Arenas de Cabrales

4
1528

La Villa de Arenas de Cabrales, rango que ostenta desde que en 1910 el rey Alfonso XIII le concedió ese privilegio, además de ser una de las puertas de entrada a los Picos de Europa y su Parque Nacional, sede del Certamen del Queso de Cabrales y el principal núcleo comercial y de servicios del Concejo, y también el más poblado, cuenta con un sorprendente centro histórico que parece detenido en el tiempo y en el que destacan casas tradicionales, con corredores de madera y aleros trabajados, y palacios rurales blasonados de los siglos XVII y XVIII.

Así, siguiendo la calle principal en dirección a Panes y subiendo una cuesta a la derecha nos topamos con la iglesia de San Juan, que fue capilla funeraria en la alta Edad Medía, y en cuyo pórtico se integró la escuela; y justamente detrás se alza el Palacio de Mestas y Cossio que exhibe torre lateral de tres pisos y cuerpo adosado en el que llama la atención un balcón en ménsula flaqueado por escudos con las armas de Escuderos de Arenas y Cossio y el otro con las de Mogrovejo y Bulnes. Esta imponente construcción fue alzada, en el año 1719, por Juan de Mestas y Cossio, que había servido en el virreinato de Nueva España.

Este importante personaje cabraliego, que llegó al rango de capitán, había nacido en la casa del Torrejón, sita tras cruzar la carretera, una edificación del siglo XV, reedificada en 1777 y con blasones de Hoyos-Mestas y Arenas-Cossio.

Cuentan que una hija suya,Toribia, se casó con Juan Fernando de Mier, ambos mayorazgos, por lo que surgió la discusión sobre donde vivir, ya que el marido quería residir en Rozagás, su pueblo natal, y ella continuar en el Palacio de Arenas. Recurrieron a los Tribunales y durante el pleito, que duró bastantes años, tuvieron muchos de sus hijos. Al final no fue elegido Arenas y tampoco Rozagás, el matrimonio terminó por fijar su residencia en Llanes.

También es de resaltar la Casa de la Papera, en el barrio del mismo nombre y que perteneció a los últimos inquisidores, y que para no ser menos lucía en su fachada tres blasones, aunque en la actualidad solo quedan los huecos donde estuvieron.

Y bajando de la Papera nos topamos con la Corralada, posiblemente de origen medieval, cuyo arco de medio punto sostenía un torreón; y casi enfrente, adosada a una casa del siglo XVIII, la capilla de las Angustias.

Y termino este paseo monumental por Arenas haciendo una mención a la preciosa Iglesia de San María de Llas, de dulce recuerdo para mí, con su tejo milenario y su amplio pórtico columnado, que conserva en su puerta adintelada la inscripción “Domus Dei” de fecha 1759.

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

4 Comentarios

  1. Eugenio, ya te echaba de menos por «Diario del Oriente».
    En cuanto a volver a Cabrales, cuando queráis. Hace tiempo que tenemos pendiente ir a Asiego a comer en «Casa Niembro». En estos días, Fernando Suárez Cué está en Llanes, aunque Nel todavía no llegó de Chile…En relación a Rostroazul, creo que nunca saldrá de su condición de anónimo.
    Un abrazo.

  2. Tengo ganas de volver a Cabrales, recordando Maiche, tus buenas descripciones del paisaje urbano y de su paisanaje y costumbres.

    Respecto al encuentro que propone usía, me apunto para ponernos cara y en su caso, también nombre.
    Solo apuntar, que con un queso potente como el Cabrales, yo elija un vino joven.

    Un abrazo

  3. Rostroazul, yo también le deseo un feliz fin de semana.. y que mañana gane el Rel Oviedo.
    Por aquí el tiempo está empeorando y anuncían marejadas…
    En cuanto a los elogios a los que se refiere, no eran tales, es lo que me parece y así lo escribí.
    Es más, creo que es usted un humanista en un mundo en que desgraciadamente cada vez hay menos.
    En otro orden de cosas, siempre me ha llamado la atención el Mayorazgo, esa institución que formaba parte del derecho civil y que permitía mantener la propiedad de determinados derechos o bienes en el seno de una familia. Todos los bienes eran heredados indisolublemente por el heredero, usualmente el mayor de los hijos varones, aunque es de resaltar que podía ser cualquiera de los hijos, varón mujer que se considerara más capacitado para la sucesión. Y los restantes hijos limitados a heredar los bienes libres, que usualmente eran escasos, por lo que los segundones optaban por la carrera militar o eclesiástica..Y las mujeres.. al no tener dote… acaban ingresando en un convento….En fin…otros tiempos..
    Me sorpende que para usted también Santa María de Llas sea de grato recuerdo y que conozca a Don Pedro. ¡El mundo es un pañuelo!

  4. Doña Maiche, feliz fin de Semana……muy trascendente para los rostrosazules, y vaya desde aquí mi caluroso saludo a la Peña Azul Llanisca por su apoyo al Real Oviedo que afronta un importante partido ante los Isleños de Tenerife.
    Mire que le digo doña Maiche…..desde su última respuesta, casi no me atrevo a salir de casa por lo rojas que tengo las orejas, y es que de tantos elogios como me dedica, estoy pensando si cuando vaya a Llanes a conocerla, debería de ponerme en la Plaza de la Magdalena a firmar autógrafos….
    Pues bien, sea como sea….hoy nos trae usted uno de esos comentarios jugosos que es como para disfrutarlo in situ tomando quesu y sidra en la casona de Juanselvi…..con usted …..por supuesto y si acaso con Nelson ….Eugenio……y Fernando Cue.

    No me negará que el pleito entre Toribia y Juan Fernando es como para una serie costumbrista…..años de pleito muy fecundos, según nos cuenta, para discutir donde iban a vivir,……. pero que a los mayorazgos no les impedía entre vista vista oral o escrita, pedir la suspensión del pleito por plantear algún incidente, que siempre terminaba con un hijo…..tras el cual reabrían las hostilidades…….Así las cosas, no me extraña que el pleito se perpetrara, ……algo que suele suceder normalmente sin que nadie lo pretenda…..pero en este caso nos queda la curiosidad de saber si fue el aburrimiento en la tardanza por la decisión judicial, lo que generó las prolíficas relaciones carnales……o fueron estas las que acabaron por aburrir al magistrado, quien postergó el proceso al armario de los incobrables.

    En cualquier caso Doña Maiche ……es evidente que se impuso la lógica….a los niños les gustaba mas El Sablón…..que las caminatas por los picos, algo que suele suceder en la mayoría de los casos.

    Por último me sorprende usted con Santa María de Llas de grato recuerdo,….pues fíjese que para mi también. Y le digo mas…… tiene un precioso retablo…..y un párroco muy parlanchín

Dejar respuesta