Puente La Vidre

3
1595

En las confluencias del Jana y Rubó con el Cares, muy cerca de Trescares, se alza alto, esbelto, con un solo arco y sus pilastras apoyadas en las orillas del río, el puente La Vidre.

Esta maravilla, construida en la Edad Media sobre los restos de uno del Alto Imperio Romano que formaba parte de un ramal de la famosa Vía Marítima de Agripa, además de haber servido a lo largo de los siglos para cruzar el Cares sin mojarse ni perder el tiempo, tiene unas vistas espectaculares.

Maiche Perela Beaumont

Fotografía, Nel Melero

3 Comentarios

  1. Como veo que a los dos comentaristas les gusta la poesia de Manuel Benitez Carrasco, que tan a cuento nos ha traído Rostroazul, me permito reproducir otra estrofa de su canto al Puente:
    ¡Qué mansa pena me da!
    El puente siempre se queda y el agua siempre se va.
    Tristemente para los dos, amor mío.
    en el amor, uno es puente y otro, río.
    Y yendo a temas más prosaicos, le cuento Rostroazul que a Nel, que es un poco especial para las comidas, no le gustan las patatas rellenas. Asi que, como parece que a usted le encantan, cuando venga por estas tierras, algo que espero que alguna vez se produzca, le invitaré a comerlas en casa Julían, desde donde, como dice, se pueden ver saltar reos e incluso salmones.
    En cuanto a lo que alude en su último párrafo, no parece que relativizar y contemporizar sea comprensible porque lo que está ocurriendo en la segunda ciudad de España:destrozos a capricho en perjuicio de los ciudadanos, del comercio, del turismo, paralizando el aeropuerto, incendiando las calles, hiriendo gente… es, sin entrar en más consideraciones, ilegal.

    En fin…siempre anteponiendo los intereses partidistas..

  2. Difícil conformidad:
    el puente dice del río:
    ¡quién se pudiera marchar!
    y el río dice del puente:
    ¡quién se pudiera quedar!

    Buenas tardes doña Maiche, la difícil conformidad de Manuel Benítez, es resuelta con asombrosa sencillez por Nelson.  La maravillosa instantánea nos recoge a los dos elementos en paz. Al menos el río bello, posa para el puente en la foto…. que parece sugerir un pie…. sin mi,… ¡no tendrías razón de ser! .

    Casi nada doña Maiche…. tiene que aperecer Nelson y de inmediato aparece su lado más poético…. el Cares…. yo creo que Nelson la tre a usted «desechína»…. pero no de los nervios…. precisamente. Puedo apostar que Nelson es alto y esbelto como el puente La Vidre.

    Se me ponen los dientes largos…. solo de pensar que después de la foto y el trabajo de campo,… se irían a comer a Casa Alfonso en Trescares sus , inmejorables tortos con picadillo y con queso Cabrales.

    O quizás…. quien sabe… si optarían por Casa Julián entre Panes y Arenas… tomarían un vinin en la terraza contemplando los reos…. para después zamparse uno en el interior, con unes pstatines rellenes…. que algunos les llamen ya… «patatines pa con Maiche»…..

    Hay Dios mío…. ¡Quién pudiera!… y pensar que hay quien disfruta incendiado ciudades y gritando… IN-DE…. INDEPENDEN-SCÍA…. pobre subgente…. algo trágico ha tenido que suceder en su vida.

Dejar respuesta