Y ahora, ¿qué?

0
271

Tras seis meses de pesquisas hay cuatro detenidos por el asesinato de Javier Ardines González, cuatro detenidos producto de una investigación que parece dar los celos como motivación para aquel crimen.

Y con el levantamiento del secreto de sumario han salido a la luz todas las interioridades de la vida de Ardines. Han salido y se las ha paseado por todos lados y se las ha sometido a todas las disquisiciones, las bromas crueles, los comentarios soeces…

La parte cutre de la política saltó como un resorte cuando personas que se decían públicamente amigas del asesinado no tuvieron la más mínima vergüenza en poco menos que utilizar su cadáver como arma para ir ellas de cacería, dejando caer al lado de lo que tenía que ver con el crimen, cosas como que “los socialistas, los trabajadores interinos…”. No decían los socialistas o los interinos son unos criminales, no, no, que va. Sencillamente, cuando sacaban el crimen a colación al lado dejaban caer “los socialistas, los trabajadores interinos…”.

Ello ha llevado a que ahora se levanten voces exigiendo disculpas. Y, claro, no sólo eso: ha habido personas que han aprovechado ese levantamiento del secreto de sumario para ir ellas ahora de cacería. Y en medio de unas y de otras, la familia y la memoria de Ardines.

Esta mierda de política (y, ojo, no estoy diciendo que la política sea una mierda: digo que hay gente que hace política de mierda, envuelta en muy bonitas palabras pero de mierda) y esta mierda de personal que pulula con especial impunidad por redes sociales han cubierto una vez más las expectativas.

Lo que tenían que estar era hablando sin parar y elogiando la labor llevada a cabo por la Guardia Civil y esa madeja que fue deshaciendo a partir de, recuerdo, el día del año en que más gente, coches, móviles… hay en Llanes.

Sois una mierda. Tanto quienes antes empleasteis el crimen para apuntar hacia cierto sector que a vosotros -por asquerosos intereses políticos- os convenía, como quienes ahora veis la oportunidad de revancha con todo lo que se ha sabido estos días. Ni unos antes ni otros ahora pensáis en las personas a las que hacéis daño.

Ahora, además, tiráis balones fuera y culpabilizáis a los medios, a las televisiones… Por supuesto, por supuesto… ¿y quiénes veis esos programas como si estuvierais a misa? Es más ¿quiénes no tuvisteis ningún problema en echar la lengua a pacer en esos programas? ¿Ya no os queréis acordar de eso, verdad?

Y mientras vosotros estabais con vuestra mierda, mientras tanto la Guardia Civil trabajando para resolver el crimen.

Sois basura. Y lo peor es que lo seguiréis siendo. Si mañana se presentara un caso por el estilo no habríais aprendido nada, volveríais a revolcaros en vuestra mierda y a intentar revolcarnos a los demás también en ella.

Durante semanas estuvo a las puertas del Ayuntamiento un escrito con frases como “en Llanes donde todos nos conocemos y sabemos aproximadamente la calidad personal y el valor moral de cada uno, mataron a un concejal”. Esas y otras como que “alguien cainita y criminal se lo llevó por delante o bien porque se había enfrentado a los intereses creados, o porque había impulsado con la oferta pública de empleo la renovación del personal municipal siguiendo los criterios de igualdad, mérito y capacidad en lugar del anterior dedazo, o porque había reordenado algunos chiringuitos playeros, o el acceso sin control a sus queridos bufones de Pría, o porque impulsaba un nuevo Plan Urbanístico elaborado con la participación democrática de todos los vecinos”…

Después de soltar ese amplio listado de posibles explicaciones al crimen, todas ellas –curiosamente- relacionadas con su concejalía como si la vida de Ardines se redujera al Ayuntamiento, creía nuestro insigne autor que todo lo solucionaría con una sola frase, con siete palabras: “o simplemente por razones personales que ignoramos”… hala, con esa frase ya autoexculpado nuestro genio si hay problemas, todo lo dicho anteriormente se difuminaba en el viento.

Pero, le pudo a nuestro afamado autor la presión, se olvidó de que había ya escrito una frase con la cual podría salir de rositas si alguien le pedía explicaciones y, poco más adelante, volvía a la carga. Decía nuestro preclaro autor sobre Ardines que “fue al Ayuntamiento con las manos vacías a tratar de construir un nuevo régimen verdaderamente democrático, y el viejo régimen se lo ha llevado al infierno”. Ahí lo tienen, según nuestro insigne autor a Ardines había sido el viejo régimen el que se lo había llevado por delante.

¿Y ahora dirá algo está lumbrera? No creo. A mí, personalmente, no me preocupa si dice algo o no dice nada. De alguien así no espero nada.

Tampoco soy de los que pide que dimita el Alcalde. No, no, que se quede hasta el último día. Aprendamos a hacernos cargo de las cosas.

Lo dicho. Me da lo mismo que seáis hombre o mujer, de este partido o del otro: sois basura.

Dejar respuesta