La Torre de Alevia

6
1043
Imagen, Valentín Orejas

En el mirador de San Antonio, dominando el río, el valle y las montañas, se alza la esbelta Torre de Alevia, sufragada por dinero indiano, y que, además de verse desde casi todas partes, cumplía la función a través de su reloj, lamentablemente parado hace años, de transmitir el horario a toda la Peñamellera Baja.

No estaría de más que este símbolo del Concejo, aunque ya todos tengamos reloj, recuperara su protagonismo volviendo a marcar las horas.

Maiche Perela Beaumont

Fotografía, Valentín Orejas

6 Comentarios

  1. Milio, muchas gracias por tu comentario. También por la información que aportas del arquitecto y de la similitud de la Torre de Alevia con los campanarios de la Iglesia de Santa María Magdalena de Ribadesella.
    Me alegro de que te haya gustado.

  2. gracies por subila! esa torre enamorómi cuando la descubrí con un amigu nuna escursión rodada peles peñamelleres h.az un tiempu yá. .. si nun mi equivoco l’arquiteutu h.oi miguel garcía lomas y d’ehí vieno l’encantamientu si ti despistes un pocu l’efeutu e’l de tar viendo un trocín de ribesella en plenu monte (o a la inversa)!!!
    el casu e que si ún se para a mirala el diseñu e idénticu al de los dos campanarios de santa maría madalena del puertu de ribesella

  3. Eugenio, buenas tardes.
    Respecto a la fotografía, me ocurre como a tí….Con independencia de parecerme espectácular…en otro caso no la hubiera elegido para el Cuadernín….me resulta un poco sobrecogedora..
    Esperemos que no caíga en saco roto la idea de que el reloj del Valle Bajo de Peñamellera vuelva a dar la hora…pues como escribía en el otro comentario…las cosas cuando pierden la función se las apropia la tristeza y acaban en el declive.
    Gracias por tu comentario.

  4. Procuro no tener recuerdos en blanco o negro,.. las dicotomías me asustan. Hay una infinita gama de grises,… y esta maravillosa foto, me produce una mezcla de sentimientos contradictorios.

    Me gusta visitar esas viejas piedras, esas iglesias, y disfrutar del recogimiento que me producen.,…pero también me cabreo pensando las posibles vivencias que muchas personas sentirían bajo el “poder” de “la torre”. No puedo resistirme a tocar esas centenarias piedras que me hacen sentir o novelar esas vivencias.

    La Iglesia siempre se situaba sobre zonas prominentes y construía más alto, siempre más alto,… sobre los demás,… para así dejar claro que todo lo veía, que todo lo controlaba con su “espiritual omnipresencia”,… como el “ojo de Sauron” sobre la “Comarca”.

    Esa preciosa y trabajada foto me da frío, y no por la niebla que la envuelve sino porque me transmite ese negro poder que unas pocas personas trataban de ejercer sobre otras muchas más.
    Disculpar el desahogo.

    Por cierto,… apoyo la vuelta de un cartesiano reloj sobre las “espirituales piedras”

  5. Buenas tardes, Rostroazul.
    No tengo palabras para agradecerle que, cuadernín tras cuadernín, no falte usted al comentario…Menos mal que más de una vez ha escrito que le sobra el tiempo….En otro caso me sentiría abrumada.
    Estoy de acuerdo con usted en que la fotografía es magnífica….Ya sabe que esta colaboración de los miércoles es la mayoría de las veces un modesto pie para la imagen.
    No recuerdo si estaba presente el día o el momento en que se hizo la fotografía…pero si recuerdo su preciosa oda de Navidad…..
    La esbelta Torre de Alevia…visita obligada si viene al Oriente de Asturias….se asienta sobre un zócalo sobre el que se elevan tres cuerpos de volumen decreciente….pero ignoro si el último piso se ejecutó en una fase posterior.
    Esperemos que, como ocurrió en su Concejo, el reloj de la Torre de Alevia vuelva a marcar las horas….ya que las cosas que pierden su función…. la utilidad para las que fueron creadas las envuelve la tristeza.

  6. Doña Maiche…. ¡VAYA FOTO!…. y este mérito ignoro si lo comparte con Don Valentín,… porque ignoro si usted estaba allí en el momento del disparo, pero es que difícilmente se puede conseguir un instante tan peculiar, para un relieve tan bonito de la majestuosa torre en un día tan asturiano… menudo contraste.

    La verdad doña Maiche es que cuando yo vaya a conocerla a usted,… que espero sea en la cafetería de uno de esos hoteles indianos… lo primero que le voy a pedir… si me lo permite… es una excursión a ver la Torre de Alevia….

    A mi me parece doña Maiche que su construcción fue trifásica,… Y esto dicho a “ojo de buen cubero”,… pero no me negará, que el último piso, donde se instala la Virgen a vigilar a los lectores del diario (¿se acuerda del final de mi poesía de navidad?) es de fase posterior al resto.

    y también a los lectores
    del Diario del Oriente
    desde la Torre de Alevia
    con su mirada pendiente
    les pide más compromiso
    hasta el invierno siguiente.

    Por último doña Maiche, que buena iniciativa sería arreglar el reloj… recuerdo que en mi concejo de Caso hay un reloj casi gemelo en el campanario de la iglesia de Campo de Caso, y siempre marcaba la 1,20 hasta que llegó un párroco joven hace unos 20 años y organizó una colecta con éxito suficiente para su arreglo, que ahora es muy sencillo gracias a los mecanismos eléctricos,…. pues desde entonces allí está dando las horas… hace poco me fijé… COMO DEBE SER… según dijo el cura en aquella homilía para defenderse de las críticas de algunos, por el dispendio.

Dejar respuesta