La ardilla de Nueva

4
1031

En la carretera a la playa de Cuevas del Mar, que serpentea entre alisos avellanos y el murmullo del río Ereba, pudimos ver una ardilla que, a pesar de estar casi en verano, todavía portaba pinceles en las orejas.

Aunque lo más sorprendente fue que aceptó nuestra presencia y no huyó para situarse fuera de nuestro alcance y sentirse a salvo.

Tal parecía que la curiosidad había vencido su miedo.

Maiche Perela Beaumont

Fotografía, Valentín Orejas

4 Comentarios

  1. Da gusto “oíros“…¡Concho!… Da gusto oíros, hasta tal punto, que vuestra “erudición”, deja a este cristiano sin palabras. Y no es facil

  2. Roatroazul, muy buenos días…y de verdad buenos…pues por fin por estas tierras ha salido el sol.
    Gracias por su referencia etimológica, efectivamente en bable a la ardilla se la llama «esguil».
    Recuerdo que hace unos años en el concurso «la palabra más prestosa» convocado por la Consejería de Educación resulto ganadora «esguil», nada menos que entre 6.500 palabras que plantearon alumnos de Primaria y Secundaria. También, entre las ganadoras estaban: caparina (mariposa) y gayoleru (alegre, divertido..).
    Muy interesantes son oponiones sobre el posada de la ardilla, pero a mí me sigue llamando la atención de que una esguil «salvaje» no se hubiera puesto en guardia ante nuestra presencia y trepado a la rama más cercana.

  3. Doña Maiche, buenas noches……en mi tierra (Caso) las llamamos «esguiles», palabra que como su erudición le permitirá deducir proviene del verbo «esguilar», y aquí es donde está la curiosidad; pues se trata de una palabra distinta según se diga en Español o en Bable. En español según el diccionario de la RALE significa resbalar; mientras que en Asturiano, según el diccionario de la DGLA, significa «trepar» o subir sin hacer ruido, por eso en Asturias a las Ardillas se les conoce también como «esguiles», y como nombre…. sí se recoge en el Diccionario RALE como equivalente a «ardilla», pero en su condición de dialecto.

    ¿que podemos concluir de todo ello Doña Maiche?….. pues que la ardilla de la foto, como usted la nombra, era una ardilla «decente»…..y viendo que se le acercaba una Señora «decente», optó por mantener su postura y no ponerse a «trepar» como cualquier político que se precie.

    ¿y que ganaba con su quietud?…..se preguntará usted….pues elemental mi querida Doña Maiche….primero, salir en la foto;…..segundo, enseñarle que las posturas tan vulgares ante la vida, como «trepar» o «salir huyendo» no siempre son atributos de los más débiles o de los más chicos, sino de los más cobardes o de los más aprovechados. y Tercero, enseñarnos, que la caridad bien entendida empieza por uno mismo, porque no todos los días uno puede salir en el periódico, y ella con su pose a conseguido ser noticia…..lo cual no esta mal….para una Ardilla Doña Miache.

Dejar respuesta