Las golondrinas están a punto de marcharse

9
619

Esta año no pudimos ver llegar a las golondrinas, pero no nos hemos perdido contemplar a las crías aprendiendo a volar y alimentándose en el aire para ponerse fuertes y sobrevolar medio mundo.

También, me ha parecido que juegan, ya que hace unos días en el mirador de los Carriles nos pasaban por la espalda, de frente, a ras de la cabeza, como si dibujaran en el aire nuestras siluetas.

Maiche Perela Beaumont

Imagen, Valentín Orejas

9 Comentarios

  1. Otro muy fuerte para ti Eugenio, y por las neuronas no nos preocupamos que tu las tienes siempre preparadas, y «a son de Mar». Cuidaros.

  2. https://www.youtube.com/watch?v=Op9DTqyjevI

    LE RONDINI
    Canción de Lucio Dalla, q.e.p.d., dedicada al “Las golondrinas”
    Una tierna canción que me ayuda a no perder contacto con la lengua de Alighieri

    Vorrei entrare dentro i fili di una radio
    E volare sopra i tetti delle città
    Incontrare le espressioni dialettali
    Mescolarmi con l’odore del caffè
    Fermarmi sul naso dei vecchi mentre Leggono i giornali
    E con la polvere dei sogni volare e volare
    Al fresco delle stelle,, anche più in là

    Sogni, tu sogni nel mare dei sogni.

    Vorrei girare il cielo come le rondini
    E ogni tanto fermarmi qua e là
    Aver il nido sotto i tetti al fresco dei portici
    E come loro quando è la sera chiudere gli occhi con semplicità.

    Vorrei seguire ogni battito del mio cuore
    Per capire cosa succede dentro
    e cos’è che lo muove

    Da dove viene ogni tanto questo strano dolore
    Vorrei capire insomma che cos’è l’amore
    Dov’è che si prende, dov’è che si dà

    Sogni, tu sogni nel mare dei sogni.

  3. Buenos días, Fernando. Ya estamos todos, en prosa y en verso.
    A ti también se te echaba de menos…Esperaremos con ilusión tus artículos de los domingos y tus fotos de los lunes.
    Un abrazo fuerte.

  4. «Cruzamos las fronteras,
    y los mares
    Enfrentamos los dos
    la adversidad.
    Desafiamos también mil temporales
    para poder vivir un madrigal
    Llegamos con las alas ya cansadas
    con las alas cansadas de volar
    Por montañas, valles y cañadas
    Pero con muchas ganas
    ambos de cantar.
    Golondrinas viajeras
    vamos sin descansar
    añorando quimeras
    pero buscando siempre donde nidar.
    Miramos el pasado y no hay reproches
    vivimos el presente sin pensar».

  5. Es una pena que se marchen las golondrinas, con sus «blanquinegras» plumas, pero os preocupéis pues que ya volverán.
    Mientras, y por ahora tenemos la suerte de que nos arriba la gran pluma de una escritora que enseña y relata como nadie los rincones mas recónditos y guapos de nuestro Oriente. Seas bienvenida Perela, que ya se te echaba en falta, a ti, y por supuesto a tu mas ferviente admirador, que aunque ese sea yo (¡Vale!. Es Valentín), vamos a darle cancha a «Rostroazul», al que también se le recordaba, y mucho.
    Un abrazo y hasta la vista amigos.

  6. A donde ira
    Veloz y fatigada
    La golondrina
    Que de aquí se va
    Junto a mi lecho
    Le pondré su nido
    En donde pueda
    La estación pasar
    También yo estoy
    En la región perdido
    Oh cielo santo!
    Y sin poder volar
    Ave querida
    Amada peregrina
    Mi corazón
    Al tuyo acercare
    Voy recordando
    Tierna golondrina
    Recordare
    Mi patria y llorare

  7. Ya estamos de nuevo en Diario!! Y esperamos que nos acompañes con tus acertados e ingeniosos comentarios. Un abrazo muy fuerte, Eugenio.

  8. Vuelven en otoño, los escritos y las fotografías de una nueva temporada.
    ¡Qué gusto! …, habrá que ir despertando las neuronas.
    Un abrazo amigos

Dejar respuesta