El PSOE denuncia retrasos en la construcción de una potabilizadora en el Valle de San Jorge

0
245

Los vecinos del Valle de San Jorge y de la zona de Pría estuvieron, desde octubre y hasta diciembre, 20 días sin agua potable. La empresa encargada de la gestión, Astuargua, desaconsejaba el uso humano del agua por la turbidez de la misma. En el Ayuntamiento explicaron que se trata de un problema recurrente en épocas de lluvias y que se repite desde hace años. Por eso, el edil de Obras, Servicios y Contratación, Juan Carlos Armas, ha anunciado que se construirá una Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) que acabe de una vez por todas con esta problemática.

La formación Podemos Llanes fue la primera en pronunciarse y registró en el Consistorio un documento en el que pedía que se descontara a los vecinos en el recibo los días que no tuvieron el servicio. Para entonces, la Asociación de Vecinos Llames de Pría ya había recogido 80 firmas para, más adelante, registrarla en el Ayuntamiento solicitando ese descuento y las explicaciones pertinentes.

Ahora es el PSOE quien se suma a las quejas y en una nota de prensa aseguran que «lo que antes se producía de forma más esporádica ahora cada vez que hay lluvias el agua de esta zona del concejo deja de ser potable con el consiguiente perjuicio para la salud de los vecinos». La razón por la que no se ha atajado el problema, dicen, «es la desidia» del Gobierno local que «está jugando con la salud de la gente». El grupo municipal socialista acusa directamente a Juan Carlos Armas de la situación y le recuerda el 9 de febrero de 2018 aseguró que acabar con el problema de turbidez era una prioridad absoluta. El 28 de julio de aquel mismo año, señala el PSOE, «el propio Armas, el alcalde Enrique Riestra y el concejal (entonces alcalde de barrio) Lucio Carriles presentaron  a los vecinos el proyecto con una inversión cercana a los 600.000 euros y una fecha limite de ejecución a finales de 2019. El 17 de agosto «se aprobó en pleno por unanimidad destinar 469.000 euros para la construcción de la estación que garantizase un correcto suministro de agua en el Valle de San Jorge y Pría”. El 2 de febrero de 2019, continúan en la nota los socialistas, «dicen (en un concejo público en Nueva) que el proyecto está elaborado, que saldría a contratación en abril y que las obras comenzarán tras el verano». Han pasado 8 meses y «las obras no han salido aún a licitación», denuncian.

Ante esta retahíla cronológica, los llanisco se encuentran ante «las mentiras y las falsas promesas de un gobierno que no da prioridad a las necesidades reales de la gente y que está más ocupado en denuncias y pleitos y cobrar suculentos sueldos a fin de mes, que en gestionar los problemas del concejo». Sin embargo, la situación, dicen, «se convierte ahora en una grave negligencia política».

 

Dejar respuesta