Un Ícaro en La Herrería

2
740

Siempre que me fijo en el elevado tejado del palacio de la Herrería, ese en el que había nacido el Cardenal Inguanzo, me viene a la cabeza aquella historia que escribieron “nuestros clásicos”, especialmente la versión que recoge Fernando Carrera.

Contaba aquel llanisco tan polifacético que el administrador de los bienes del sobrino del Cardenal, Pedro Inguanzo Porres, marqués viudo de Espeja, de nombre Xico, que vivía en el palacio nombrado, se le metió en la cabeza ir volando desde la Herrería hasta el Palacio de Los Altares para felicitar a Don Pedro en el día de su santo.

Así, en el mayor sigilo, clandestinamente, sin contárselo ni a su mujer,el bueno del administrador se encerraba en la bodega de la casona y se dedicaba a construir las alas; primero los armazones de madera de chopo y después aplicándose en pelar las plumas de los gallos y gallinas que había en el corral, las cuales iba adhiriendo a los bastidores de madera.

Llegado el día de la onomástica del marqués, muy de mañana, se subió al tejado, se vistió las dos alas y se lanzó al espacio. Batió con fuerzas las alas, pero se estrelló en un ortigal. Al estruendo del golpe salió su mujer dando gritos y solicitando ayuda de los vecinos que condujeron a Xico a su cama. Tres costillas rotas apreció el médico, de las que sanó pronto, pues tenía buena encarnadura.

Convencido de que no le faltaba el juicio, como creían sus allegados, sino que no había volado por faltarle la cola “para dar dirección al vuelu”, de nuevo comenzó a arrancar plumas a los pollos.

Su mujer, aterrada, se acercó a la villa a hablar con el Sr. Marqués.

-Don Pedro, por Dios i pido quite de la cabeza al mió hombre la manía de volar.

-Bueno,dile a ese bruto que le llamo yo, que venga aquí y que traiga las alas.

Al día siguiente, se presentó Xico en la casa del Marqués llevando las alas. Don Pedro, después de una buena reprimenda a su administrador, dio ordenes de subir “el artefacto para volar” al desván de la casa que ocupaba en la calle San Agustín, donde se degradó.

“La Correspondencia de España”, periódico vespertino de Madrid de la época, publicó sobre el caso la siguiente noticia:

“Un Ícaro, con montera y corizas, ensayó un vuelo en un pueblecito de Asturias. Sin duda, quería volar más alto que su paisano, don José Posada Herrera. El balance fue de tres costillas rotas y muchos magullamientos.

Felicitamos al intrépido aeronauta por no haberse matado.”

Fuente, “El Oriente de Asturias”

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

2 Comentarios

  1. Rostroazul, buenas tardes. Ha sido usted muy rápido en su comentario al precusor de la aviación que tuvimos por estas tierras…
    Creo que el bueno de Xico continúo siendo el administrador del Marqués viudo de Espeja, pues al parecer, con independencia de «su inquietud» por volar, era un buen gestor de las fincas del aristócrata.
    Lleva usted razón en que la digitilación de «El Oriente de Asturias» es un tesoro, como dice un amigo, no un tesoro de isla, sino de todo un continente…
    Ayer, el Ayuntamiento de Llanes subió a la web culturallanes.com para la consulta por todos de los periódicos digitalizados de «El Oriente de Asturias» «El Pueblo» y «Eco de los Valles».
    Se había previsto realizar un acto inaugural con la presencia de miembros de la familia que fue propietaria del decano de la prensa asturiana, redactores, colaboradores, corresponsales, trabajadores, pero las medidas preventivas implantadas por el COVID-19 han obligado a posponer su celebración.
    No obstante, el Ayuntamiento con muy buen criterio decidió subir ya a internet los tres periódicos, para que se puedan disfrutar en estos días que tenemos que permanecer en casa.
    Espero que el confinamiento nos sea leve y efectico, y me despido hasta el miércoles, en el que también escribiré sobre la» Nueva Ícaro» y su más ilustre personaje.

  2. Doña Maiche….. Buenos días….y Enhorabuena!!!! , pues veo con asombro que el virus COVID-19 no afecta a las mujeres. Nuestro presidente en su comparecencia de ayer sólo habló de infectados….. ni una sola vez de infectadas, ergo tratándose de quien viene…. es que no las hay,… las mujeres no se coronan doña Maiche, pues messie le president,…. el de todos y todas…. portavoces y portavozas no cometería tamaña afrenta al sexo discriminado olvidándose de las infectadas.

    Que historia tan emocionante nos trae en este coronadía…..Es evidente que la digitalización del Oriente de Asturias se ha convertido en una mina de diamantes para una espeleóloga historicista de la comarca como usted,….. lo que dará al diario y a sus afanados lectores pingües beneficios,… como sin duda es la historia de hoy.

    Cuando yo vaya a visitarla a usted y a Eugenio…. que espero de verdad no pase de este verano, pues el anonimato tiene un límite,….. confío en que me lleve a conocer Nueva Icaria,….. que me imagino será como los vecinos llamarón al jardín de la Herrería…. punto de encuentro de Xico con la corteza terrestre.

    Ahora bien doña Maiche, como diría Eleodoro, el sabio de mi pueblo…. en este mundo hay gente «pa tó», porque nada nos dice sobre si don Pedro mantuvo a Xico en la administración de sus bienes,….. que tal parece que sí…… y si mantuvo su fortuna con semejante lumbrera,……. pues no tengo nada contra Xico doña Maiche,… pero no me negara, que hacer las alas con plumas de gallina…. ¡gran ave voladora!… no podía dar otro resultado que el de las gallinas… que solo saben caer con estilo.

    Si a eso le añadimos, que en vez de cera, como ÍCARO…. le puso a la estructura de las alas madera de chopo,….. lo de las tres costillas… mire que le digo…… ¡paezme poco!.

    Tuvo suerte Xico de que Jerónimo Granada no le tuviese dedicada ya una copla como la de….. ¡¡Meca… Meca… Aquella muller matose!!

Dejar respuesta