El pardón

3
492

Este ratonero, al que conocemos como pardón, lo vimos en una rama de un árbol de la parroquia de Pría. Estaba mirando para abajo, esperando pacientemente a que se moviera un ratón, una musaraña o algún pequeño reptil.

Al reparar en nuestra presencia, salió volando con pocas ganas y contrariado.

Maiche Perela Beaumont

Fotografía: Valentín Orejas

3 Comentarios

  1. Hay que ver qué cosas aprende uno con vosotros, queridos amigos.
    Por cierto, Anabel tiene un primo que una vez jubilado se retiró a vivir en una masía, y entre sus aficiones, huerto y frutales, tiene unas gallináceas, entre las que se encuentran tres parejas de faisanes. Son bonitos, pero creo que son mucho más listas, nuestras humildes gallinas, y para belleza señorial, más chulesca y algo canalla, nuestros gallos.
    Respecto a Lanzarote, la isla preciosa, y las obras del artista y arquitecto Cesar Manrique,… ¡”Muy güais”!, que es por lo visto como se define así entre los jóvenes, la máxima expresión de la belleza.
    Pero amigos, que queréis que os diga, para mí, eso de vivir en una isla….
    Un abrazo

  2. Rostroazul, muy buenos días.
    En el paraíso hemos amanecido en calma y con sol, que ya es mucho, después de que anoche, como dicen los marineros, «viniera la mar». No se produjo ningún daño en el puerto, a no ser que las enormes olas jugaron con algunos de los aparejos depositados en el muelle, tampoco le ocurrió nada a los barcos.
    Me impresiona que se levanté usted tan temprano. ¡Ni que tuviera que cruzar un océano!
    No sé cómo tomarme que me llame gallinácea..Le salva que entre los galliformes está el faisán..Por cierto el otro día pude ver uno…Ya lo contaré..
    Le agradezco mucho sus notas sobre la longevidad del busardo y su presencia en las islas… Es un pájaro muy acomodaticio, ya que se reproduce satisfactoriamente en infinidad de habitats y climas. A mí lo que más me gusta de él son los planeos tan largos de sus vuelos.
    En cuanto a Lanzarote, no estoy en absoluto de acuerdo con usted, yo estuve dos veces en la isla y a no ser el viento que me levantaba dolor de cabeza, me pareció que tiene personalidad propia y me gustaron sus cortas distancias que permiten visitarla en un santiamén..Tengo muy gratos recuerdos del Mirador del río, de la Geria, de Teguise, Órzola, Famara, desde luego del Timanfaya..Lo que no me entusiasmaron tanto fueron las playas de Papagayo, quizá esté muy mal acostumbrada al contar en Llanes con las más bonitas del mundo.
    Le espero el sábado, que escribiré sobre «un redescubrimiento».

  3. Doña Maiche…

    Con retraso esta vez….. El pardón de la foto es toda una declaración de princípios. Se cuenta por los especialistas que la clave de la buena salud de esta rapaz, se haya en su alta tolerancia para con los hombres.

    Como le sucede a la eurraca, puede anidar en el lindero de un pueblo y rapiñear todos sus prados o incluso seguir los pasos de sus habitántes…….luego «cuidadín» con este paxarón, que al menor descuido se lleva una gallina de las que corretéan por la aldea y aunque Llanes no es una aldea…. usted tiene un poco de gallinacea….. Por aquello andar picando un poco por todos los sítios..

    Pues bien, aquí mi aportación al cuaderno. Sepa usted doña, que el busardo es bastánte longevo… Puede llegar a los 20 años, gracias a su dieta variada….. Pero eso pasa porque a partir de los 10 años cuando su escasa agilidad en el vuelo acrobático, ya desaparece por completo, lo vemos como un señor de los postes de las carreteras esperando que algo suceda para llevarse un premio, como así ocurre, con algún gato, rata, puerco espín o conejo… que suelen sucumbir a los faros de los coches que circulan de noche.

    También me llama la atención su insularidad. En España lo encontramos en 6 de las 7 islas Canarias. Todas excepto Lanzarote….. lo cual no es de extrañar, y dice bastánte de su buen juicio…. porque salvo la casa de Omar Sarif…. poco más se puede apreciar de Lanzarote. Y lo mismo debe pensar de Baleares única comunidad donde está extinto…… se me ocurre que no le guste el catalán para la educación de sus hijos.

    Por último me encanta el eco de su piiiiiii..
    aaaaa….. entre majadas y valles.

Dejar respuesta