Pendueles

2
838

Hay un paseo que nunca me canso de hacer, un recorrido en el que siempre descubro algo nuevo, se trata del camino que dejando atrás la playa de Buelna conduce a Pendueles.

Antes de llegar a ese pueblo sito en la rasa costera y con la sierra plana al sur, que a pesar de su pequeño tamaño cuenta con admirables ejemplos de arquitectura palaciega, un sendero entre verdes prados sobre acantilados con peña Quinera al norte y al este, peña Lleguera, conduce a la playa de Castiellu.

En ella sorprende, además de que un tombolo la une con el esbelto islote de Los Picones, que es totalmente diferente a los otros arenales de Llanes, ya que está formada por cantos y su arena es oscura.

Unos pasos más, y el camino acotado por la derecha por un alto muro almenado nos adentra en Pendueles, y una vez alcanzada la bolera, nos topamos justamente enfrente con el primer palacio, que no es otro que el del Conde del Valle de Pendueles, que aunque grande, señorial y con balconadas, blasones y arcos, queda eclipsado, pasa desapercibido por “hacerle sombra” otra cercana construcción, en la actualidad en ruinas, conocida, entre otros nombres, como el Palacio de Cristal.

Llama la atención que de lo poco que queda de aquella suntuosa edificación se conserve en su puerta de cierre entrelazadas las letras MC, que se corresponden con las iniciales de los apellidos de su propietario, otro conde, también el primero de su nombre, Francisco Mendoza Cortina.

Al contemplar los armazones herrumbosos del palacio no resulta difícil imaginarlo en su esplendor. Así, los cuerpos laterales y central totalmente acristalados con vidrios de colores, los bellos jardines con fuentes y surtidores, en los que perduran cargando con el paso del tiempo ángeles decorativos; las grutas, en las que se adivinan estalactitas, la capilla, las caballerizas y el pabellón de caza.

Tampoco, le falta a Pendueles una Iglesia, que bajo la advocación de San Acisclo presenta una llamativa torre y una portada de estilo románico de transición al gótico; la casa de Concejo, dotada de campanario, y una fuente de primeros del siglo XX con una jarra esculpida.

También, cuenta con edificaciones indianas, verdaderas mansiones dotadas de torres, cúpulas y galerías, como la conocida como La Venta, construida en 1881 por un emigrante en México, Juan Noriega Tamés, que se mantiene en poder de sus descendientes.

Sin embargo, aunque sea menos imponente, mi preferida es la Casa de los Irlandeses, conocida por ese nombre porque jóvenes del Colegio de Nobles Irlandeses del Patronato de San Patricio de Salamanca, que cursaban estudios eclesiásticos en la ciudad a orillas del Tormes, la utilizaron como residencia de vacaciones, desde los años 20 del siglo pasado hasta el verano de 1936.

No sé la razón de mi predilección por esa casa del Barrio de Verines de Pendueles, quizá sean sus colores infantiles, las intrahistorias que insinúa o ese aire que tiene de no parecer de verdad.

Maiche Perela Beaumont

Imagenes, Valentín Orejas

2 Comentarios

  1. Rostroazul, buenas noches.
    Verá… el tiempo…lo saco madrugando..No encuentro otra forma…
    Yo también me pregunto de dónde lo saca usted…para tantos y acertados comentarios.
    Muchas gracias por eso de «la estampa»…pero no me veo en la televisión que hace tiempo que no frecuento…y tampoco de la mano de ningún político….
    Tampoco, soy amiga de las subvenciones..
    A mí también me llama la atención la advocación por estas tierras a un santo cordobés…
    Ocurrrentes sus razones y asimismo la referencia al Manneken Pis..
    Hasta el miércoles…Espero..

  2. Doña Maiche….. hoy se ha explayado…. no se de donde saca el tiempo para tanta actividad literaria…
    Menuda radiografía de Pendueles…. Digo!!!… y me quedo corto… que si Don Paco Mendoza Cortina leyera su ensayo del pueblo… en vez de MC…. la puerta pondría PB….
    Además… ensalza con tanto gusto la comarca Doña Maiche… que el vicepresidente Iglesias le tendría que dar un espacio en su Tele pública podemita…. para un programa de esos, tal como…. Llaniscos por el mundo… Con usted al frente….con esa estampa que tiene y el micro en la mano…. éxito asegurado.

    Pensaba yo a propósito de mi ocurrencia, que quizás hasta conseguiría una subvención….. ahora que ya no tenemos casta política…. ¿Verdad?…. estamos liberados….la nueva moda ministerial es el maridaje…. ministerios emparejados… me reconocerá que es mucho más romántico no?

    De Pendueles me ha gustado todo pero la iglesiona a San Acisclo me llama La atención….. porqué una dedicatoria en Llanes a un martir cordobés?…. cuestiones de la reconquista quizás? o algún obispo del sur veraneó en Pendueles para librarse del calor…. Quizás?

    Llamativa y enigmática la foto del Mannikan Pis penduelense, pero expresa muy bien la suntuosidad Indiana.

Dejar respuesta