo yo”… seguro que pensaría que me referiría a usted…. y para que querría yo más de la que me podía caer… además, para que me iba usted a necesitar a mi teniendo de guardaespaldas al Señor Velero… en mis dominios conocido como Nelson… ¿eh doña Maiche?… No se preocupe tanto por mis gripes que ya se ocupa mi doctora,… Usted preocúpese de seguir deleitándonos con esa especial manera de tratar la prosa y esa inigualable y envidiable afición a reverberar la existencia de nuestros rincones más recónditos, para satisfacción de propios y extraños…. afición me imagino absolutamente altruista, y por ello encomiable.

  12. Rostroazul, a la mejoría que yo me referia era a la de la gripe… por si la estuviera pasando..
    Pero me equivoqué…lo que está usted es filosófico…y llegados hasta aquí.. escriba la frase completa, que si no se queda coja: “yo soy yo y mi cicunstancia, y si no la salvo a ella no me salvo yo”
    Siempre me he preguntando la razón por la cual el Quijote provocó en Ortega esa profunda meditación.
    ¿Sería por qué Alonso Quijano se responsabilizó de su circunstancia? ¿Por qué salió a salvar lo que hubiera que salvar y a enderezar cualquier entuerto?
    A lo mejor a usted le pasa lo mismo que al ingenioso hidalgo..
    En fin..

  13. Doña Maiche…. Como dijera Ortega y Gasset en su libro “meditaciones al Quijote”… yo soy yo y mis circunstancias… Y le aseguro que en las mías tengo poca capacidad de mejoría

  14. Rostroazul, le encuentro muy comedido y moderado…¿no tendrá usted la gripe?
    Efectivamente, como apunta, mi amigo Nel Melero es un crack, una brillante y buena persona, pero durante una larga temporada se acabaron los paseos con él, ya que en breve se marchará a pasar el invierno a Chile.
    Compruebo que acertamente ha vuelto a tirar del Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar, que nos permite constatar, entre otras cosas, la perdida de habitantes de nuestros pueblos, lo que producían, la existencia de escuelas, las advocaciones de sus iglesias y capillas…
    Nuevamente, termino agradeciendole su aportación, que como siempre complementa magníficamente la colaboración de los sábados.
    ¡Qué se mejore!

  15. Muy buenas Maiche…. hoy nos brinda una nueva excursión montañesa y bien acompañada de un tal Vallejo y de su habitual experto Nelson Velero… Este último debe ser un crack, para que siempre la pueda estar acompañando a pesar de que usted es más amiga del paseo “jesuítico”… O sea en soledad y silencio.

    La fotografía es como siempre muy descriptiva y de alta calidad… Se aprecia que es un sitio encantador e ideal para el descanso. Además nos enteramos de que allí hay burros de la especie zoológica, no de los que nos gobiernan, que son más bien apollinados.

    He encontrado dos apuntes de interés para complemento del artículo.

    Que de allí procedía Manuel José Narganes de Posada Catedrático de Ideología y de literatura española en 1807 y autor de Tres cartas sobre los vicios de la instrucción pública en España y proyecto de un plan para su reforma.

    Además resulta creo muy curiosa para contrastar la información de Narganes en 1845, según datos del Madoz

    Feligresia en la provincia y diócesis de Oviedo (20 leguas), part, judicial de Llanes , ayuntamiento de Peñamellera. Esta Situado al Este del valle de este último nombre , a orillas del Rio Deba, con libre ventilación y clima sano. Tiene unas 70 casas donde habitan unas 300 almas, que contribullen a su ayuntamiento; hay escuela de primeras letras frecuentada por 20 á 24 niños de ambos sexos, cuyo maestro percibe 600 reales de sueldo. La iglesia parroquial (San Cosme), de la que es aneja la de San Andrés de Buelles, está servida por un cura de ingreso y patronato laical. Para surtido del vecindario se hallan 2 fuentes de buenas aguas. Confina el término N. Andinas; E. Casamaria; S. Peñarrubia, mediando el puerto de Usllaver , y por O. Panes y Siejó. Cruza por en medio de dichos pueblos, según hemos dicho, el Río Deba, sobre el cual hay una barca para el tránsito de los viajeros. El Terreno es de buena calidad y abunda en árboles frutales. Los caminos  conducen á los pueblos limítrofes, en mediano estado, produce maiz, trigo, castañas y frutas; se cría ganado de todas clases; caza de varias especies, y pesca de salmones y truchas.

Dejar respuesta