La iglesia de San Vicente de Poo

4
881

Les traigo al Cuadernín de Campo la Iglesia de San Vicente de Poo, que consagrada en el año 1868 presenta nave única, cabeza cuadrada y alta torre campanario.

Tiene una inscripción que reza.” La fe hace grandes a los pueblos que la practican. La de los vecinos de éste, su gran constancia y el auxilio eficaz de sus hijos y descendientes que residen en América, levantaron este templo”.

En el campo de esta Iglesia, en cuyo aire flotan recuerdos de mi infancia y juventud, me gusta pasar el tiempo sentada en la escalera del pedestal de la estatua del que fuera Alcalde de Llanes y benefactor de Poo, y contemplar el esbelto pino doncel con su copa en forma de sombrilla.

Maiche Perela Beaumont

Fotografía, Valentín Orejas

4 Comentarios

  1. Eugenio, me alegro de verte por Diario del Oriente y te agrdezco que nos ilustres sobre los pinos.
    Nunca olvido tus conocimientos sobre árboles y tu pasión por la madera.
    Y aunque soy de letras….Albert Einstein también dijo: «El hombre encuentra a Dios detrás de cada puerta que la ciencia logra abrir»
    Un abrazo.

  2. Hola Maiche,
    Como siempre, un placer leer tus escritos y contemplar las fotografías de Valentín.

    Bajo la copa el pino doncel, qué buenos son el regusto de los recuerdos y su añoranza,…
    Por cierto, ¿sabes si el pino doncel da piñones comestibles?,… si así fuera estaríamos ante un “Pinus pinea”, también conocido como Parasol o Piñonero.
    Si no diera piñones comestibles, pudiera ser un “Pinus pinaster”, también conocido como Pino marítimo; que cuando es mayor también hace copa parasol.
    Si la corteza de las ramas superiores fueran de color amarillo/rojizo, estaríamos ante un “Pinus sylvestris”, aunque éste suele preferir zonas más altas y frescas para vivir.

    Por otro lado, disculpa que me salga del Cuadernin,…

    Quisiera creer a Comentario Adjunto, y así poder acostarme templadamente, arropado en la confianza de que la Fé en Dios,… es una cuestión de ecuaciones matriciales.

    Me encantaría también, que Alfred Einstein, que se declaraba un “no creyente profundamente religioso”, no hubiese escrito, tan contundentemente, aquello de…

    «La palabra Dios es la expresión y el producto de las debilidades humanas»

    Retomaría gustoso mis apuntes de álgebra para poder, utópicamente, contradecir a Don Alfredo.

  3. Buenas tardes, Rostroazul. Gracias por su excelente comentario.
    En el campo de la iglesia de San Vicente suele haber un silencio inconfundible, se respira paz, como usted apunta, a excepción de los días 14 y 15 de agosto en los que se celebra la popular y preciosa fiesta de Nuestra Señora. Le gustaría la Procesión, ya que las aldeanas cantan el ramo caminando de espaldas para no perderle la cara a la virgen.
    En cuanto al esbelto pino Albal…orillando que a ese en particular le tengo un cariño espeicial…no me gustan mucho las coníferas…Unicamente las grandiosas secuoyas.

  4. El lugar contagia un remanso de paz indescriptible Doña Maiche, y entiendo perfectamente su afán por repasar en dicho lugar encuentros de su mocedad que la transporten a otro mundo,…. a mi me pasa lo mismo.

    Es cierto el mensaje de la inscripción que llevó a aquellos llaniscos a levantar su templo. Lamentablemente doña Maiche la fe está en crisis profunda y no debería ser así.

    No me canso de repetir como Albert Einstein decía, que la fe era demostrable con las matemáticas, que formulaban el funcionamiento del cosmos, aunque luego considerará imposible a un Dios preocupado por el destino de los hombres,….

    Y digo yo,… quizás quienes levantaron la iglesía de San Vicente…trataron de llamar su atención.

    Y que le voy a decir del pino Albar,…. me gustan más los Abetos,… en cualquier caso, alguien se apiadó de que el Alcalde tubiera su parte de sombra.

Dejar respuesta