Arqueología en Santa María de Tinamayor

0
298

Entre la interesante información de la revista anual de fiestas, que publica COMANDEFE, destaca la transcripción de un artículo del sacerdote historiador D. José F. Menéndez, publicado en EL ORIENTE DE ASTURIAS en 1922. Describe documentación de la familia Alvarez de las Asturias de Vidiago y la adscripción de Santa Maria de Tina al Monasterio de Santa María de Lebanza (o de La Alabanza), fundado hace 1000 años en el norte de Palencia, en el avance de la Reconquista; a esta etapa de dependencia corresponde la LAUDA DE TINAMAYOR.

Complementa la historia de Santa María de Tina, la publicación de D. Javier Fernández Conde, catedrático de la Universidad de Oviedo, que realizó en 1986. En amplio informe cita construcciones de muro características del prerrománico, correspondiente a una “CELLA ORATIONIS”, de devoción cristiana en la primera época de la Reconquista. También describe el prestigioso profesor, los enterramientos antiguos bajo los muros de la primitiva iglesia. Recomendamos mayor conocimiento de la obra escrita de Fdez. Conde.

Agradecemos a D. Ignacio Alonso García, director del ARQUEOLÓGICO DE OVIEDO (al norte de la catedral con entrada gratuita), la ficha de este importante vestigio. Comprobamos que fué D. Angel Noriega Rodríguez, BENEFACTOR DEL PUEBLO EN LA TRAIDA DE AGUAS DE HACE 50 AÑOS y como vemos preocupado por los valores del patrimonio cultural. Como ya publicamos, D. Magín Berenguer, historiador y artista, estuvo en Pimiango esa década de los 6o: pintando el retablo mayor de la parroquial de San Roque y reproduciendo las valiosas pinturas de la CUEVA DEL PINDAL, que nos gustaría mostrar en una EXPOSICIÓN, con motivo del centenario del nacimiento de tan valioso y culto artista.

RESPETANDO LA VOCACIÓN DE LA TIERRA

En la visita a Pimiango, este año en la misma fecha del martirio de los Santos Mártires hermanos, Emeterio y Celedonio, en Calahorra, podemos admirar el extraordinario ordenamiento agrario de toda la rasa. Toda la superficie posible se cultiva con las mejores técnicas para pasto de una importante cabaña ganadera, alrededor de 400 animales,mayormente de raza asturiana “carreñana”; a pesar que los ganaderos cada vez son menos. Ellos debían opinar en los cultivos, según la orientación y vocación de la tierra, prolongando el pasto en la bajada pendiente norte, donde las encinas no vegetan. Consideremos que son los ganaderos del concejo los que conservan el paisaje, en general de familias ancestrales y por lo tanto con autoridad de conocimiento. Recordar por último que estamos en fecha poner en tierra las bellotas que cogimos en el otoño, para obtener plantas autóctonas. También se pueden reproducir los madroños (o borrachines) por esquejado. Ambos alimentos son importantes para la regulación, para pasar buen invierno.

Isabel Gutiérrez de Quevedo

Dejar respuesta