Llanes entrega los Premios Mujer del Concejo el próximo 6 de marzo

0
501

Esta semana tuvo lugar en el Ayuntamiento llanisco la reunión del jurado encargado de fallar la vigésima edición del Premio Mujer Concejo de Llanes, formado por Priscila Alonso, Concejala de Igualdad; Carmen Romero Casado, Trabajadora Social de los Servicios Sociales Municipales; Olaya Fernández Blanco, representante de la Asociación Juvenil El Patio; y Gemma Fernández Roza y Sheila García Patiño, del Centro Asesor de la Mujer de Llanes.

Tras las deliberaciones correspondientes sobre las candidaturas presentadas, el Jurado decidió conceder el Premio Mujer Concejo de Llanes 2020 a las siguientes:

Francisca Platas Pedregal, en la categoría de especial consideración a aquellas mujeres de edad avanzada, dadas las especiales situaciones que éstas debieron atravesar.

María Avelina Alas Osorio (Vely), en la categoría de reconocimiento de aquellas mujeres, que pese a su juventud, hayan tenido una aportación relevante en la vida pública, educativa, económica y social del municipio.

Anita Sánchez Pandal, en la categoría de mujeres que hayan destacado en el arte, la cultura, literatura, medicina, física o cualquier otro ámbito profesional.

Además, y tras ausentarse de la sesión la dos representantes del Centro Asesor de la Mujer de Llanes; el jurado acordó conceder una Mención Especial a los 16 Centro Asesores de la Mujer existentes en Asturias, por la gran labor que vienen realizando, asesorando y apoyando a miles de mujeres que atraviesan por momentos de especial dificultad.

Los miembros del jurado decidieron además que el acto de entrega de los galardones se celebre el viernes 6 de marzo, a las 13.00 horas, en el Salón de Actos del Ayuntamiento de Llanes.

Francisca Platas Pedregal

Nacida en Balmori, el 18 de septiembre de 1939. Su infancia coincidió con el inicio de la Posguerra. En su casa, centro de tertulia nocturna y de lectura diaria de periódico, desde bien pequeña respiró un ambiente proclive a la formación y la cultura.

Su vida de trabajo empezó desde la misma infancia e incluso en el centro escolar. Durante la jornada lectiva, en los años 1947 y 1948, se veía obligada, junto con sus compañeras de clase, a colaborar en la construcción del ala del internado, descargando camiones de ladrillo y teja.

Con 10 años, a la vez que estudiaba y colaboraba en las tareas del hogar, era la encargada de llevar los recados que la telefonista Concepción Álvarez Vela le encargaba a Celorio y otros pueblos limítrofes. Con el dinero que cobraba contribuía en los gastos familiares.

Tras finalizar sus estudios en el Colegio de Balmori, a los 15 años, tiene que trabajar en el campo e ir con su madre al mercado de Llanes, a vender frutas y verduras que cosechaban en la casa, que transportaban con carro y burro. Asimismo, atiende a personas mayores de la familia, y posteriormente en la crianza de sus sobrinos.

En su adolescencia y juventud participó activamente en el coro de la iglesia de Balmori, y a lo largo de toda su vida siempre contribuyó a mantener las tradiciones y cantos populares del pueblo.

A los 19 años conoció en la fiesta de La Paz en Bricia a Pedro Cavada Alonso, con quien se casó en 1964 y emigró a Ingham, en el norte de Australia. Allí viven en una casa alquilada de una familia italiana de latifundistas que plantaban caña de azúcar. Francisca se dedicaba a las tareas propias de la casa, a cuidar de sus hijos mayores y a atender a diez hombres que trabajaban en las plantaciones, a quienes preparaba el desayuno y la comida y les lavaba la ropa. Tras el nacimiento de su hija Belén, recibe la noticia de que su hermano Rufino había tenido un grave accidente de ferrocarril.

Durante su estancia en Australia la vida social era muy escasa, y las noticias de España se recibían por carta o a través de El Oriente de Asturias, periódico que leía a sus hijos cuando lo recibía.

En 1976 Francisca regresa con su marido e hijos a España, con motivo de la enfermedad de su padre, y se trasladan a vivir a Gijón para que sus hijos puedan formarse y recibir clases de inglés para no perder el idioma. Comienza a trabajar de limpiadora en el Hospital de Jove y viven allí hasta 1986, cuando regresan a Balmori para poder cuidar ella de su madre y de su hermano Rufino, inconsciente desde 1969. Este cambio tan drástico hizo que se encerrase en la casa familiar al cuidado de sus padres y sus hermanos, sin descanso ni vacaciones, hasta el reciente fallecimiento de todos ellos.

María Avelina Alas Osorio, “Vely”

Vely, maestra de profesión, comenzó su carrera docente en la escuela rural de Pancar y continuó en el Colegio Peña Tú de Llanes, donde realizó una gran labor, ocupando muchas de las responsabilidades más arduas y difíciles, y desempeñando el cargo de directora de la escuela a lo largo de 10 años.

Desde su responsabilidad en la dirección, o coordinando las líneas educativas del centro, ayudó en fomentar la lucha por el respeto hacia las mujeres, las clases más desfavorecidas, los niños y niñas con dificultades o los alumnos con diversidad funcional, trabajando siempre de manera invisible en pro de la igualdad.

Desde su labor profesional, Vely siempre luchó para que todos los alumnos consiguieran sus objetivos, potenciando y desarrollando al máximo sus capacidades.

Tras una década al frente de la dirección del Peña Tú, Vely regresó al aula, si es que alguna vez la abandonó, y volvió a ser una compañera más, que siempre echaba una mano a todo aquel que lo necesitaba o que le pedía consejo.

De todos los proyectos que llevó a cabo a lo largo de su carrera profesional en nuestro municipio quedan cientos de fotos y pequeños recuerdos que permanecerán en las retinas de miles de estudiantes: amagüestos, jornadas de la Ciencia, de la Mujer, de la Igualdad y, en definitiva, de Cultura.

Anita Sánche Pandal, teniente de navío

Anita Sánchez Pandal, Teniente de Navío. Meré, Llanes (27 febrero 1971).

La llanisca Anita Sánchez Pandal es una mujer que ha roto techos de cristal. Primera y única mujer en España que ejerce como práctico militar. Cree firmemente que las mujeres deben hacer lo que se propongan, o al menos intentarlo: “Debemos conquistar cimas, independientemente de si son para hombres o para mujeres”.

En 1992 ingresó en la Escuela Naval Militar de Marín (Pontevedra), formando parte de la segunda promoción de mujeres que accedía al Cuerpo General de la Armada.

El 16 de julio de 1995, recoge el despacho de Alférez de Fragata, tras cursar 3 años de carrera en la Escuela Naval, y es destinada al Transporte de Ataque “Castilla” con base en Rota (Cádiz), siendo su primer destino como oficial.

A lo largo de estos más de 25 años, ha tenido distintos destinos repartidos por la geografía española, destacando sobre todo dos de ellos:

– En abril de 2006 es nombrada comandante del patrullero “Cabo Fradera” con base en Tuy (Pontevedra), siendo la segunda mujer en la Armada en ostentar este cargo.

– En junio de 2017, y tras pasar las pruebas pertinentes, es nombrada práctico militar del Arsenal de Ferrol, siendo la primera y única mujer en la Armada en ostentar este cometido.

– En la Actualidad solo hay 2 mujeres práctico en España, una militar (Anita) y otra que es práctico civil en Algeciras.

En el 2019 por ser pionera y por su extraordinario perfil profesional fue elegida por la Armada como representante para asistir a los actos del Empoderamiento de la Mujer en la Comunidad Marítima organizados por la Dirección de Marina Mercante.

-La labor de un práctico, bien sea civil o militar, es asesorar al comandante de un buque en las maniobras de entrada y salida de puerto, así como en las que requieran el uso de remolcadores. El servicio de practicaje es un servicio que se cubre veinticuatro horas y los siete días de la semana durante todo el año. De los prácticos dependen los medios humanos y materiales del tren naval (embarcaciones que auxilian a los buques). La jornada va en función de los movimientos que haya de buques.

En resumen, Anita maneja los Fórmula 1 del mar, maniobra fragatas de 177 metros de eslora, mete los buques de aprovisionamiento para el combate que miden 22 metros de lado a lado en un dique que tiene 31 metros de boca, es pionera en España y en la Armada y es de Llanes.

Dejar respuesta