División de la América Española

2
526
La linea de Tordesillas

¿Por qué la América Española se fracturó en muchos países mientras que la América Portuguesa quedo en un solo país, Brasil, sustancialmente igual que en la época de la colonización?

No es que sea la pregunta del millón, pero siempre me llamó la curiosidad este hecho y en las causas que llevaron a “América Hispana” a dividirse en una diversidad de países tras la independencia del Imperio Español, mientras que la “América Lusa” quedó como un país unificado.

Cuando Cristóbal Colón tocó tierra tras su travesía del Atlántico en 1492, no imaginaba todavía que cambiaría el curso de la historia para siempre, ni tampoco que pocos años después se desencadenaría una lucha entre las dos mayores potencias económicas y militares de la época, España y Portugal, por hacerse con las riquezas de ese territorio aún desconocido para los europeos.

Fernando e Isabel. Los ‘Reyes Católicos’

Dos años después, en 1494, los Reyes Católicos, Isabel y Fernando, y el Rey de Portugal, Juan II de Avís (apodado el “Príncipe tirano” para sus contemporáneos o, más recientemente, el “Príncipe perfecto”), llegaron a un compromiso el resultado de un proceso de tras un año repleto de incertidumbre y firmaron en Tordesillas (entonces Reino de Castilla), un pacto y compromiso para repartirse las zonas de navegación y conquista del océano Atlántico y del Nuevo Mundo entre las coronas españolas y portuguesas, y las tierras «descubiertas y por descubrir», fuera de Europa,

En nuestros días, y transcurridos ya más de 525 años, el mapa latinoamericano sigue exhibiendo la herencia cultural de esa lucha, pues desde las agrestes riveras del “río Bravo” hasta las frías laderas de la Tierra del Fuego, los idiomas más hablados son el español y el portugués.

Pero dicho esto… ¿A que es debido que mientras, el español se habla en 19 distintas naciones soberanas, el portugués sigue siendo la lengua oficial de uno solo: Brasil.

¿Por qué la América española se fracturó en tantos países mientras que la América portuguesa quedó sustancialmente igual que en la época de la colonización?

Como siempre ocurre en estas cuestiones, hay varias razones que intentar explicar este acontecimiento, y que los historiadores no coinciden, ni se ponen de acuerdo sobre ello.

Una de las causas, tiene que ver con la distancia geográfica entre las ciudades de las antiguas colonias, y la forma en que eran administradas por sus respectivas metrópolis.

Según el historiador mexicano Alfredo Ávila Rueda de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aunque la América Portuguesa, el actual Brasil, tenía unas dimensiones continentales, la mayor parte de la población se concentraba en las ciudades costeras y la distancia entre ellas eran menores que las que había en la América Española, que estaba formada por cuatro grandes virreinatos: Nueva España, Perú, Río de la Plata y Nueva Granada, que aunque eran administrados localmente, solo respondían cada uno de ellos a la Monarquía Hispánica, teniendo pocos vínculos entre ellos. Además se crearon varias capitanías, como las de Venezuela, Guatemala, Chile y Quito, que tenían gobiernos independientes de los virreinatos.

Tratado de Tordesillas

«La administración española se estableció alrededor de dos centros principales: México y Lima. Eso no sucedió en Brasil, donde “la administración era mucho más centralizada», explica el citado historiador mexicano, Alfredo Ávila

Otra causa que pudo llevar a esa situación, es la que nos explica el historiador brasileño José Murillo de Carvalho, y que está relacionada con la formación de las elites en los dos imperios coloniales y su educación

Según nos explica Carvalho, «En Brasil, la élite era mucho más homogénea ideológicamente que la española», y esto se debió a que el país luso nunca permitió la creación de universidades en su colonia, por lo cual, los brasileños que querían tener educación universitaria tenían que viajar a Portugal.

«Ante la petición de crear una escuela de Medicina en Minas Gerais, en el siglo XVIII, la respuesta de la Corte fue: “ahora piden una facultad de Medicina, en poco tiempo van a pedir una facultad de Derecho y luego van a querer la independencia”, ejemplifica el historiador brasileño.

Don Joao II de Ávis. Rey de Portugal
Don Joao VI. Regente y Rey de Portugal. Injustamente tratado, y airoso

Esta situación se mantuvo hasta que se crearon los “Colegios de Enseñanza Superior”, tan solo después de la llegada de la Corte a Brasil, cuando el ejército de Napoleón Bonaparte invadió Portugal en 1808, y Dom João VI de Portugal (apodado “el Clemente”), rey del “Reino Unido de Portugal, Brasil y Algarve”, huyó a Río de Janeiro trasladando consigo toda la Corte y el aparato gubernamental, como archivos, bibliotecas reales, la tesorería, y acompañado de hasta 15 mil personas, y fue esa, tal vez, la razón más importante para explicar el mantenimiento de la unidad de Brasil, la huida de la Familia Real Lusa a esas tierras, ya que Río de Janeiro se convirtió entonces en la sede político-administrativa del Imperio Luso y la presencia del rey en territorio brasileño sirvió como fuente de legitimidad para que la colonia se mantuviera unida.

.Entre los años 1722 y 1872, se formaron en la Universidad portuguesa de Coímbra, 1.242 estudiantes brasileños, que cuando volvían a Brasil ocupaban cargos importantes en la administración de la colonia, lo que, en opinión de Carvalho, favoreció un sentimiento de unidad en la colonia, garantizó la obediencia a la Corte Real y generó confianza en las virtudes del poder centralizado.

Mientras tanto, y en ese mismo periodo, 150.000 estudiantes se formaron en alguna de las 23 Universidades de la América Española, de las cuales 3 de ellas se encontraban en México, y es por esta razón, argumenta el historiador Carvalho, que los movimientos de independencia en la América Española comenzaron a ganar fuerza en el siglo XIX, sobre todo en los lugares donde había universidades y dando como resultado que en prácticamente todos los lugares donde había una Universidad, acabaron dando origen a un país diferente.

Para terminar, y viendo todo lo que ocurrió a través de los años, la pregunta del millón sería: ¿No sería todo debido a que la América Española, en aquella época, era la más culta del Nuevo continente?

Fernando Suárez Cué

2 Comentarios

  1. Hubo muchos factores que influyeron y muy profundamente en el tema que nos ocupa, y además en el caso del istmo centroamericano, ahí se creó un añadido problema geopolítico, agravado y potenciado por los intereses económicos de los dos gigantes del Norte, en detrimento de los que podían tener los europeos, entre ellos y por supuesto, los españoles.
    Pero bueno, apreciado amigo, esto si me gustaría debatirlo con Vos más adelante y con toda tranquilidad y tiempo. Un abrazo.

  2. Me ha encantado el ensayo Fernando….no había reparado en el aspecto educacional, en cualquier caso entiendo que debieron de actuar otros factores de tipo migratorio y étnico. Los Aztecas y los Incas fueron imperios distintos muy definidos y la ola inmigracional de Rio de la Plata fue un acontecimiento impresionante.

    En cualquier caso tu estudio sigue sin explicar la fragmentación en el Istmo centroamericano. Y también solo como apunte, la importante relevancia militar de base naval del imperio en Cartagena de Indias que configuró la seña de identidad de la nación colombiana frente a los intentos anexionadores de Venezuela.

Dejar respuesta