El Faro de Llanes

9
1419
Imagen, Valentín Orejas

En la punta de San Antón, señalando la entrada del puerto pesquero, se alza la torre octogonal y blanca del faro de Llanes.

Se iluminó por primera vez el 3 de septiembre de 1860, utilizando como combustible aceite de oliva y luego petróleo.

Más tarde, al empezar a escasear esa mezcla de hidrocarburos como consecuencia de la Primera Guerra Mundial, se le dotó de electricidad.

Tras sufrir un incendio en 1946, fue reconstruido cuatro años más tarde.

A mí esta suerte de vigía del mar, cuando de repente entra la niebla y lo envuelve, siempre me ha parecido la imagen integral de la nostalgia.

Maiche Perela Beaumont

Fotografía, Valentín Orejas

9 Comentarios

  1. No sé si viene a cuento, pero en la búsqueda de un faro de arribada,…

    Yo nunca lo voté pero reconozco que me caía bien,.. me cae bien, Alfredo Pérez Rubalcaba.

    Habitante temporal del Concejo de Llanes,…
    estará buscando abrigo en el puerto que sea, para abarloar junto a otros.
    Que tenga buena arribada y buen amarre!

  2. Eugenio, estoy contigo…Qué sería de nosotros sin ilusiones, sueños y esperanza.
    Buen fin de semana.

  3. Ya que de faros y la mar hablamos,… yo ya dejé atrás, por la aleta de estrIbor, Cabo de Hornos,… y ahora,… ya viendo por popa el Cabo de Buena Esperanza,…
    soy consciente que voy navegando mis postreras millas.

    La vida es una buena travesía en la que los deseos y las esperanzas… nos hacen superar las manejadas.
    ¡Ánimo!

  4. Fernando, muchas veces hablamos de que los faros invitan a la serenidad, a la reflexión, y que son un estimulo para los sueños y la imaginación…
    Gracias por tus buenos deseos…aunque la posibilidad de que cumpla mi sueño de ser propietaria de un faro es cada vez más remota…
    Más fácil lo tiene Rostroazul con el suyo….
    Un abrazo.

  5. La Mar es muy grande, enorme, eterna diría yo, por eso el nauta ha necesitado de un punto fijo y fiable que le dijera donde se encontraba cuando se acercaba al lugar deseado, y eso lo supieron solucionar muy bien los habitantes de la antigua Alejandría, sirviendo su idea como ejemplo y guía a todos los países costaneros del mundo.
    Dicho eso, solo me queda desear a mis amigos, tanto a Perela, para que sus sueños se hagan realidad, y pueda disfrutar de poseer su propio faro (sueño que yo comparto), como el de Rostroazul, para que consiga “motorear” toda nuestra costa, desde el faro de Fuenterrabía, hasta el faro del Cabo de Creus . Ya veréis como sí.
    Un abrazo

  6. Buenas tardes, Rostroazul.
    Muchas gracias por el completo e interesante comentario…Y por el enlace a los faros de España…Ignoraba que tantos se hubieran encendido por primera vez en el año 1860.
    Yo siempre he tenido fascinación por los faros y he escrito más de una vez sobre mi fijación por ellos.
    Me voy a plagiar a mi misma:
    «Los faros, que me parecían como soltados a capricho, me abríann a la fantasía, los creía repletos de elementos poéticos, románticos y envueltos en un halo de misterio»
    «Pensaba, en mi corta edad, que allí se escondían y entretejían miles de historias entre la niebla, que se podían oír los cantos de las sirenas, ver las piruetas de los delfines, encontrar mapas de tesoros y avistar los barcos piratas».
    En fin…no hay nada como ser joven…para escribir cosas así..
    Deseo de todo corazón que se cumplan sus sueños y haga las dos rutas moteras que con tanta pasión nos describe, antes de que se haga demasiado mayor, pues ya sabe que de la vejez no se puede uno fiar.
    Para terminar le dejo una frase: «Los faros más que formar parte del paisaje, lo crean»

  7. Doña Maiche espectacular fotografía de la borrina mañanera de la costa asturiana. Gran suerte la suya de poder compartir la vida con un artísta.

    El faro de Llanes tiene 4 hermanos de su misma edad en Asturias, que son el faro de Luarca, el faro de Aviles, el faro de Tazones y el faro de Ribadesella y además un monton de primos en España, 60 cuento yo…. todos de la misma fecha….que se daban a la dieta mediterránea del aceite de oliva, luego se dieron a los combustibles fósiles y por último acabaron electrificados. Le aporto doña Maiche la pagina donde se relacionan los faros construidos en la década de 1860 en nuestra querida patria, por si algún lector le apeteciera curiosear.

    Pinchando sobre cada uno de ellos se ve la foto con su historia y emplazamiento. De todos ellos, tiene para mi especial significado la Farola del Mar……de Santa Cruz de Tenerife, del mismo año que el faro de Llanes 1860.

    (https://es.wikipedia.org/wiki/Categoría:Faros_de_España_de_los_años_1860)

    Pero informes a parte doña Maiche, ya en su día hablamos algo de faros, y le contaba que eran casi iconos en los recorridos de los grupos moteros. Las dos rutas moteras por excelencia son, en el hemisferio norte, la ruta al faro de cabo norte en Suecia, el lugar más septentrional del mundo, más alla solo el casquete polar, donde además del faro lucen las auroras boreales y en el hemisferio sur, la ruta al faro del fín del mundo en “tierra de fuego”.

    Yo llevo toda mi vida soñando con esos dos viajes, y nada,….. al final no somo dueños de nuestras ilusiones, y la terca realidad te lleva por otras rutas mucho mas locales y previsibles, pero…..es lo que hay Doña Maiche.

    Para terminar le dejo una reflexión en forma de poema….Navegar contra corriente vuelve fuerte/ …..si sigues siempre el faro que te advierte/…..donde debes virar……y no perderte

Dejar respuesta