Concejo nacional en el balneario de La Hermida: Retos de los municipios de montaña

0
273

En los 25 kilómetros para ir desde Ribadedeva hasta La Hermida no hace falta salir de Asturias: se va por la regional Purón-Siejo, que gestionó el alcalde Lorenzo Noriega Escalante en 1902.

En Panes se pasa a la nacional Tinamayor-Palencia, que contrató Florencio Noriega de la Vega, entre 1860-66. Es en La Venta de Rumenes donde se entra en territorio de Cantabria; precisamente en el puente, en la sólida piedra de el dintel, está grabado en piedra, 1863 (al igual que en otros puentes de los 40 Km.). Recordaremos también que el Balneario lo gestionó el conde de Mendoza Cortina, Francisco, 1815-1880, que construye su viuda. El  citado conde era primo de los Noriega Mendoza de Colombres: Iñigo Noriega Mendoza, 1829-1895, que mandó construir “la casona” en 1877 y fué un excelente alcalde del concejo.

Precisamente Ribadedeva, al igual que todos los municipios de la costa oriental asturiana, dada la influencia de altitudes y pendientes de los Picos de Europa, cumplen los  parámetros de Municipios de Montaña.

Fue muy interesante el diagnóstico y decisiones que se tomaron en esta jornada muy bien preparada y con carácter nacional: “Se trata de dar gobierno a los pueblos y que estos tengan todos los remedios en sí mismos para tener una buena dirección”.  Ese es el reto de Francisco Boya Alós, de Lérida,  presidente de la Asociación Española de Municipios de Montaña. Consideremos que en España la mitad del territorio es de montaña.

El Gobierno de Cantabria creará una Mesa de Montaña para frenar el éxodo rural. Se habló también de Grupos de Inteligencia Terrorial, otra forma de denominar a los concejos, las formas democráticas ancestrales, los mejores medios de gestionar el “común”.

Isabel Gutiérrez de Quevedo

Dejar respuesta