La «Capitana» (Voces preventivas y ejecutivas)

0
433
Fiestas de la Magdalena, la lancha 'Capitana' dirigiendo la Salea por el puerto interior. (Circa 1890)

Uno de los eventos más espectaculares de nuestras fiestas es la Salea, y que hoy en día todos hemos visto cómo se desarrolla durante las fiestas de Santa Ana, y ciertamente es un espectáculo, pero el saber y la tradición de la más antigua Salea, como fue la de la Magdalena, tenía un orden y una liturgia en la lancha “Capitana”, que ahora no tiene y que voy a intentar explicar, aunque en alguno de los casos invierta el orden.

Salea de la Magdalena. la ‘Lancha Capitana’ maniobrando en el puerto interior, para dirigir la Procesión (Circa 1935)

Imaginémonos que nos encontramos en el muelle del Llegar, (hoy calle del Muelle), observando la preparación de la “Capitana”. En primer lugar, decir que la lancha “Capitana”, era una embarcación a remos, que, navegando en el primer lugar, presidia y dirigía esta especial “Procesión sobre la Mar”.

Nos damos cuenta de que está formada en el muelle la dotación de la lancha, dando frente a la embarcación donde se encuentre atracada, y para que todo esté bien organizado para el perfecto desarrollo y coordinación de todos los movimientos, el “Patrón de gobierno”, colocado a popa (uno de los dos que patrones que iban embarcados, el otro está en proa), daba las señales para la maniobrabilidad de la lancha, con unas voces ya estipuladas, y que eran estas:

  • “Embarca bote”. A esta voz preventiva, embarcan los proeles la banda atracada, con la boza y bichero los primeros y la codera el segundo, arriman y abarloan la lancha de forma que la dotación pueda embarcar por la banda sin pisar la regala, de dos en dos, y por entre las bancadas trasladarse hacia proa, hasta que cada pareja llegue a la suya, momento en que cada uno gira hacia la crujía (eje central proa-popa), colocándose en pie sobre el plan (fondo) del bote mirando hacia popa. El patrón es el último que embarca y una vez a bordo, los proeles y popel ocupan sus puestos.
  • “Sentarse”. Dada esta voz por el patrón, la dotación ejecuta este movimiento, y que con el fin de que todos lo hagan el mismo tiempo se dan una palmada en el muslo, y a continuación se sientan en una posición que ha de ser erguida, mirando hacia popa y con las manos sobre las rodillas.
  • “Aclarar remos” o “Aclarar guiones”. Se refiere a que el proel y popel de cada banda ordenan los remos sobre las bancadas por orden de longitud decreciente de la banda a crujía, con los guiones (parte por donde se coge el remo), alineados desde el “canto de proa” (parte delantera en que se unen las amuras), a la bancada de popa, las cañas juntas y las palas montadas un poco unas sobre otras, quedando encima los más cortos. Una vez que estén los remos aclarados la dotación vuelve a la posición de sentados.
  • “Listos a armar”. A esta voz preventiva, los proeles, con el antebrazo, suben las palas de los remos a la tapa de regala, el resto de la dotación coge cada uno su remo empezando por los popeles, que toman los remos más próximos al costado (los más largos), y los ponen apuntando hacia proa, la pala horizontal con la caña apoyada en la regala a proa del tolete siguiente a la de su bancada. El remo debe estar agarrado con la mano de crujía por el guion y la otra, por debajo de la caña a la altura del luchadero, con el brazo extendido, el tronco en torsión con la cabeza dirigida hacia la pala del remo.
  •  “Armar”. Se pasa de la situación de remos largados a la de “alza”. Con la mano que empuña el guion se hace un giro para que la pala no ofrezca resistencia ayudando con la mano de dentro a alojar el remo en el tolete.
  • “Alza”. En esta posición todos los remos se colocan horizontales y paralelos, las manos siguen unidas cogiendo el remo por el guion pegado al cuerpo a la altura de la cadera.
  • “Listos a abrir”. A esta preventiva voz (“listos a desatracar”), el popel de la banda atracada prepara la codera para largarla, mientras el proel de la misma banda larga la boza (cabo corto firme por un chicote, sirviendo para sujetar con varias vueltas del otro chicote), y coge el bichero pues la postura de los proeles cuando están en posición de espera para abrir o atracar el bote, será dando frente a proa agarrando el bichero con la mano contraria a la banda de atraque a la altura de la cintura y la otra con el dorso hacia popa a la altura de la cara y antebrazo horizontal.
  • “Proa abre”. Bajo esta orden ejecutiva, los proeles con la coz del bichero (“gancho”), abren el bote y el popel larga la codera (cabo con que se amarra la lancha, por la popa al muelle), entonces, y una vez abierto el bote, los proeles se quedan de pie mirando a proa, con los bicheros en la mano.
  • “Proa dentro”. En ese momento, los proeles dejan los bicheros a crujía sobre las bancadas, se sientan y arman los remos.
  • “Armar”. Bajo esta voz ejecutiva, la dotación levanta simultáneamente los remos y, sin que resbalen por la tapa de regala, los llevan hacia popa hasta el tolete, a donde han de llegar todos a la vez, quedando los remos en la posición de “alza”, o “remos alzados”.
  • “Agua”.  A esta voz, los remos arbolados se levantan, enmendando la posición de las manos, hasta que los guiones rebasen las rodillas, y a esta voz de “agua”, se dejan caer con brusquedad guiándolos para que el estrobo del luchadero se aloje en el tolete y queden en la posición de “alza”. La pala del remo no debe tocar el agua.
  • “Boga”. Con esta voz ejecutiva los remeros comienzan a remar al unísono.
  • “Largar remos”.  A esta voz se zafa rápidamente el remo del tolete, se amadrina al costado y se sujeta con la mano de fuera por el guion.
  • “Listos a arbolar remos”. Esta voz preventiva, se puede ordenar a partir de dos situaciones, la de remos dentro y la de remos alzados
  • “Arbolar remos”. Bajo esta voz ejecutiva, se ponen los remos verticales apoyando los guiones en el plan entre los pies. Las palas de los remos quedan alineadas en el sentido popa a proa. El brazo de crujía pegado al costado, con el antebrazo a escuadra y la mano cogiendo el remo con fuerza. El brazo del costado horizontal a la altura del hombre y la mano agarra fuertemente el remo.
  • “Listos a meter dentro” Voz preventiva que se puede ordenar desde la posición de remos arbolados o alzados.
  • “Remos dentro”. Tras esta orden ejecutiva, se levantan los remos de los toletes impulsándolos con la mano que está en el guion, y, torsionando el cuerpo se meten a bordo de forma casi simultánea empezando por los de más a proa, debiendo quedar los extremos de los guiones a la altura de la bancada de popa y las cañas juntas. Una vez arrancados los remos la dotación adopta la postura correcta de sentados.
  • “Listos a cruzar guiones”. A esta voz preventiva, y partiendo de la posición de alza los de la banda de estribor con la mano izquierda agarran el guion del remo de su compañero de bancada, y los de la banda de babor lo mismo con la mano derecha.
  • “Cruzar guiones”. Bajo esta voz ejecutiva, se tira de los remos hasta que los guiones queden alojados, descansando, en los guardapolvos más próximos a cada tolete.
  • “Proa”. Esta orden se da cuando se va a atracar, para que los proeles metan remos dentro y cojan los bicheros.
  • “En pie”. Para que la dotación se ponga de pie dentro del bote y adopten la postura de firmes.
  • “Desembarca bote-mar”.  La dotación se pone en pie al mismo tiempo que da una palmada sobre los muslos, y en orden inverso al de embarque, se lleva a cabo el desembarco. Una vez en tierra se adopta la formación inicial sobre el muelle, hasta el “rompan filas”.

Y ahora, proeles, popeles, remeros, patrones, seguidores y simpatizantes, a la romería a pasarlo “a tope”, que todavía queda mucha tarde por delante.

Hasta la vista.

Fernando Suárez Cué

Dejar respuesta